Horalatina 

Relojes Suizos de Lujo & Relojería Internacional - Sitios de Internet & Magazines
Buscar
English
Español
Français
Pусский
繁體中文
简体中文
Relojes Suizos de Lujo & Relojería Internacional - Sitios de Internet & Magazines

 
 
 
 
 

SUBSCRIBE TO THE MAGAZINE | E-NEWSLETTER
Artículos


GLASHÜTTE - Una START-UP de 170 años de antiguedad



GLASHÜTTE - Una START-UP de 170 años de antiguedad

Europa Star WorldWatchWeb, 13/03/2017   English

Arruinados, oprimidos, saqueados – La fortaleza relojera Alemana ha tenido éxito levantándose de las cenizas varias veces. Sus ’crisis del cuarzo’ eran guerras reales, bloqueos y desmantelamiento al por mayor. Como la relojería Suiza, sufre una crisis profundamente arraigada, Viajamos a Glashütte para investigar lo que ha sucedido desde la caída del muro. Todo tenía que ser reconstruido desde cero y todo (o casi todo) todo lo ha sido. Notas de viaje (Parte II).

GLASHÜTTE - Una START-UP de 170 años de antiguedad

«Lo sentimos, no somos Suizos. Pero ¡Somos Alemanes!»Esta es la respuesta de Yann Gamard, el CEO de Glashütte Original, cuando se le preguntó si era realmente posible producir relojes no Helvéticos atractivos. Su colega Sajón Alexander Philipp de la marca Tutima lo respalda "Hay ya tantas marcas de relojes en el mercado que cuando un minorista ya tiene diez marcas Suizas en su cartera, el hecho de ser Alemanes nos distingue un poco".

Entonces, ¿qué le parece viajar un poco al norte de Suiza? En un momento en que la industria relojera Suiza está experimentando una desaceleración de una magnitud que no se ha visto en mucho tiempo, te hace bien cruzar la frontera y llegar a Glashütte, una pequeña y tranquila ciudad rodeada de colinas entre Dresde y la República Checa. Este templo de la relojería Alemana ha experimentado una notable expansión en tiempos recientes. Uno de los mejores ejemplos de esto es Nomos: ultra-atrevida y muy admirada por los estetas chic urbanos, la marca se permite el lujo de ofrecer movimientos propios partir de 1.000 euros, y la ironía de tener una colección de relojes hechos en Glashütte bautizados – Zurich.

Pequeños Alemanes versus grandes Suizos

La industria de relojes de Glashütte, identificable por su placa base de tres cuartos desarrollada por el «patriarca», Ferdinand Adolph Lange, que lo distingue de sus primos Suizos, reconocible por la calidad de sus acabados y atención al detalle, y elogiada por su precio moderados, podría casi enseñar a los relojeros Suizos una o dos cosas. Aunque muchas de las empresas Suizas se proclaman «manufacturas» mientras lo compran todo, las habilidades integradas han sido una realidad en este valle Sajón - incluyendo el control sobre sus surtidos de movimientos.

Nomos desarrolló su propia colaboración con la Dresden University of Technology. El director de Nomos Uwe Ahrendt con entusiasmo nos muestra su nuevo movimiento automático DUW 3001, al mismo tiempo que observa una diferencia de espíritu entre la «start-up» Glashütte con la bien establecida industria relojera Suiza, por razones obvias: «Un gigante y confiable fabricante de movimientos como ETA, por ejemplo, desarrolló sus modelos en los años 70; Son resistentes, y de eficacia probada. Ellos los venden. Entonces, ¿por qué cambiar?»

Nomos , que registró un crecimiento de más del 30% en 2015 y que produce alrededor de 20.000 relojes al año con un personal de 240 empleados, tiene la intención de duplicar su tamaño en los próximos tres años. Como sus compañeros manufactureros en la región, puede contar con un mercado interno sólido, así como también un avance en el mercado de los Estados Unidos. Acaba de ampliar su inventario de máquinas herramienta (que son Suizas) en respuesta a la demanda creciente, y se ha fijado el objetivo de construir un segundo taller adicional.

Cortés respeto y pullas sutiles

En cuanto a A. Lange y Söhne, su nuevo edificio ya está construido, inaugurado con pompa y ceremonia por la Canciller Angela Merkel en 2015. Wilhelm Schmid, CEO de esta haute horlogerie, echa un vistazo a su alrededor: «En Glashütte, casi todos trabajamos en diferentes segmentos, por lo que hay poca superposición entre nuestros nichos de mercado y todos estamos trabajando en desarrollar la relojería regional, con ciertas normas de calidad. Difieren, por supuesto, dependiendo del segmento de precios, pero en mi opinión, ningún reloj barato debe salir nunca de Glashütte. Eso sería perjudicial para todo el mundo».

En Glashütte Original, incluso se nos explica existe un «acuerdo de caballeros» entre las marcas, al que «no escapan empleados de otras compañías». Por lo tanto, ¿un mundo idílico donde la paz y la serenidad viene antes que el interés individual? No nos engañemos - detrás del discurso oficial está la habitual maledicencia, y los empleados van de una empresa a otra, al igual que en Suiza. Los CEO actuales de Nomos y Moritz Grossmann son, incidentalmente, como anteriormente A. Lange & Söhne, la verdadera nave nodriza de la industria relojera.

Mientras que el respeto cortés reina entre las marcas, la competencia está cristalizando en torno al legado de Glashütte, en particular. Cada marca tiene su orgullo y cree que son lo que mejor encarna el espíritu original del lugar. Todos reasumieron sus nombres anteriores en los años 90 y los años 2000. Sin embargo, este legado no puede darse por sentado, dada la turbulenta historia de la región, que ha sido reducida a escombros en varias ocasiones. De hecho, todo en Glashütte surgió de las ruinas. Echemos un vistazo más de cerca.

GLASHÜTTE - Una START-UP de 170 años de antiguedad GLASHÜTTE - Una START-UP de 170 años de antiguedad

SUBIDAS Y BAJADAS DE GLASHÜTTE

Reloj autómata “El oso tamborilero” (alrededor de 1625)
Reloj autómata “El oso tamborilero” (alrededor de 1625)

Las mejores horas de Sajonia

Para comprender la historia de la relojería en Glashütte, tiene que empezar con una visita a Dresde y el magnífico Salón Mathematisch-Physikalischer Salón del Palacio de Zwinger. Peter Plessmeyer, el conservador, nos da la bienvenida para un recorrido por sus salas y sus extraordinarios objetos mecánicos y científicos, tales como el autómata mecánico del siglo XVII del oso tamborilero.

Diseñado como un invernadero para el Rey de Sajonia, desde 1728 el Zwinger se había convertido en un Palacio de la ciencia modelado como entidades similares en Londres y París: de este período, se puede ver un gabinete con espejos azogados y lentes gigantes. «El palacio gradualmente llegó a especializarse en astronomía y, como los instrumentos exigen una gran precisión, pavimentó el camino para el desarrollo de la relojería», explica Peter Plessmeyer. «Dado que Dresde no era un gran centro de la industria relojera, la ciudad adquirió su know-how desde el exterior, especialmente de diseñadores Británicos de cronómetros navales».

El relojero Sajón Johann Heinrich Seyffert (1751-1818), en particular, se dispuso a rivalizar con sus homólogos Ingleses. El dio lugar a toda una línea de grandes y extremadamente productivos relojeros, como el profesor de Johann Christian Friedrich Gutkaes (1785-1845), que era él mismo el mentor de Ferdinand Adolph Lange (1815-1875). Juntos, los dos hombres diseñaron el famoso Fünf-Minuten-Uhr en la ópera de Dresde que, con sus dos enormes aberturas rectangulares, que todavía influyen en el diseño de Lange.

Aunque el mentor soñó en vano con la industrialización de la producción de relojes, tuvo éxito después de innumerables viajes a París, Londres y Suiza y con la presentación de numerosas patentes. Nuestra próxima cita Está en el German Watch Museum, inaugurado por el Swatch Group en una escuela de relojería en Glashütte.

¿Porque Glashütte?

A mediados del siglo XIX, Glashütte era una aldea indigente. Su economía que dependía de la minería de los metales se había secado. Justo cuando Ferdinand Adolph Lange estaba pidiendo apoyo financiero del rey de Sajonia, se puso en marcha un programa para varios pueblos de esa zona rural. Once aldeas compitieron unas con otras por un nuevo centro relojero. El momento era el justo, con el advenimiento de la revolución industrial, la demanda de relojes de bolsillo estaba aumentando.

Glashütte, la más pobre de las localidades, fue elegida en parte porque se ofreció a pagar parte de la inversión, pero también debido a su proximidad a Dresde. Así fue que Lange Llegó en 1845, acompañado por 15 aprendices y compañeros relojeros; Ellos fueron los «padres fundadores» de la industria en Glashütte y combinaron sus esfuerzos para producir el movimiento típico de la región. Sin embargo, durante muchos años Lange y sus sucesores continuarán inscribiendo ’Dresden’ en las esferas de sus relojes.

Al principio, Glashütte era una copia al carbón de la industria relojera Suiza - el resultado del descubrimiento de Ferdinand Adolph Lange del établissage durante sus viajes a Suiza. Alrededor del año 1900, esta manufactura comprendía alrededor de unos cien pequeños talleres. Pero gradualmente, la «copia» comenzó a desarrollar su propia interpretación de la relojería, cuya característica más famosa es la placa base de tres cuartos, un diseño en «sandwich», mientras que los Suizos tendían a trabajar más con puentes. A medida que se abrían nuevos mercados, la pequeña ciudad Sajona se comenzó a forjar una reputación internacional por sí misma.

Cuando Suiza reconstruyó Glashütte

Las cosas se desmoronaron al final de la Segunda Guerra Mundial, cuando el este de Alemania fue ocupado por el Ejército Rojo. Glashütte, un importante proveedor para el ejército, fue bombardeada al final de la guerra. Los Soviéticos cargaron toda la maquinaria de producción en los trenes destinados a la URSS, para aumentar su propia capacidad relojera, y la aldea tuvo que comenzar de nuevo desde cero. En la economía planificada, todas las empresas de Glashütte se vieron obligadas a fusionarse para crear un conglomerado relojero, Glashütter Uhrenbetrieb (GUB), para la producción en serie. Las exportaciones a Alemania Occidental se reanudaron en los años sesenta.

Después de la caída del Muro de Berlín en 1990, no había más que alrededor de 70 personas que siguieran trabajando en la industria relojera en Glashütte. Sin embargo, ¡otro nuevo comienzo fue llamado! Dos hombres, Günter Blümlein y Walter Lange, unieron fuerzas para lanzar de nuevo la producción de calidad y revivir la tradición de la relojería fina en Glashütte. Los nombres del pasado habían resurgido. Y detrás de ellos, la inversión Suiza, con la adquisición de Glashütte Original y Union Glashütte por el Swatch Group, y la de A. Lange & Söhne por Richemont a la vuelta del siglo. Hoy, las dos más importantes marcas en este pueblo Alemán están en manos Suizas. El apoyo no era únicamente financiero, sino también tecnológico. Las ideas circulan entre Ginebra, Le Sentier, Bienne, Schaffhausen y Glashütte.

«Las historias relojeras de Suiza y Glashütte siempre han estado estrechamente entrelazadas», subraya Yann Gamard. «Ahora, tenemos nuestro lugar en el corazón de Baselworld, y estamos orgullosos de poder estar allí, ¡compitiendo con los grandes nombres Suizos!» Por cierto, es extrañamente irónico que el museo que lleva el nombre de Nicolas Hayek, el «salvador de la industria relojera Suiza», se encuentre en – Alemania.

¿Hacia un lobby conjunto?

Hoy en día, en Glashütte, tres marcas ocupan el centro del escenario con más de 200 empleados y una visibilidad global: A. Lange & Söhne (Richemont), Glashütte Original (Swatch Group) y Nomos. Pero detrás de ellas, hay un zumbido entre bastidores de marcas que también se están desempeñando en la tradición relojera de la región, la mayoría de ellas con nombres bien conocidos del pasado: Moritz Grossmann, Tutima, Bruno Söhnle y Mühle-Glashütte. En cuanto a Wempe, han instalado su observatorio en la ciudad, proporcionando el equivalente del COSC, el instituto oficial de pruebas de cronometría Suizo.

Entonces, ¿dónde están estas marcas independientes? Thilo Mühle de la marca homónima, cree que necesitan unirse para plantar cara a los grandes grupos. «Cada marca está haciendo su propio desarrollo y perdiendo dinero en el proceso. Somos más fuertes juntos, por ejemplo cuando se compran herramientas o materiales, o cuando se negocia con las redes de distribución en Alemania». Por el momento, no ha surgido tal alianza.

¿Por qué no unir fuerzas para promover la visibilidad del nombre Glashütte a nivel internacional? «Creo que el hecho de que todas las marcas aquí lleven el nombre de Glashütte en la esfera es ya una hazaña considerable en cuanto a promover la región, y también significa que estamos orgullosos de estar aquí», responde Wilhelm Schmid. "El nombre es bien conocido por todos los amantes de los relojes ilustrados. Entre el público en general, me pregunto ¿Cuántas personas han oído hablar de la Valle de Joux?

No ostentación, no estrellas

Otra característica también sorprende cuando se visita este valle Sajón. Mientras el ecosistema Suizo de relojería ha generado una gama completa de futuristas, extravagantes y ultra-modernas marcas durante los últimos quince años, como Richard Mille, Urwerk y MB&F, Glashütte no ha experimentado ninguna brecha con la tradición, aunque ha experimentado rupturas fundamentales en su historia - la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría - de una especie desconocida en Suiza.

Una vez más, la respuesta de Wilhelm Schmid es: «Sólo tenemos 25 años de edad, ¡todavía somos nosotros mismos una start-up! Hoy en día, Glashütte ocupa el lugar que merece en el mapa de la relojería mundial: nunca seremos tan importantes como Suiza, porque somos sólo algunas marcas en una pequeña ciudad. Pero veo un emocionante futuro: cada marca tiene que contribuir al éxito de este pequeño valle, cada uno en su propio segmento, cara a cara con sus competidores. Todos y cada uno de ellos tiene que explicar que un reloj de aquí es diferente de un reloj de otra parte». ¿Eso significa que no hay espacio para nuevas empresas? "Un día habrá un Philippe Dufour de Glashütte, Tal vez uno de nuestros aprendices actuales, pero por el momento somos demasiado jóvenes. ¡Ya hay un montón de start-ups aquí!«Por cierto, la edad media muy joven de los relojeros en Glashütte es otro rasgo característico - varias marcas tienen sus propias escuelas relojeras. Yann Gamard suministra su versión:»Estamos en una región que ha sobrevivido a través de la solidaridad y no ofrece mucho margen para el individualismo. Así que no estoy seguro de que vayamos a ver estrellas de la relojería, nombres realmente grandes como los que han surgido en la industria en Suiza en los últimos años. Aquí, todo es cualquier cosa menos ostentoso".

Thilo Mühle ofrece una opinión más matizada: «Habrá recorrido para los jóvenes relojeros y las nuevas empresas, pero no si seguimos la tradición Glashütte, el nicho ya está saturado. De hecho, las marcas que fueron relanzadas después de 2004 han tenido muchos más problemas para desarrollarse que sus predecesores». Ciertamente pueden también terminar en este bastión Sajón, como se demostró con la quiebra de la marca C. H. Wolf la primavera pasada. Las calles de Glashütte, están llenas de susurros del pasado, algunos fantasmas nacen de nuevo así como otros son puestos a descansar.

LECTURA RECOMENDADA:

A. LANGE & SÖHNE, THE WATCHMAKERS OF DRESDEN - Reinhard Meis

GLASHÜTTE - Una START-UP de 170 años de antiguedad

www.watchprint.com

Más artículos sobre Glashütte en nuestro especial 90 aniversario:

Fuente: Europa Star TIME.BUSINESS/TIME.KEEPER Dic. 2016 - Ene. 2017





Más sobre relojes alemanes :
14/03/2017 - Artículos - GLASHÜTTE - Tres pistas para el futuro de Glashütte
09/03/2017 - Artículos - GLASHÜTTE – Una villa, varias manufacturas
27/04/2016 - Noticias - Cuando el “Made in Glashütte” es el asunto
13/10/2015 - Artículos - MERCADO - Relojes Suizos o Alemanes, ¿Cuales son los mejores?



WorldWatchWeb.com

Europa Star es la publicación líder de la industria de la relojería internacional.
Desde hace más de 89 años, Europa Star proporciona a distribuidores, minoristas, y fabricantes de relojes la información actualizada de las más importantes marcas relojeras, eventos y mucho más. Nuestras publicaciones, tanto impresas como en soporte electrónico, están pensadas para dar servicio a la comunidad relojera y sus canales de venta, además de servir a los aficionados de todo el mundo. Contando con ediciones en diferentes idiomas, Europa Star tiene un acceso asegurado a los mercados internacionales.


INFO ANUNCIANTES | ACERCA DE EUROPA STAR | CONTACTA | DESCARGAS | ENLACES