time-keeper


Kauri, el viaje de un relojero independiente

NUEVA MARCA

English
octubre 2020


Kauri, el viaje de un relojero independiente

Samuel Gillioz se formó en primera instancia en la Ecole d’Horlogerie de Ginebra antes de perfeccionar sus habilidades con algunos de los relojeros más prestigiosos, incluido Vacheron Constantin. Ahora sigue su propio camino, siguiendo su sueño de armonizar la fina mecánica Suiza con un material que rara vez se ve entre los relojes de élite: la madera preciosa.

S

amuel Gillioz se formó en primera instancia en la Ecole d’Horlogerie de Ginebra antes de perfeccionar sus habilidades con algunos de los relojeros más prestigiosos, incluido Vacheron Constantin. Ahora sigue su propio camino, siguiendo su sueño de armonizar la fina mecánica Suiza con un material que rara vez se ve entre los relojes de élite: la madera preciosa.

Para Samuel, la independencia significa poder compartir su pasión por los relojes y los materiales excepcionales como maderas raras, combinando los dos para crear un reloj único y hermoso. Kauri es la plataforma en la que puede transformar sus ideas en realidad y sus diseños en un objeto real. No hay mayor honor para un maestro artesano.

Madera y mecánica, una inusual pareja

La idea había germinado y los primeros diseños estaban listos. Luego vinieron las primeras máquinas: un torno 102 Schaublin de 1949 y una fresadora Aciera F1 de 1973. Con estas herramientas, finalmente pudo construir sus primeros prototipos.

Se necesitaron muchos meses para finalmente crear el primer modelo Kauri, un cronómetro Suizo automático revestido en una caja sólida hecha de madera preciosa o semipreciosa.

La madera se ha considerado durante milenios un material verdaderamente noble. Cada especie tiene sus propias cualidades y características intrínsecas, ofreciendo al artesano multitud de posibilidades creativas.

Cada tipo de madera es fascinante y se puede utilizar para crear objetos verdaderamente únicos y hechos a medida. Incluso entre diferentes piezas de la misma madera, el material utilizado para crear cada caja Kauri tiene su propio carácter único. Es por ello que seleccionamos meticulosamente cada madera, contemplando las vetas, la densidad y el patrón de vetas para elaborar un reloj de la más alta calidad.

La calidad y la experiencia tradicional son el núcleo de este proyecto, y es por esta razón que cada reloj Kauri está certificado como Swiss Made.

Más del 90% del valor de un reloj Kauri proviene de aquí, en Suiza. Esto refleja un compromiso arraigado con los acabados de la más alta calidad, hecho posible gracias a la estrecha colaboración con empresas Suizas cuyas habilidades y experiencia se han demostrado una y otra vez.

El primer reloj

Una destilación de pasión, técnica y artesanía

Un mecanismo de acero 316L de cara abierta de fabricación Suiza combina elegantemente con un exterior de madera. Por dentro y por fuera, cada detalle de este reloj inaugural ha sido cuidadosamente seleccionado y desarrollado para garantizar la más alta calidad, resistencia y resistencia al agua. Este reloj mide 41,00 mm por 43,80 mm y tiene 9,80 mm de grosor.

El acero está cuidadosamente acabado a mano al más alto nivel, con cada parte de acero visible pulida y satinada, contrastando el mate con el liso. Las correas de cuero son producidas en Ginebra por Protexo, una empresa familiar.

Un reloj de gran carácter y personalidad, este primer modelo de edición limitada une el acero frío con la calidez de la madera. Cada reloj de la serie está numerado del 1 al 50, con el número de su elección grabado en la parte posterior de su reloj.

Un nuevo enfoque de la caja tradicional

Desde el principio, este reloj fue diseñado para armonizar la madera y el acero en un todo coherente. Su fabricación refleja esto, entregando un reloj fuerte y robusto que se puede reparar fácilmente si es necesario.

El diseño es el siguiente:

  • Una «cápsula» hecha de acero inoxidable 316L, resistente al agua hasta 30 m, para proteger el mecanismo del reloj,
  • Un bisel pulido frente a una esfera esqueletizada, con agujas blancas o negras,
  • Inserciones de correa de acero inoxidable 316L a las 12 en punto y a las 6 en punto aseguran la correa a la caja impermeable,
  • El revestimiento de madera octogonal revela el carácter único de cada madera,
  • Los biseles de acero y madera se suceden alrededor de la esfera, punto por punto y borde por borde,
  • La madera se trata con un aceite secante para una mayor protección.

Las posibilidades no tienen fin

La elegancia natural del ébano de Macassar proporcionará tonos intensos y oscuros, mientras que los tonos contemporáneos del Brezo, una madera que se ve con más frecuencia en las pipas, pueden servir mejor a un reloj de todos los días. La madera de Violeta y sus llamativos patrones de vetas seguramente llamarán la atención, y la madera de Kauri puede traer de treinta a cincuenta mil años de historia a tu muñeca.

También hay una selección de manecillas y se puede colocar una esfera opaca trás de ellas. Aquí, cada reloj está hecho a medida de las necesidades y deseos de su nuevo propietario.

Elaboración de madera preciosa y rara

Combinar madera y acero para crear un reloj único puede parecer extravagante, pero el nec plus ultra de materiales nobles ofrece una gran cantidad de oportunidades para un maestro artesano.

Las maderas preciosas son extremadamente delicadas para trabajar, y se necesitan muchos pasos antes de que la pieza final vea la luz del día. Este minucioso trabajo es lo que distingue a estos objetos, lo que los hace únicos y es la razón por la que se han utilizado para elaborar los artículos más prestigiosos y valiosos desde tiempos inmemoriales.

Un cuidadoso proceso de selección asegura que cada pieza sea única

Cada madera es única y, desde el color hasta la veta, cada una tiene su propio carácter distintivo. Esto es lo que abre tantas posibilidades al artesano, que puede dotar a cada reloj de carácter y personalidad. Desde la selección de la madera hasta su elaboración final, cada paso se maneja con sumo cuidado.

En primer lugar, se estudian cuidadosamente la calidad y el aspecto intrínsecos de la madera y solo se selecciona la madera más fina. Luego se corta para revelar las partes más interesantes de la madera, que corresponden al diseño del reloj. El proceso requiere herramientas potentes: se utilizan herramientas de corte de acero para garantizar el mejor acabado posible en el corte.

Luego, cada lado se lija suavemente para obtener un acabado impecable, antes de aplicar un aceite de secado natural para desarrollar un brillo hermoso y una superficie más fuerte y duradera.

EUROPA STAR CLUB - ¡ÚNASE COMO MIEMBRO !
Nuestra base de datos incluye a más de 100.000 páginas y 70 años de historia de la relojería con todas las herramientas de búsqueda a su disposición. Un tesoro para todos los conocedores profesionales y aficionados.