100. articulos


RELOJERÍA 2014 / BASELWORLD - LA MARATÓN DE BASILEA

English 中文


DESCUBRIR EL ALMA DE BASELWORLD REQUIERE MAS DE DOS SUELAS RESISTENTES

Previous Previous

 PILO & CO.

Desde su creación en 2001, Pilo & Co. se ha establecido como una compañía relojera por excelencia con relojes de calidad a precios muy competitivos.

Modernos y llamativos en apariencia con nombres intrigantes como Corleone, Doppio Orario, Invidia, Capone y Stravaganza, fue toda una sorpresa cuando me aventuré en el stand de la marca, allí, de pie como un pulgar dolorido en medio de modelos estandard de belleza, ver un conjunto de seis relojes sublimemente únicos que rompían completamente con la tradición Pilo.

El exclusivo conjunto de seis relojes Pilo & Co. watches con sus exquisitas esferas pintadas a mano.
El exclusivo conjunto de seis relojes Pilo & Co. watches con sus exquisitas esferas pintadas a mano.

Este exclusivo conjunto de relojes de 39 mm en oro blanco de inmediato llama la atención por el impacto del caleidoscopio de colores: Esferas de madreperla pintadas a mano en Suiza por André Martinez de Le Locle, realzadas por el brillo de los diamante engastados en los biseles. Los relojes están equipados con un movimiento automático y completados por una correa de piel de cocodrilo cosida a mano.

Las esferas multicolores tomaron de sesenta a setenta horas para ser producidas y retratan los seis dioses de la religión budista Tibetana. Las esferas esmaltadas de los esferas de los pequeños segunderos están esmaltadas, establecidas en una posición ligeramente superior a la posición normal a las seis en punto, gira en su configuración floral y cuentan con una oración inscrita perteneciente al Dios.

Con un valor de venta estimado de 150.000 francos suizos, estas seis obras de arte únicas son una ganga si tenemos en cuenta el trabajo que supone y la originalidad de los relojes - y ya han sido adquiridos por un coleccionista afortunado.

Por una vez voy a dejar que las ilustraciones hablen por sí mismas - a excepción de añadir que los relojes me proporcionaron uno de mis mejores momentos en Baselworld.