100. articulos


Laurent Ferrier, el reloj adecuado en el momento adecuado

English Pусский
septiembre 2011


Cualquier relojero digno de ese nombre, obviamente, debe dominar las “fuentes ocultas” del tiempo, o en otras palabras, la medición mecánica del tiempo. Una cuestión de técnica, que es también una cuestión de arte y de gusto, cosas que pueden ser aprendidas y adquiridas. Pero hay una cosa que no puede ser aprendida. Y esto es lo que algunos llamarían “fortuna”, o quizá sería más exacto llamarlo «intuición». La intuición no se puede calcular. Es el arte de llegar en el momento adecuado, al lugar adecuado, con la propuesta adecuada.

Esto es lo que le ha sucedido a Laurent Ferrier. Apenas había presentado su primer reloj el año pasado, a la edad de 60 años, cuando un rumor planetario de inmediato comenzó a difundirse. De ser un desconocido, Laurent Ferrier fue lanzado de repente al centro de atención de la relojería, incluso ganó un Grand Prix d’Horlogerie en Ginebra por su “’Galet Classic” un reloj presentado oficialmente ese mismo año. Esto nunca se había visto antes.

La gran intuición de Laurent Ferrier ha sido el haber llegado - después de los años locos del exceso en el ámbito de la mecánica y el reinado del diseño en todos sus aspectos, tras años de exageración marcada finalmente por la violenta crisis que conocemos - con una propuesta, obviamente, lúcida: un reloj en forma de “guijarro” con el más alto nivel de pureza posible, con tres agujas y numerales Romanos (como cientos de otros), pero impulsando la idea de la discreción hasta el punto incluso de ocultar el tourbillon de doble muelle que da vida al cronómetro en la parte trasera de la caja. (La colocación del tourbillon en la parte trasera también protege al movimiento de la radiación ultravioleta que puede alterar la lubricación y afectaría a la cronometría). Ha sido visto como el opuesto absoluto a los diseños extravagantes que prevalecían en ese momento. Sin embargo, esta característica por sí sola no habría sido suficiente si este “Galet Classic” no hubiera sido«perfecto» en todos los aspectos técnicos, estéticos y cronométricos, - y no hubiera mostrado tales obvias cualidades relojeras.

Laurent Ferrier, el reloj adecuado en el momento adecuado

Laurent y Christian Ferrier, GALET CLASSIC

Hasta el punto de la exageración

Este reloj definitivamente no es el resultado de algún tipo de análisis de marketing, que prevé un retorno del clasicismo. Por el contrario, surge simplemente de la pasión de un hombre que ha acumulado una gran cantidad de savoir-faire relojero (de manera notable, en sus muchos años dedicados a Patek Philippe) y que, como él mismo dice, «quiere hacer una obra que contenga todo lo que ha aprendido en la relojería. Su»plan de marketing«se puede resumir a continuación, en pocas palabras:». Haremos un reloj y, luego, ya veremos". Bueno, ahora hemos visto.

Y lo que hemos visto es una pieza que en su más pequeño detalle ha sido, como Laurent Ferrier declara, empujada «más allá de lo bueno, hasta el punto de la exageración,» independientemente de que este detalle sea estético o técnico. Inspirado, en el verdadero sentido de la palabra, por la gran relojería clásica, Laurent Ferrier ha buscado perfeccionar esta pieza en todos sus aspectos, empezando por la idea de que la cronometría se puede mejorar, sin que ello se vea obstaculizado por prestarle atención a la belleza de su ejecución.

Desde el punto de vista arquitectónico, el movimiento completamente original que conduce el Galet Classic Tourbillon Double Spiral se caracteriza por sus dos grandes puentes de un solo bloque que proporcionan una solidez y robustez superiores sin que, de ninguna manera, disminuyan su elegancia – Ferrier insiste en que quiere que su relojes sean llevables. Este puente de doble encierra un tourbillon de un notable refinamiento.

La apertura permite al usuario admirar no sólo el rigor de sus acabados decorativos – los ángulos afilados cincelados a mano, las piezas de acero redondeadas, perfectamente pulidas, sino también ver el latido del doble muelle opuesto del volante (un Straumann), elegido por su contribución a la cronometría de la pieza. Centrado, el doble muelle permite la misma amplitud tanto en posición vertical como horizontal: una importante contribución cronométrica (el delta - coeficiente de variación – de todos los relojes deLaurent Ferrier es de menos de 4 segundos, mientras que el COSC ha establecido un delta de 10).

En la parte superior del movimiento hay otro detalle, perfectamente emblemático del enfoque deLaurent Ferrier de la relojería: un trinquete con una hoja larga para cargar la pieza (en lugar del moderno muelle de tracción), tal como se practicaba en épocas anteriores, ajustado a la aguja, y que procura un remonte excepcionalmente suave. Esto no sólo se siente en la punta de los dedos, sino que se escucha también... Bajo su riguroso encanto, el Galet Ferrier es un reloj extremadamente sensual – de mirar, tocar, y llevar. Hay un delicado refinamiento y belleza en las agujas en forma de lanza y la esfera de esmalte al grand-feu.

Galet Secret

Animado por su reloj que es inmediatamente reconocible por la mayoría de los coleccionistas más versados, así como por sus pares (Philippe Dufour, la referencia referencia en este campo, nunca deja de cantar sus alabanzas), Laurent Ferrier y su equipo rápidamente presentó otras dos realizaciones.

A principios de este año, la marca desvelaba su Galet Secret, una pieza equipada con el mismo movimiento tourbillon de muelle, que tiene un mecanismo patentado que permite a una segunda esfera ser revelada. Oculto bajo la primera esfera, se hace visible cuando los dos cristales de zafiro se mueven 240 ° (bajo demanda o de forma programada). La primera pieza cuenta con un magnífico cielo nocturno esmaltado por Anita Porchet. Dedicado a las artes decorativas de la relojería, la colección Galet Secret sólo se compone de modelos únicos, abarcando artesanías como el esmalte, la pintura en miniatura, el engastado de piedras,el grabado en cobre, etc.

Laurent Ferrier, el reloj adecuado en el momento adecuado

GALET SECRET

Un micro-rotor de alto rendimiento

Sin embargo, es la tercera pieza, presentada en Baselworld este año, la que demuestra plenamente la creatividad deLaurent Ferrier y su equipo (colaborando estrechamente con su hijo, Christian, un relojero altamente cualificado por derecho propio, así como con Michel Navas y Enrico Barbasini de La Fabrique du Temps, que Europa Star tratará con más detalle en una próxima edición).

Con el Galet Micro-Rotor Entre-Ponts, Laurent Ferrier presenta su movimiento automático base – el estar oyendo «movimiento base» nos hace pensar que no podemos excluir acontecimientos futuros. El micro-rotor permite la creación de un movimiento mecánico muy plano. Por otro lado, tiene la desventaja de tener una capacidad de armado inferior en comparación con un rotor central. este requiere de dos vueltas, o alrededor de 300 en lugar de 150,para cargar el barrilete y dar una vuelta al roquete. Con esto en mente, Laurent Ferrier y sus asociados se fijaron en la manera de mejorar la eficiencia global de la gestión de energía del movimiento, que ellos veían como la única manera de compensar este defecto de remonte.

Dado que el escape de áncora Suizo, siendo altamente fiable, pierde mucha energía en la fuente (entre el 20 y el 40 por ciento), el equipo se volvió hacia el «escape natural» que había sido imaginado por Breguet. Una de las ventajas de este escape, con su doble impulso enviado directamente al volante es proporcionar dos impulsos por oscilación «, un poco como un columpio que es empujado por ambos lados», explica Laurent Ferrier. En su día, sin embargo, Breguet no tenía los materiales necesarios, los medios para fresar de forma precisa las piezas, o la lubricación indispensable para realizar la función de escape de forma adecuada. (Que se compone de dos ruedas de escape que envían impulsos directamente al volante.) Breguet había abandonado por lo tanto esta línea de investigación. Hoy, sin embargo, con la posibilidad de contar con las paletas hechas de silicio, níquel fósforo, así como las ruedas de escape realizadas mediante LIGA (lo que les ofrece una precisión superior), Ferrier y su equipo lograron optimizar la eficiencia de este escape libre y por lo tanto lograron reducir el par necesario para armar el muelle del barrilete, lo que mejora, al mismo tiempo el tiempo de remonte del movimiento.

La optimización de la energía no se detiene ahí, sin embargo. El micro-rotor está equipado con un puente superior sujetado por dos rubíes, lo que mejora la estabilidad y optimiza su poder de carga. Otra particularidad es que el sistema de remonte utiliza un trinquete - y no un rodamiento de bolas, que es «demasiado ruidoso y está muy poco en consonancia con el arte de la relojería» para Laurent Ferrier – y actual de manera uni-direccional, lo que es más eficiente. Finalmente, el peso de micro-masa oscilante se fija a su eje entre dos juntas tóricas, siguiendo el principio del bloque silencioso. En conjunto, estas innovaciones mejoran el poder de remonte de la micro-masa oscilante en aproximadamente un tercio y permite que tenga una reserva de marcha de 80 horas.

Laurent Ferrier, el reloj adecuado en el momento adecuado

GALET MICRO-ROTOR ENTRE-PONTS

Pureza protestante

Desde un punto de vista de diseño, este movimiento con sus excelentes cualidades cronométricas claramente visibles está acabado de una manera destacada: puentes decorados con patrón Côtes de Genève, platina con graneado circular, cantos biselados a mano, engranajes cónicos, cabezas de los tornillos pulidas, ángulos interiores realizados a mano, pulido manual, etc.

Se presenta en una caja de oro macizo de color blanco u oro sutilmente rojo, con superficies limpias y lisas como un canto rodado. Tiene una corona tipo «bola» y su esfera – inspirada por la del reloj queLaurent Ferrier hizo en 1968 como ejercicio de clase en la Escuela de Relojería de Ginebra - viene en plateado o gris pizarra, con un satinado vertical, con un pequeño segundero a las 6 horas y es maravillosamente fácil de leer, puntuado por largos y estrechos marcadores horarios aplicados. Su apariencia es tan modesta como refinada.

Con esta pieza, se puede decir queLaurent Ferrier representa lo mejor de la relojería de Ginebra. Que nace, como sabemos,con un contenido, discreto y virtuoso protestantismo, que se traduce en los relojes en la sencillez, la pureza y la técnica de alta calidad, todo para satisfacer nuestras necesidades de hoy en día de un poco de austeridad. Sin embargo, el número de piezas producidas no es muy alto. En 2011, Laurent Ferrier entregará unos 30 relojes, todos tourbillon y los dos cronómetrosGalet Secret que se han hecho hasta ahora. En 2012, la joven marca espera crear 150 Galet Micro-Rotor y unos 40 relojes tourbillon.

Fuente: Europa Star Magazine Agosto - Septiembre del 2011