100. articulos


El ARM09 de Armin Strom, el primer movimiento propio de la marca

abril 2010


Por Pierre Maillard

El ARM09 de Armin Strom, el primer movimiento propio de la marca

Europa Star había informado anteriormente acerca de la creación de una nueva manufactura, pequeña en tamaño, ciertamente, pero muy bien diseñada y organizada – la Manufactura Armin Strom, en Bienne (ver la edición 5/09). Los frutos de esta inversión (con el soporte del mayor accionista en Armin Strom, la familia de industriales Michel, quienes también apoyan las Artes) a tomado cuerpo ahora en la forma de un hermoso calibre de cuerda manual, el ARM09 ( Armin-RéserveMarche09). Este movimiento de carga manual está equipado con una reserva de marcha de ocho días y responde a dos requerimientos: un movimiento que no solo reune estrictos criterios de calidad y cronometría, sino que además es intrinsecamente “bello”. En otras palabras, un movimiento cuya arquitectura ofrece una óptima visibilidad del mecanismo. “Nosotros buscabamos un movimiento propio, cuya realización técnica fuera un perfecto reflejo de la identidad visual y las decisiones de diseño de la marca,” Explica Serge Michel, el joven presidente de la nueva entidad. Esto está de acuerdo con la filosofía de marca Armin Strom. No en vano, en un principio basó su reputación en ser el indisputado maestro del reloj skeleton.

El ARM09 de Armin Strom, el primer movimiento propio de la marca

Clásica y moderna arquitectura

El movimiento ARM09 no solo está muy bien equilibrado y perfectamente diseñado visualmente, sino que también cumple los criterios técnicos que Claude Greisler, el constructor que se unió al equipo hace tres años, ha tenido el deber - y el placer - de desarrollar. Ciertas características técnicas son, en este sentido, muy esclarecedoras. Un ejemplo de ello es el innovador mecanismo de cuerda manual, cuyo cubrerrochete gira hacia la esfera, ofreciendo así una visión directa del tren de engranajes a medida que comienza a moverse. La liquidación del mecanismo de carga, se lleva a cabo utilizando dos barriletes (cada uno de ellos incluye un muelle de tracción con una longitud total de 1,8 mm y un ancho de la hoja de 0,88 mm). Montados en serie, estos dos barriletes están hechos de un metal que ha sido desarrollado especialmente para facilitar el engrane del latón con latón. Ellos transmiten su impulso a las ruedas que también fueron desarrolladas específicamente para este proyecto. Sus piñones están endurecidos hasta el núcleo y sus dientes han sido pulidos, mientras que la forma específica de cada diente se ha cortado con precisión mediante tecnología CNC. Tanto el áncora como la rueda de escape son de oro macizo, básicamente por motivos de fricción y en el balance de oro se hallan arriostrados cuatro tornillos de acero de ajuste para regular el momento de inercia. El calibre también incluye un muelle de balancín curvado Breguet (el muelle de balancín proviene de la Ingeniería de Precisión, y es cada vez más utilizado por las pequeñas marcas de alto rendimiento). El ARM09, cuyo diferencial de reserva de marcha es de ocho días, late a una baja frecuencia de 2,5 Hz o 18.000 alternancias por hora (una combinación de inercia alta y baja frecuencia - una garantía de buenos resultados de explotación). Este calibre tiene un total de 146 componentes y 34 rubies y ha sido especialmente desarrollado para Armin Strom. Su diámetro es de 36,6 mm y su espesor es de 6,2 mm (16 1 / 2’’’).

El ARM09 de Armin Strom, el primer movimiento propio de la marca

Una cuestión de posicionamiento

Habiendo establecido una reputación para la calidad estética de los relojes de la marca, Armin Strom no podía hacer menos para el acabado de su primer calibre propio. Un taller de decoración se instaló en el mismo escenario para ofrecer biselados a mano, Côtes de Genève, el recorte, perlado y hasta el grabado a mano - una de las especialidades de Armin Strom. Todo esto ofrece una atención especial a cada movimiento, además de su arquitectura muy rigurosa, moderna y respetuosa de la tradición, con un nivel de acabado de acuerdo con los criterios de alta estética de la marca. Para Serge Michel - ésta es su primera aventura importante en el mundo de los relojes-, este movimiento debe, sobre todo, ayudar a posicionar Armin Strom de una manera precisa en la jerarquía de la relojería. Situado entre los grandes fabricantes integrados y las marcas de renombre histórico, Armin Strom quiere ser reconocida por lo que es hoy, una marca de alta calidad que, desde un punto de vista estético, es diferente a cualquier otra y que, más allá de su identidad visual, puede ofrecer una particularidad exclusiva: un movimiento de la casa producido enteramente en la propia manufactura de la marca. Esta iniciativa es aún más alentadora ya que sabemos que en los próximos años veremos mucha más tensión en el dominio del movimiento. Armin Strom ciertamente ha elegido el camino correcto a seguir.

Fuente: Europa Star Magazine Abril-Mayo del 2010