Un informe especial sobre proveedores de relojes


Historia de éxito: una reorientación hacia las mascarillas de protección

RETRATO

English Français
diciembre 2020


Historia de éxito: una reorientación hacia las mascarillas de protección

Ahora que la pandemia forma parte de la vida cotidiana, la producción de máscaras se está convirtiendo en un enorme mercado industrial. Se han abierto miles de fábricas en China para producir mascarillas de papel. Alarmado ante la perspectiva de un posible desastre ecológico, la fundadora del especialista en microfibras Keller Trading ha convertido sus instalaciones para producir máscaras que se pueden reutilizar una y otra vez. Babette Keller Liechti comparte la cronología de su reacción a la crisis que se desarrolla. Un ejemplo inspirador para toda la industria.

D

esde principios de año, algunos grandes nombres del sector del lujo han presentado iniciativas como la producción de desinfectantes o mascarillas para combatir la pandemia. El objetivo de estas acciones temporales es mostrar solidaridad en tiempos de crisis. Para Babette Keller Liechti, fundadora de Keller Trading, un proveedor Suizo de productos de microfibra para la industria de la relojería, el panorama es bastante diferente: su empresa apunta a establecerse firmemente en un nuevo mercado: el de la producción de máscaras protectoras.

“Estamos muy lejos de dejar atrás la crisis de salud”, dice. “Sin medidas gubernamentales más estrictas, la segunda ola será más fuerte que la primera y la tercera será aún más fuerte que la segunda. China ha podido contener el virus porque saben que la única solución es la contención estricta.”

Keller Trading, un proveedor suizo de productos de microfibra para la industria relojera, tiene como objetivo establecerse firmemente en un nuevo mercado: el de la producción de mascarillas protectoras.

Babette Keller Liechti fundó Keller Trading para productos de relojería profesional, luego KT Home para el cuidado personal. La producción de máscaras se aloja en esta segunda estructura.
Babette Keller Liechti fundó Keller Trading para productos de relojería profesional, luego KT Home para el cuidado personal. La producción de máscaras se aloja en esta segunda estructura.

Siendo especialista en textiles y, por tanto, conocedora de la larga tradición del uso de mascarillas en Asia (un continente muy consciente de los riesgos de una pandemia), la emprendedora explica que sintió el peligro que se avecinaba ante un caso de un virus desconocido. se informó en China a mediados de diciembre de 2019. “Comencé a descubrir la posibilidad de producir máscaras con la microfibra que usamos para los relojes. Me puse en contacto con la Oficina Federal de Salud Pública de Suiza para averiguar cuánto tiempo podría sobrevivir el coronavirus con el material y acumulé nuevas reservas de fibra.”

Masque Everyday 2.0 KT Home

Superar varios desafíos en un nuevo mercado

Febrero: los primeros casos surgieron en Europa, sin generar mucha reacción; todos recordamos los debates sobre si llevar una mascarilla serviría de algo. Babette Keller Liechti explica que en ese momento había desarrollado 14 prototipos de mascarillas diferentes y había comenzado a producir una serie de ellas para sus familiares y empleados. Sin embargo, los primeros resultados no fueron satisfactorios. “La microfibra no formó un sello contra la piel, era incómoda de usar y dejaba entrar partículas. No era la protección que quería.”

La empresaria se puso en contacto con un socio comercial con sede en Corea del Sur que también se especializa en microfibras. “Me proporcionó varios textiles, incluido el que seleccioné. Al final, la máscara está hecha de un 90% de microfilamentos de poliéster y un 10% de microfilamentos de fibra de plata y spandex, para un ajuste óptimo.”

Los primeros resultados no fueron satisfactorios. Luego, la empresaria se puso en contacto con un socio comercial con sede en Corea del Sur que también se especializa en microfibras.

La compañía ofrece seis tamaños de mascarillas, para niños y adultos.
La compañía ofrece seis tamaños de mascarillas, para niños y adultos.

Las medidas de contención comenzaron en Marzo. Al mismo tiempo, se desarrolló un sitio web por KT Home (la rama de cuidado personal de Keller Trading) que comercializó las primeras mascarillas. Aquí también fueron necesarios ajustes: “Empecé con un tamaño M estándar, pero muy pronto me di cuenta de cuánto varía realmente la morfología de una persona a otra. La máscara tiene que proteger desde la parte inferior del mentón hasta la mitad de la nariz mientras permite que la piel respire y se sienta cómoda” Se introdujeron gradualmente seis tamaños diferentes, tanto para niños como para adultos.

Una iniciativa inspiradora para la industria

Babette Keller Liechti pensó que la demanda vendría naturalmente de sus clientes existentes: los relojeros. Después de todo, tienen que aguantar largas jornadas en el banco de trabajo, lo que puede ser bastante exigente físicamente en sí mismo, pero imagínese llevar una máscara incómoda... Su predicción resultó errónea: “He tenido relojeros individuales entre mis clientes, pero los grupos y las empresas han preferido pedir grandes cantidades de máscaras de papel desechables.”

Este es otro aspecto perverso del virus que destaca la empresaria: “Los políticos no previeron semejante diluvio de máscaras de papel, que se ha convertido en un factor importante de contaminación ambiental. Además, los problemas de exposición a plaguicidas relacionados con el material durante largos períodos de uso son una amenaza insidiosa. Hay personas que van a tener problemas de salud, no por el Covid-19, sino por la mala calidad de las mascarillas producidas en masa.”

“Los políticos no previeron semejante diluvio de máscaras de papel, que se ha convertido en un factor importante de contaminación ambiental.”

La nueva máscara Everyday 2.0 está certificada con una eficiencia de filtración que supera el 70% con un tamaño de partícula de 1 micrómetro.
La nueva máscara Everyday 2.0 está certificada con una eficiencia de filtración que supera el 70% con un tamaño de partícula de 1 micrómetro.

Es para contrarrestar esta doble amenaza - médica y ecológica, que Babette Keller Liechti defiende el concepto de mascarillas Suizas hechas de microfibras que se pueden lavar y reutilizar (con un precio de alrededor de veinte francos cada una). Por eso ha redirigido parte de su personal a su producción: “El objetivo es ofrecer impermeabilidad no a la respiración sino al virus, sin filtro de papel entre el textil y el rostro. La eficiencia de filtración de partículas supera el 70% con un tamaño de partícula de 1 micrómetro.”

Máscaras de papel desechables, un potencial desastre ecológico
Máscaras de papel desechables, un potencial desastre ecológico

Vendidas a empresas o particulares a través de Internet, las máscaras de KT Home cumplen con la certificación Testex Community Mask, aprobada por el grupo de trabajo Suizo sobre el Covid-19. El tejido utilizado está certificado por Koteri (Corea del Sur) y la FDA (EE. UU.). “Durante los meses de Octubre y Noviembre, contratamos a 20 personas para la producción de máscarillas”, dice Babette Keller Liechti. “Desde principios de Noviembre, hemos vendido más de 30.000 piezas y las ventas se han cuadriplicado desde que obtuvimos nuestra certificación a mediados de Octubre”.

La técnica de producción ha sido patentada por la empresa y las máquinas utilizadas, cada una con una capacidad de producción de 800 mascarillas por día, se encargan a Alemania. Es solo un corto tramo desde allí para concebir una conversión más amplia de la infraestructura industrial Suiza y Europea para fabricar protección de alta calidad contra un virus que está destinado a convertirse en un elemento fijo en nuestras vidas durante algún tiempo.

¿Hacia una conversión más amplia de la infraestructura industrial suiza y europea?

La empresaria concluye: “Invertí más de 100.000 francos Suizos en I+D para la producción de mascarillas en tiempos de crisis. Todavía queda mucha educación por hacer para alentar a las personas no solo a usar una mascarilla, sino a usarla correctamente. Antes de ponerte un producto en la cara durante mucho tiempo, vale la pena preguntarte: ¿mi mascarilla es de buena calidad?”

Este artículo es parte de un informe que será publicado en nuestra edición impresa el 30 de Noviembre del 2020.

EUROPA STAR CLUB - ¡ÚNASE COMO MIEMBRO !
Nuestra base de datos incluye a más de 100.000 páginas y 70 años de historia de la relojería con todas las herramientas de búsqueda a su disposición. Un tesoro para todos los conocedores profesionales y aficionados.