Los nuevos relojes del Swatch Group vistos a través de los archivos de Europa Star.


Glashütte Original, Sajón hasta la médula

RETRO-PERSPECTIVA

English Français
junio 2019


Glashütte Original, Sajón hasta la médula

Glashütte Original se inspira en sus raíces desde 1845, en la década de 1920 con el trabajo de Alfred Helwig, en la era comunista desde la década de los 60, y en su renacimiento en la década de los 90, sin dejar de ser intransigentemente Sajona (aunque miembro del Swatch Group).

L

os orígenes de la «Vallée de Joux» Alemana, Glashütte, se remontan a 1845, cuando los primeros relojeros, incluido Ferdinand Adolph Lange, se establecieron en la pequeña ciudad minera para crear una industria relojera Alemana con altos estándares de producción (lea nuestro informe sobre la zona haciendo clic aquí). A partir de esa fecha, los talleres comenzaron a proliferar allí.

Pero, a diferencia de la pacífica Suiza, la turbulenta historia de Alemania interrumpió repetidamente el surgimiento del valle de la relojería en Glashütte y cambió su destino.

Los orígenes del propio nombre «Glashütte Original» reflejan esto. Fue en 1916 que el primer reloj de un relojero llamado Karl W. Höhnel se firmó como «Glashütte Original». En noviembre de 1918, la empresa Deutsche Präzisions-Uhrenfabrik Glashütte (Sa.) fue registrada. Quería que el lugar de origen de sus productos formara parte de su nombre, incluido en sus relojes de bolsillo de 1921, «para demostrar que este producto era genuino y no una imitación extranjera.»

Para satisfacer la demanda, la compañía creó una nueva firma, La UROFA y la UFAG que siguieron a la Deutsche Präzisions-Uhrenfabrik Glashütte (Sa.) después de que se cerró en el año 1925. La UROFA y la UFAG compartieron el trabajo: la UROFA fue responsable de la producción de los movimientos y componentes en crudo y la UFAG terminó y montaba los relojes...

Extracto del Journal Suisse d'Horlogerie de 1921.
Extracto del Journal Suisse d’Horlogerie de 1921.

Durante el mismo período, el maestro relojero Alfred Helwig, con sede en Glashütte, inventó un nuevo tipo de tourbillon, fijado en un solo lado, ahora conocido como el «tourbillon volante». La invención le dio al tourbillon una nueva ligereza y transparencia. También demostró la excelencia relojera, científica y técnica de Glashütte.

El tourbillon volante de Alfred Helwig, un modelo de demostración de 1927. Esta innovación influiría fuertemente en el destino de Glashütte Original hasta el día de hoy.
El tourbillon volante de Alfred Helwig, un modelo de demostración de 1927. Esta innovación influiría fuertemente en el destino de Glashütte Original hasta el día de hoy.

Al final de la Segunda Guerra Mundial, el territorio de Glashütte y Dresde, la ciudad principal más cercana, pasaron a la Alemania Oriental. Las autoridades de los años 60’ tenían una visión diferente de la relojería.

Los diversos talleres independientes se agruparon en una sola entidad, el VEB Glashütter Uhrenbetriebe (GUB), orientada hacia la producción en masa (algunos de esos productos, especialmente en los años 60 y 70, son interesantes por derecho propio, como podemos leer a continuación). Pero la fuerza laboral disminuyó inexorablemente, tanto que cuando el Muro cayó en 1989, solo quedaban 72 técnicos y mecánicos de precisión entre los más de 2.000 empleados en el sector en en Glashütte.

Cuando el Muro cayó en 1989, solo quedaban 72 relojeros en Glashütte.

Heinz W. Pfeifer, y luego Nicolas Hayek

El relanzamiento de la marca Glashütte Original se produjo un año después, en 1994, cuando Heinz W. Pfeifer compró los locales y las máquinas y relanzó la producción bajo el nombre de Glashütte Original, con la ambición de reunir todas las operaciones de diseño y producción bajo un mismo techo. En pocos años, Glashütte Original había recuperado su prestigio perdido.

El «renacimiento» del tourbillon volador de Helwig ocurrió tan pronto como se reinició Glashütte Original, como se muestra en esta imagen publicada en Europa Star 4/1996.
El «renacimiento» del tourbillon volador de Helwig ocurrió tan pronto como se reinició Glashütte Original, como se muestra en esta imagen publicada en Europa Star 4/1996.

En 2000, Nicolas Hayek decidió concentrarse en la marca (en parte como respuesta a la adquisición de A. Lange & Söhne por parte de Richemont, que fue relanzada en paralelo por el genio Günter Blümlein). Hans W. Pfeifer accedió a venderla, aunque se mantuvo a la cabeza de la empresa. Esta entrada de un grupo industrial importante permitiría que Glashütte Original creciera aún más fuertemente.

Desde entonces, el tourbillon volante de Helwig siempre ha sido el pináculo de la producción de la marca.

Europa Star 2/2001: Se abre un nuevo milenio para Glashütte Original, un fabricante que ha sobrevivido a muchos trastornos geopolíticos.
Europa Star 2/2001: Se abre un nuevo milenio para Glashütte Original, un fabricante que ha sobrevivido a muchos trastornos geopolíticos.

2019, una primicia mundial

Este año, Glashütte Original ofrece una primicia mundial para su Alfred Helwig Flying Tourbillon al combinarlo con una parada de segundos, un reinicio de cero y detención de minutos. Esto garantiza un ajuste de tiempo preciso que es completamente Sajón, al permitir la sincronización de las manecillas de segundos y minutos.

Se han registrado dos patentes para esta construcción compleja, que permite detener el tourbillon volante en pleno vuelo simplemente sacando la corona. Luego, un embrague vertical inmoviliza la jaula del tourbillon y su volante y, tirando de la corona nuevamente y sujetándola, la segunda agula montada en la jaula se posicionará a cero, mientras que la manecilla de los minutos se ubicará en el siguiente índice. Al soltar la corona, se pueden configurar la hora y los minutos mientras los segundos permanecen bloqueados a cero. Al empujar la corona hacia atrás, se libera el segundero y todo está perfectamente sincronizado.

Glashütte Original ofrece una primicia mundial para su Alfred Helwig Flying Tourbillon al combinarlo con una parada de segundos, un reinicio de cero y detención de minutos.

Además, el calibre de cuerda manual 58-05 que lo impulsa tiene una reserva de marcha de 70 horas y está debidamente certificado como cronómetro por el Servicio de Calibración Alemán, una autoridad independiente con sede en Glashütte. La caja de platino de 42 mm enmarca un movimiento delicadamente elaborado y parcialmente esqueletizado que revela su estructura escalonada.

Un nuevo PanoMaticInverse

Hace diez años, Glashütte Original lanzó el PanoInverse. Su distinción, como su nombre indica, reside en su inversión de la construcción habitual para permitir que el puente de equilibrio «flote libremente» sobre el corte de la platina.

El PanoInverse tal como se publicó en 2014 en Europa Star.
El PanoInverse tal como se publicó en 2014 en Europa Star.

Esta nueva edición, limitada a 25 ejemplares, presenta el famoso «puente de mariposa», grabado muy fino a mano en una superficie chapada en rodio, con líneas que evocan zarcillos de follaje, un motivo que también está grabado en el movimiento, como se ve en la parte posterior del reloj.

Este delicado trabajo decorativo se complementa con las técnicas altamente tradicionales de chatones de oro pulidos y atornillados, rubíes rojos, tornillos azulados, grabados de oro y agujas esqueletizadas.

El Senator Chronometer

El reloj insignia de la colección Senator, el Senator Chronometer se introdujo por primera vez en 2009, pero con su perfecta legibilidad y una estética refinada, se convirtió rápidamente en un clásico de la marca y un gran éxito.

Two watches from the Senator collection, published in Europa Star 5/2011.
Two watches from the Senator collection, published in Europa Star 5/2011.

El Senator Chronometer regresa en 2019 en una versión con una caja de oro rojo de 42 mm y un bisel refinado que deja más espacio para la esfera plateada texturada y granulada. Cronómetro certificado por la DKD, el servicio de calibración Alemán, se puede ajustar al segundo más cercano.

Pequeño segundero a las 6 en punto, indicador de reserva de marcha a las 12 en punto, gran fecha saltante a las 3 en punto, indicador de día/noche: todas las características que, según la marca, «están inspiradas en cronómetros marinos históricos».

El cronómetro es accionado por el calibre 58-01 de cuerda manual (44h 40 min de reserva de marcha), con función de parada/reinicio que detiene la visualización del tiempo, reinicia la visualización de los segundos y los bloquea en esta posición simplemente tirando de la corona. Al girarlo para ajustar la hora, la aguja salta al siguiente índice, manteniendo así la relación de minutos y segundos.

El PanoMaticLunar y el PanoReserve

La gama Pano es emblemática de un enfoque muy «Sajón» de la relojería. Como tal, representa uno de los mayores éxitos de la marca. El diseño de sus diversas esferas, su gran fecha característica y su armonía estética (gobernada por la Sección Áurea) lo han convertido en uno de los relojes más populares entre los coleccionistas.

La gama Pano es emblemática de un enfoque muy «Sajón» de la relojería. Como tal, representa uno de los mayores éxitos de la marca.

El Panomatic Lunar tal como apareció en Europa Star 4/2015.
El Panomatic Lunar tal como apareció en Europa Star 4/2015.

Los dos nuevos modelos presentados en 2019, con cajas de oro rojo y esferas de azul saturado (que se hacen en la propia casa), continúan esta tradición con gracia. Tomemos, por ejemplo, las dos lunas doradas, suavemente convexas, estampadas y luego mecanizadas con un cortador de diamante, que se desliza sobre el firmamento plateado, en el PanoMaticLunar. O el delgado Gangreserve contra un fondo galvanizado azul profundo, en el PanoReserve, cuyo nombre está escrito en la esfera para recordar el origen Alemán de su producto.

El calibre automático 90-02 (4 Hz, reserva de marcha de 42 horas) inmaculadamente acabado, equipa el PanomaticLunar.

En cuanto al PanoReserve, está impulsado por el calibre 65-01 de cuerda manual (4 Hz, reserva de marcha de 42 horas), que ofrece un ajuste de precisión con un mecanismo de doble cuello de cisne, desarrollado internamente.

El calibre 65-01 de Glashütte Original.
El calibre 65-01 de Glashütte Original.

Relojes herramienta

Los requisitos Alemanes en cuanto a la precisión y la excelencia científica son bien conocidos y, por lo tanto, es natural que la relojería Sajona haya contribuido al avance del conocimiento (como lo demuestra el Gabinete Real de Instrumentos Físicos y Matemáticos en Dresde, por ejemplo).

Instrumentos para la navegación en tierra, en el aire y bajo el agua, cronómetros, relojes de observación, relojes de aviación, relojes de buceo... Todos estos relojes herramienta han perdurado en la Alemania Oriental, donde la ciencia y el progreso son fundamentales.

Un Spezichron Glashütte de finales de 1960.
Un Spezichron Glashütte de finales de 1960.

Relojes como el que se muestra arriba, o su gemelo, el Spezimatic Type RP TS 200, en el que se basa directamente el nuevo SeaQ 1969, testifican la continuidad del reloj herramienta. No es casualidad que, en el espíritu revivalista de la relojería mecánica de hoy, Glashütte Original esté hurgando en sus cajas de archivo.

El SeaQ 1969, apropiadamente limitado a 69 piezas, se inspira directamente en un reloj de buceo de 1969 que es absolutamente emblemático de este período. A su manera, es parte de la «historia de la modernidad», como muchos otros modelos que están resurgiendo.

El SeaQ de 1969 forma parte de una nueva colección de Glashütte Original, Spezialist, que apunta a «personas activas, prácticas e intrépidas», como destaca la marca.

Esta nueva colección deportiva ofrece dos modelos de relojes de buceo, el SeaQ y el SeaQ Date Panorama. Ambos están inspirados en los relojes del buceador de la misma época, pero los revisan con pequeños toques suavizantes y discretos efectos de color, montándolos en acero, cuero o tela.

SeaQ Date Panorama

Glashütte Original, Sajón hasta la médula

Glashütte Original, Sajón hasta la médula

Glashütte Original, Sajón hasta la médula

Glashütte Original, Sajón hasta la médula

Glashütte Original, Sajón hasta la médula

Glashütte Original, Sajón hasta la médula

El SeaQ Date Panorama es impermeable a 30 bar, un estándar profesional. Incorpora una corona atornillada, una parte posterior central de cristal de zafiro, y está probado DIN o ISO para resistencia al agua, legibilidad, resistencia a impactos y salinidad.

También en el menú: un bisel giratorio en el sentido de las agujas del reloj, un minuto de detención transparente y una marca de referencia triangular recubierta con SuperLumiNova, así como los marcadores de hora y minutos y las manecillas de horas, minutos y segundos.

El SeaQ Date Panorama está equipado con el calibre automático 36-13, que ofrece una notable reserva de marcha de 100 horas y una gran fecha a las 4 en punto, todo en una caja de acero inoxidable de 43,2 mm.

SeaQ Date

Glashütte Original, Sajón hasta la médula

Glashütte Original, Sajón hasta la médula

Glashütte Original, Sajón hasta la médula

El SeaQ Date, resistente al agua hasta 20 bar, ofrece las mismas especificaciones técnicas que el primer modelo. Pero está equipado con el calibre automático 39-11, está alojado en una caja de acero de 39,5 mm y ofrece una reserva de marcha de 40 horas, una función de parada de segundo y una visualización de la fecha a las 3 en punto.

Retorno a los Sesenta

¡Para descubrir la última colección de Glashütte Original, la Sixties, ¡eche un vistazo a nuestras ediciones impresas Europa Star 3/2019 y Europa Star Première 3/2019!

Glashütte Original, Sajón hasta la médula

EUROPA STAR CLUB - ¡ÚNASE COMO MIEMBRO !
Nuestra base de datos incluye a más de 100.000 páginas y 70 años de historia de la relojería con todas las herramientas de búsqueda a su disposición. Un tesoro para todos los conocedores profesionales y aficionados.