100. articulos


Parte 3 de 4 - El gran powwow de la industria relojera

English
agosto 2010


Pierre Maillard

El gran powwow de la industria relojera – limpiandonos los ojos

Al otro lado del pasillo, en Patek Philippe, en un ambiente completamente diferente y en un segmento aún más prestigioso, fuimos capaces de "limpiarnos los ojos” , una manera de hablar, es decir, borrar de nuestros ojos todos los excesos que nublaron nuestra visión, mientras nos relajamos y contemplamos lo que podríamos sencillamente llamar relojería magnífica. No hubo anuncios sensacionalistas, pero constantes, en su lugar y con el trabajo constante que está perfectamente a tono con los tiempos, mientras que la marca no se ha olvidado de dónde viene y por qué hace lo que hace.

Hoy en día, Patek Philippe es más fuerte de lo que era antes de la «crisis», reforzada por la determinación de la familia, sus opciones de desarrollo, y la solidaridad de su distribución. Al mismo tiempo, la marca ha tenido el lujo de crear su propio Poinçon o Hallmark.

La noticia más importante en la feria fue el cronógrafo 5170 de la marca, del cual ya hemos hablado ampliamente en nuestra edición anterior (ver Europa Star 2 / 10). Es el punto culminante de una estrategia destinada a alcanzar progresivamente el desarrollo de la propia firma por completo en la oferta de los movimientos de cronógrafo manuales y automáticos, que están diseñados y fabricados de tal manera para convertirse en «clásicos» de forma inmediata.

Parte 3 de 4 - El gran powwow de la industria relojera

5950A y 5951P de Patek Philippe

Con el fin de marcar su recuperada preeminencia en el dominio del cronógrafo, Patek Philippe presenta también un cronógrafo flyback de pulsador único, la referencia 5950A, equipado con el nuevo calibre CH-27-525PS. Disponible en una caja de acero inoxidable, este sofisticado movimiento de 5,35 mm es un récord, y esta hecho individualmente a mano. No debemos la caja de acero como “una provocación", sino más bien como una especie de homenaje a este material que a la par de su excelencia industrial, inicia la apertura de un nuevo nicho en el segmento de mercado de los coleccionistas y aficionados.

El producto final es a la vez muy técnico - como el trabajo de un ferrocarril en movimiento en una esfera opalina y plateada - y sin embargo vagamente vintage - por la decoración de hojas estilizadas grabada en las cuatro esquinas de la esfera.

Aún en el dominio del cronógrafo, noa movemos hacia la gran complicación complicación con un ’”retro contemporáneo" con la mejor apariencia de una caja en forma de cojín. Con un solo pulsador, calendario perpetuo, y fase lunar, este cronógrafo flyback, la referencia 5951P, es más plana del mundo. Los 400 componentes de su calibre CH R 27.525PS Q están contenidos dentro de un espacio de medidas de 27,30 mm de diámetro y 7,30 mm de altura. Muy bien diseñado, de maravillosas y clásicas proporciones, y con una legibilidad perfecta, este reloj es uno de esos que, como dijimos anteriormente, ayudaron a “limpiar nuestros ojos” durante el bullicio en BaselWorld.

Las familias pequeñas y grandes

Las empresas familiares tienen algo que los diferencia. Tal vez sea, simplemente, el tiempo que tienen ante sí. Esto es lo que llegamos a la conclusión a medida que avanzábamos en el stand de Patek Philippe y pasabamos al stand de Hermès. La «familia» de que se trata de Hermès es mucho mayor que la de Patek Philippe. Sin embargo, un espíritu especial sigue dominando la actitud de la marca. Hermes es un “protestante"de lujo, si podemos utilizar estos dos términos en la misma frase, que crece por adquisiciones progresivas desde que la compañía entiende que se necesita tiempo para aprender - y dominar - diferentes actividades incluyendo el cuero, la seda, y finalmente, por supuesto, los relojes.

Desde 1978, con la creación de La Montre Hermès en Bienne (echaremos mucho de menos al muy brillante Jean-Louis Dumas, que falleció recientemente), Hermès ha ido adquiriendo una gran cantidad de savoir-faire relojero y ahora ha entrado en la arena con los principales actores.

Luc Perramond, un ex directivo de TAG Heuer durante el tiempo de Christian Viros, es el nuevo CEO y Director General. Parramond sustituye a Guillaume de Seyne, miembro de la familia, que pasó a mayores responsabilidades. El obejetivo de Luc Perramond es el «sólido anclaje” de La Montre Hermès en el círculo de prestigio de las marcas de relojes suizos.» La posición también ha evolucionado. La línea mecánica de la marca, que representa hoy el 20 por ciento de la facturación, se espera que crezca hasta el 40 por ciento. Mientras que la proporción de relojes de hombre respecto a los de señora es todavía 25/75 por ciento, Perramond dice que esto va a cambiar a medida que aumente la marca la línea masculina, con la intención de que la relación se tralade al 40/60 por ciento. Paralelamente al aumento de la fuerza del reloj mecánico masculino, Hermès se prepara para «poner más sustancia relojera en los relojes femeninos.» Para alcanzar estos objetivos, Parramond se beneficia de dos ventajas importantes, especialmente en estos tiempos de incertidumbre económica: una excelente relación calidad / precio (el precio de venta promedio es de aproximadamente € 2.000 con precios de nivel de entrada tan bajos como 1.000 €), y el hecho de que los consumidores consideran que Hermès es una «inversión segura». Como prueba de ello, Hermès ha disfrutado de un crecimiento global en general en 2009, registrando con los relojes sólo un ligero descenso del 9 por ciento, lo que permitió a la empresa capear el temporal económico sin poner a nadie en la calle (100 empleados en Bienne, 50 en las filiales). Según Luc Perramond de 2010 ya ha comenzado con una tasa de crecimiento de dos dígitos.

Parte 3 de 4 - El gran powwow de la industria relojera

CAP COD TOURBILLON y CAP COD GRANDEs HEURES by Hermès

Como demostración visible de su determinación de entrar en el campo de la relojería de prestigio, Hermès tiene la intención de desarrollar una serie de relojes excepcionales cada año en el dominio del movimiento complicado. Para ello, colaborará con Vaucher (cuyo estado de salud es, en estos momentos, un poco tambaleante como lo demuestra su anuncio de unos 50 despidos), en la que Hermès es una parte interesada. También se propone utilizar los distintos tipos de artes relojeras y habilidades tales como el grabado y el esmalte.

Este año, el primer tourbillon Hermès ve la luz del día, en una excepcional caja clásica Cape Cod, seguido por el modelo de fases lunares en la serie Cape Cod. En cuanto a la Doma Clásica se puede encontrar un Arceau de bolsillo, un calendario perpetuo y un calendario anual mientras que el Cape Cod Grandes Heures dispone de una aguja de horas de velocidad variable. Este tratamiento poético y técnico de mostrar el tiempo abre una vía muy especial para Hermès - del ’tiempo domesticado «o» tiempo imaginario "que la marca tiene la intención de desarrollar aún más. Por otra parte, Hermès presenta una serie de cronometradores que rinden homenaje a las artes y las competencias asociadas a la relojería tradicional, con ejemplos muy hermosos del grabado en madreperla, esmaltado al “grand feu” (inspirado en las famosas “plazas” de Hermès), y esqueletizado. Sin duda, una demostración muy convincente.

Arquitectos de la (re-conquista) del tiempo

Otra demostración, pero esta vez al volvernos en nuestra silla de montar, fue vista en Ebel. Con un lenguaje nuevo, nueva campaña, nuevos productos y nuevos modelos, Ebel ha comenzado «el trabajo de la reconquista de los mercados», que han cambiado en el ínterin, de acuerdo con Marc Michel-Amadry, uno de los co-directores de la marca. «Hoy los consumidores quieren contenido. Ellos quieren una marca fuerte y atemporal. Y para ellos, el precio se ha convertido en un elemento central».

Un «fuerza y atemporalidad de la marca» es exactamente el mensaje que la nueva campaña de marketing quiere transmitir. «Hemos vuelto a la campaña inicial de los Arquitectos del Tiempo, pero la han reforzado considerablemente. Hemos tomado la idea de la huella dejada realmente por el tiempo sobre toda la materia para esculpir los relojes que aparecen en nuestra campaña en arcilla, arena, tiza, seda, agua, etc», explica Marc Michel-Amadry. Es evidente que la campaña se ha alejado de los «embajadores» como centro fundamentalmente del producto. Asimismo, está planeada para un largo periodo (por lo menos de cinco a diez años).

Parte 3 de 4 - El gran powwow de la industria relojera

CLASSIC SPORT de Ebel

En todos los casos, la nueva estrategia se corresponde estrechamente con el trabajo muy fino realizado por Ebel en el plano “arquitectónico«detalles que le dan a las piezas su identidad. El nuevo Sport Classic no solo es puramente»Ebelico” en su naturaleza, sino que ha sido refinado por el trabajo por sutiles trabajos escultóricos en su caja de un solo bloque, así como la estructuración en olas de las tres filas de su brazalete. Con un precio agresivo con un nivel de entrada de 1.690 francos suizos (que pueden transformarse en 2.490 francos suizos por un movimiento mecánico), esta es, sin duda, una pieza para «re-conquistar» el mercado.

Cuadrando el círculo

El mismo espíritu de ’re-conquista’ fue visto en Maurice Lacroix cuyo director ejecutivo, Martin Bachmann, afirmó, «Ahora es el momento de reconsiderar el posicionamiento de la marca para el largo plazo.» ¿Qué quiere decir con eso? Básicamente, que Maurice Lacroix «quiere ser percibida como una marca contemporánea, y que el acento se pondrá en esta modernidad,» todo ello sin dejar de estar esencialmente situado en una gama de precios muy asequibles. Desde el punto de vista estilístico, Maurice Lacroix ha abandonado su clásica y muy elaborada marca a favor de un diseño decididamente contemporáneo, ya sea en términos de sus líneas o en la utilización de los materiales. El ejemplo más convincente de lo que vimos fue sin duda el Pontos Décentrique Lunar Phases en una caja de titanio cepillado magníficamente diseñada, con la fecha a las 6 h en una abertura en forma de lágrima (el sistema para el disco de retorno de la fecha ha sido patentado), horas en un disco giratorio, indicación de la fecha de la próxima luna llena, y un disco doble de zafiro superpuesto, uno que indica la fase de la luna y el otro que muestra el dia o la noche. Las 500 piezas de esta serie limitada tienen un precio de 7.900 francos suizos, mientras que el impresionante Pontos Power Reserve se vende a 2.950 francos suizos, y el Day Date por 2.150 francos suizos.

Parte 3 de 4 - El gran powwow de la industria relojera

MASTERPIECE RÉGULATEUR ROUE CARRÉE de Maurice Lacroix

En una vertiente más tradicional, la colección Les Classiques, igual de bien diseñada por el talentoso Sandro Reginelli, ha crecido, da ahora la bienvenida a un número de nuevas funciones tales como un día retrógrado y una gran fecha. El cronógrafo Valjoux sigue siendo clásico y fácil de leer. Sin embargo, para demostrar que Maurice Lacroix no ha perdido su espíritu especial para la innovación (a la espera del famoso Memory One), que ha salido adelante, dejando a las otras marcas en el polvo, por ser el primero en introducir el famoso “form wheels” , teorizado por Michel Vermot cuando era profesor en la Haute Ecole ARC. Es ahora el mismo Vermot Michel, quien ahora dirige el departamento técnico de Maurice Lacroix. Con la obra maestra Régulateur Roue Carrée, Maurice Lacroix presenta una primicia mundial: una trabajada rueda cuadrada abierta que, impulsada por una rueda en la forma de hoja de trébol, señala la hora con una esquina elevada. Los minutos se muestran en una aguja central, mientras el segundero pequeño a las 6, y el indicador de reserva de marcha (48 horas) se muestra a las 3. La gran dificultad de este dispositivo muy original fue la definición del espacio y la forma de los dientes con el fin de garantizar la transmisión de potencia constante a través del engranaje. La solución fue utilizar la tecnología LIGA para crear las ruedas. Desde el punto de vista visual, el resultado es impresionante. Agregando al efecto que la esfera es en realidad la placa principal del movimiento y se remata con un borde de oro negro. Visible a través del fondo de la caja de cristal zafiro se puede apreciar el movimiento de un hermoso color antracita con su acabado satinado lineal. Esta pieza es, sin duda emblemática de la nueva orientación de Maurice Lacroix.

Un retorno a los Ébauches

Este año, trabajando en un segmento de precios similar a la de Maurice Lacroix, Eterna presentó su Madison Eight Days, que integra el dispositivo Eterna Spherodrive presentado el año pasado. Totalmente desarrollado internamente, incluido su ébauche, este calibre tipo (14 3 / 4 x 12 líneas) tiene dos barriles vinculados en serie y montados sobre un doble rodamiento de bolas en óxido de circonio, evitando así la necesidad de lubricación. Proveyendo un movimiento superior y una gran estabilidad, esta innovación permite el acople perfecto con el sistema de engranajes. Además, el tambor del barril se atornilla sólo desde un lado, su puente se pueden desmontar y volver a montar muy fácilmente, y por lo tanto, facilita grandemente el servicio. Garantiza la precisión excepcional durante ocho días de operación, después de que un mecanismo automático entra en juego para detener el balancín - el movimiento 3510 equipa un reloj cuyo gran día (con un corrector rápido a las 10, utilizable 24/24) está inusualmente posicionado a las 2, mientras que el indicador de reserva de marcha se encuentra entre las 7 y las 8 en punto.

Parte 3 de 4 - El gran powwow de la industria relojera

CALIBRE 3510 y MADISON EIGHT-DAYS de Eterna

Un hecho poco conocido es que, hasta 1932, Eterna y ETA (que no se llamaba así entonces) eran una y única entidad. En ese momento, la fabricación de Ébauches se llamaba Ébauches SA, mientras que la fabricación de relojes terminados se llamaba Eterna. En 1982, con la creación de la SMH, esta doble actividad fue adquirido a la familia Schild por Nicholas Hayek. Quien mantuvo la fábrica Ébauches pero revendió Eterna. Hoy en día, la meta de Eterna es volver con más fuerza a su historia pasada como fabricante de movimientos. El resultado es una nueva serie de su Calibre 38, un movimiento automático muy flexible (con un barril volante en un rodamiento de bolas), que ofrece la posibilidad de salidas variables, como una fecha en un disco o en una aguja, o incluso añadiendo una aguja de 24 horas. Destinados a la producción a escala industrial en grandes cantidades, la venta de este movimiento - con diversos elementos estandarizados - está abierto a terceros. Al utilizar este movimiento como base, Eterna también tiene un módulo de cronógrafo con la particularidad de poder montarlo en el lado del puente en lugar del lado de la esfera. Este por tanto, puede ofrecer una interesante vista de las funciones del cronógrafo en el reverso del reloj. (Para novedades en Porsche Design, que pertenece al mismo grupo, consulte el artículo de Keith Strandberg en este mismo número.)

Fuente: Europastar Magazine Junio-Julio del 2010

Parte 1 de 4: El gran powow de la industria relojera

Parte 2 de 4: El gran powow de la industria relojera:Innovaciones, intenciones e interrogantes - Tiempos modernos

Parte 4 de 4: El gran powwow de la industria relojera: Más Japonés y más global