80. time-keeper


HEGID, MECÁNICA MODULAR

RELOJERÍA EVOLUTIVA

English Français
mayo 2019


HEGID, MECÁNICA MODULAR

La startup Francesa Hegid ha desarrollado un concepto de cápsulas de reloj intercambiables asociadas con una serie de diferentes correas de cuero y brazaletes. Con este proyecto, propone reconstruir los fundamentos de la forma en que pensamos acerca de los relojes.

H

emos estado luchando durante décadas en la industria de la relojería para encontrar una respuesta a este dilema insoluble: venderle al cliente un objeto que superará su propia vida, mientras le sigue brindando placer a pesar del paso de las temporadas y las modas. Los «iconos» del reloj, los reales, tienen el mérito de ir más allá de la moda. Los relojes de moda de cuarzo, por otro lado, se supone que son menos duraderos, un complemento temporal en lugar de un compañero de vida.

El resurgimiento de la llamada relojería «atemporal» en las últimas décadas, en un mundo que es cada vez más cambiante, acentúa de alguna manera esta ecuación. Puede elegir poseer una gran cantidad de relojes, cada uno destinado a una ocasión diferente. El mundo de los coleccionistas se está expandiendo. Pero esto también tiene un precio. Aprovechando el concepto moderno de «modularidad», Hegid, la start-up Francesa, lo aplica a la relojería mecánica y lleva este ejercicio a sus límites: se basa en un «ingrediente básico», la esfera del reloj, que se acompaña de una selección de diferentes tipos debandas de la caja, correas y biseles.

Ejemplo de combinación de componentes de Hegid (1)
Ejemplo de combinación de componentes de Hegid (1)

Ejemplos de combinació de componentes de Hegid (2)
Ejemplos de combinació de componentes de Hegid (2)

Ejemplos de combinación de componentes de Hegid (3)
Ejemplos de combinación de componentes de Hegid (3)

La relojería «progresiva» de Hegid comienza en los 2.400 euros por una cápsula llamada Neo o Retro, equipada con un movimiento hecho en Suiza. Las bandas de la caja, en formato redondo o cuadrado, cuestan entre 250 y 400 euros. Las correas, hechas de piel de becerro, caimán, avestruz o búfalo, cuestan entre 80 y 200 euros. Exponiendo en la última edición de Baselworld, Hegid presentó una nueva selección de correas con SuperLuminova (fabricada en asociación con el Atelier du Bracelet Parisien) y algunas producidas en Squama, un material ecológico hecho de cuero marino (en asociación con Cuir Marin de Francia).

La compañía ha desarrollado un sistema que le permite al usuario cambiar la banda interna y la correa en menos de 10 segundos. Cada reloj se entrega en un estuche diseñado para acomodar sus diferentes módulos.

Emeric Delalandre, Henrik Gauché y Grégory Gauché, fundadores de Hegid
Emeric Delalandre, Henrik Gauché y Grégory Gauché, fundadores de Hegid

En términos de distribución, al igual que otras start-ups, Hegid pretende encontrar la mejor fórmula entre los mundos virtual y físico. La marca ha desarrollado un sistema de kits de presentación para puntos de venta, que ofrece una visión general de las múltiples posibilidades para combinar cápsulas, bandas de la caja y correas. Los socios reciben una comisión por cualquier compra realizada on-line utilizando su código asignado.

Además, hay un configurador on-line disponible para probar todas las variaciones posibles.

Boutique de Hegid en Paris
Boutique de Hegid en Paris

¿Adoptaremos el hábito de cambiar de un reloj a otro cambiando los componentes del reloj? Con este proyecto, Hegid propone reconstruir los cimientos de cómo percibimos un reloj. La marca ya ha anunciado nuevas opciones modulares para sus cápsulas: reserva marcha, fecha y segundo huso horario.