articulos



Blacksand preparada para el despegue

English Pусский
octubre 2011



Liberado de las constricciones de la empresa familiar, Alain Mouawad lanza una nueva marca con un enfoque en la más mínima atención al detalle en un diseño que añade un nuevo giro a la clásica caja redonda del reloj.

El grupo privado de la familia Mouawad ha sido un actor importante en el mercado del lujo, especialmente en Oriente Medio. Principalmente dedicado a la joyería y a la industria de los diamantes, el grupo también lanzó sus propias colecciones de relojes, Roberge y Trebor. Fue mientras trabajaba en la gestión de la marca Roberge cuando Alain Mouawad se curtió en la relojería - un área de las actividades del grupo que había sido su pasión desde la infancia.

«Yo nací en una familia de joyeros y nuestro padre nos empujó a seguir la tradición familiar», admite Alain Mouawad. «Siempre fue nuestro padre, el que tenía la última palabra en la empresa. Además,nuestro principal mercado es Oriente Medio, y siempre hizo lo que el mercado le pedía. Como resultado de ello nunca fue capaz de hacer lo que quería.»El punto de inflexión llegó en 2010, cuando el padre de Alain, Robert, se retiró y sus dos hermanos, Fred y Pascal, tomaron las riendas del grupo familiar. Esta fue la oportunidad perfecta para que Alain Mouawad siguiera su camino por separado y estableciera su propia marca.

Blacksand preparada para el despegue

Alain Mouawad, UNIFORMITY TANTALUM GOLD, UNIFORMITY TANTALUM CERAMIC

Un fuerte enfoque de producto

Blacksand debuta con una colección que se llama Uniformity y muestra combinaciones de cepillado y pulido del oro, tantalio, titanio y cerámica en una caja de un diámetro de 46 mm redonda con una clásica esfera de tres agujas que está dominada por dos cuernos envolventes únicos. Se ha prestado gran atención al desarrollo de un producto de fuerte carácter que se distingue por una serie de detalles pequeños pero significativos. La doble trasera de la caja está asegurada en primera instancia por cuatro tornillos y un anillo atornillado por separado se agrega después. En los modelos con números arábigos se usan numerales moldeados en SuperLuminova que le dan un efecto de relieve a la esfera y ofrecen una excelente legibilidad en la oscuridad. Se utilizan diferentes tipos de agujas para los modelos con números arábigos y aquellos con marcadores horarios para asegurarse de que el tiempo se puede leer con claridad a simple vista. La marca también se ha tomado la molestia de registrar su símbolo único para indicar la resistencia al agua - la tortuga.

La colección Uniformity esta accionada por el calibre Blacksand 1970, que utiliza un movimiento Technotime para el que la nueva marca tiene en exclusiva una versión certificada COSC. «Sería difícil de vender un reloj de esta calidad con un movimiento ETA», admite Mouawad. «Por eso se optó por utilizar Technotime. Es uno de los pocos movimientos grandes en el mercado y que tiene algunas buenas características, como los barriletes gemelos que ofrecen una reserva de marcha de 120 horas.»La característica más notable del movimiento es su acabado en negro, que está dominado por un rotor de carburo de tungsteno que estáá decorado con un tratamiento exclusivo de rutenio, decoración en Côtes de Genève, el emblema recortado del reloj de arena y el lema de la compañía «SEMPER FIDELIS» («siempre fiel») grabado en letras mayúsculas de color púrpura.

Blacksand ha puesto en marcha un taller en Carouge, en las afueras de Ginebra, con el fin de ensamblar los modelos Uniformity en la casa. Las primeras piezas serán entregadas en el último trimestre del 2011 a un precio con un nivel de entrada de 9.800CHF – una cifra que Mouawad clama que es su precio de coste después de que el precio original fuera revisado a la baja con el fin de demostrar que la marca «está aquí para quedarse». La producción en el primer año será de alrededor de 200 piezas, aumentando de forma gradual hasta las 300 piezas del próximo año.

Blacksand preparada para el despegue

UNIFORMITY JOAILLERIE

El camino a seguir

Europa y la promesa de EE.UU. son los principales mercados de la marca, de acuerdo con Mouawad, ya que el consumidor asiático está más orientado a la marca y, después se concentra únicamente en el producto, la empresa está apenas comenzando a trabajar en su comunicación. «Nos centramos en el producto», dice, «y el producto debe hablar por sí mismo. Por desgracia, hoy en día esto no es suficiente y tenemos que guiar a la gente y centrar su atención en el producto».

En términos de distribución, los objetivos de Blacksand son muy claros. «El Uniformity está hecho para conocedores y coleccionistas», dice Mouawad. «Estas personas acuden a los los comerciantes de alta gama, por lo que son los que tenemos como objetivo. La gente que entiende la cultura del reloj».

Los futuros propietarios de los relojes de la marca podrán unirse al «Purple Club», que - aparte de que les permite registrar su reloj y beneficiarse de una garantía de seis años - será un foro de discusión sobre las prioridades de la marca y la oferta de ediciones limitadas . Además, y dada la limitada producción de la marca, Alain Mouawad incluso ve la posibilidad de ofrecer un servicio más personalizado a los clientes. «Por ejemplo», dice, «si sabemos que un cliente llega a Ginebra, se le podrían recomendar ciertas direcciones o establecimientos para él.»

A medio plazo, Blacksand ya está trabajando en el desarrollo de su propio movimiento y, a corto plazo, está preparando nuevos modelos para Baselworld 2012, un set que incluye una versión del Uniformity cronógrafo monopulsador y un modelo dedicado a las señoras con una caja re-elaborada. Además de la versión de joyería del Uniformity que se muestra más arriba (en el que sus cuernos están totalmente engastados con 276 diamantes Top Wesselton con un peso total de 3,60 quilates), algunos modelos más de joyería ya están previstos, y un modelo de horas saltantes se encuentra ya en la mesa de dibujo.

Está claro que Alain Mouawad no tiene ninguna prisa en expandir la marca y prefiere concentrarse en una bien pensada producción, con una alta calidad de los productos en consonancia con el lema de la compañía Semper Fidelis, que él interpreta como ser fiel a la tradición relojera Suiza. A pesar del lanzamiento de la marca durante un período de dificultades económicas, cree que, «Si usted está decidido y es respetuoso en términos de transacciones y en cuanto a la filosofía de su negocio, entonces usted tiene un lugar en el mercado actual.»

Fuente: Europa Star Magazine Octubre - Noviembre del 2011