100. articulos


¿Y así que, Baselworld 2012...? - Parte 4

English Pусский 中文
mayo 2012


(Continúa de la Parte 3) Los más bellos y los más simples relojes de la feria

En el otro lado del pasillo real, que pasa a través del Hall1.0 está el pabellón estilo Guggenheim de Patek Philippe (pabellón que la Manufactura de Ginebra mantendrá el próximo año, tal como Thierry Stern, explicó, junto con algunos detalles sobre la «verdadera guerra de localizaciones»que está en marcha en BaselWorld a la luz de los cambios para el 2013). En este templo de la relojería Baudeleriano («allá, donde todo es lujo, calma y placer»), hemos descubierto más de 26 nuevos productos. Además de la estrella del año, la referencia 5204, un calendario perpetuo cronógrafo de fracciones de segundo acerca del que hemos hablado mucho en el número anterior, Patek Philippe se centra este año en las complicaciones, sobre todo en los calendarios perpetuos, destinados a los hombres, así como para las mujeres. Para él, está el calendario perpetuo referencia 5940, con su emblemática caja cojín ultra-delgada (44.6mm por 37mm), impulsado por el famosos y muy preciso (-3 / 2 segundos por día) Calibre 240 Q, cargado automáticamente por un pequeño rotor excéntrico (3.88mm de espesor).

Para ellas, está el Ladies First Perpetual Calendar, una complicación que equipa, por primera vez, un reloj de mujer en las colecciones «actuales» de la Manufactura familiar Ginebrina. Equipado con el ultra-delgado (35.1mm de diámetro, 8,8 mm de espesor) con el movimiento automático calibre 240 Q (compuesto por 275 piezas), vestido con una caja de oro de rosa rodeada de diamantes, la referencia 7140 evoca la verdadera elegancia intemporal, si nos atrevemos a emplear este excesivamente usado término. «Intemporal» es el término que viene a la mente cuando se mira el nuevo Calatrava de cuerda manual Referencia 5123 - un bello ejemplo de la simplicidad, la elegancia, la destreza en la relojería. Este círculo de 38 mm de oro rosa, discreto, puro, con acabados superlativos y de proporciones perfectas, fue tal vez el reloj más bonito visto en Baselworld 2012. Lejos, muy lejos de las plataformas ostentosas, sin alharacas, sin acentos demostrativos, este reloj sin duda deja huella con su cuerda manual Calibre 215 PS y su delicado segundero pequeño, un ejemplo del verdadero arte relojero. Se trata de un reloj que, después de ver tantas piezas exhibicionistas con las entrañas derramándose, simplemente nos permite descansar la vista.

5940J de Patek Philippe
5940J de Patek Philippe

7140R de Patek Philippe
7140R de Patek Philippe

5123J de Patek Philippe
5123J de Patek Philippe

Hecho a Mano

Otro clásico hermoso se encontraba en una pieza única de Kari Voutilainen. En su esfera, este tourbillon no lleva el término un poco desgastado de «Swiss Made», sino más bien la notación más orgullosa de «Hand Made». Junto con sólo 13 empleados, Kari Voutilainen es un poco como un Patek Philippe en miniatura. La compañía es una manufactura completa y hace casi todas las partes componentes de un reloj: movimiento, caja, esfera, decoraciones, etc. Sólo el muelle del volante (un Straumann, del que hace la curva), el cristal y la correa de cuero no están incluidas en este tipo de «libertad total», como Kari Voutilainen explica. “Es realmente muy simple, ya sea porque los subcontratistas se ven inundados con trabajo porque son buenos, o no tienen ningún trabajo en absoluto, ya que son malos. Por un lado, los plazos son imposibles de cumplir, mientras que por otro lado, falta la calidad ", dice con franqueza.

Recientemente introducido por esta pequeña pero bella manufactura, el movimiento propio Twenty-8, motorizado por un escape de impulso directo en niquel plata con dos ruedas de escape en oro, que tranquilamente llega a una reserva de marcha de 165 horas. Con su trasera de caja transparente, su esfera de plata finamente mecanizada, el reloj Twenty-8 viene a elegir en una caja de oro blanco, amarillo o rosa. Vendiendose a un precio de 82.000 CHF, solo se han manufacturado 18 piezas.

En cuanto a Tourbillon de la compañía, es una pieza única que se inició en ... 1996. ¡Qué diferencia de los proyectos frenéticos que se apresuran a entrar en la vitrinas. En un principio, Voutilainen hizo este tourbillon para sí mismo, pero en 2006, un coleccionista muy paciente se interesó en la pieza. «No es un coleccionista», corrige sus palabras, sino más bien un «mecenas de las artes de la relojería». Este individuo paciente, que tuvo que esperar hasta 2012 antes de conseguir finalmente echarle un vistazo a lo que parecía ser una hermosa pieza con dos agujas y un pequeño segundero, con un fino guilloché líneal. Pero, cuando al reloj se le dá la vuelta, descubrimos un tourbillon suspendido que, al parecer hace su trabajo por sí mismo.

Aparentemente no hay trenes de engranajes que lo vinculen a nada, aunque hay un escape increíble, con un tope giratorio. La palanca no tiene una elevación de parada, sino más bien una piedra redonda, con las caras cortadas y una cara en reposo, que se monta en el eje del fiador. «Una configuración que es muy pequeña y muy sólida», añade Voutilainen. El carro de torbellino no tiene un pilar. Es el puente el que lleva a cabo esta función. El patrón ha hecho, al parecer, bien en esperar, ya que este es un tourbillon que tendrá todo el tiempo para él.

TWENTY-8 de Kari Voutilainen
TWENTY-8 de Kari Voutilainen

La legitimidad de Seiko

Volvamos ahora a consideraciones más industriales, mientras que aún permanecemos en el tema de la relojería mecánica fina. Tal vez en Europa, al menos, la gente finalmente se dará cuenta de que en Japón, Seiko ha poseído una verdadera legitimidad en instrumentos cronométricos mecánicos durante mucho tiempo, una legitimidad que muchos relojeros Suizos pueden envidiar. (¿No se detuvieron los tradicionales concursos de cronometraje en Suiza en 1969 después de la victoria de Seiko?)

Ya hemos mencionado anteriormente la precisión del Calibre 240 Q de Patek Philippe (-3/+2 segundos por día), pero el nuevo Hi-Beat 36.000 de Seiko ofrece unos muy honorables y comparables -2/+4 segundos por día. “ Este es el reloj de alta frecuencia más preciso que hemos constuido nunca”, explica el multilingüe Shu Yoshino, “y es muy difícil fabricar esto a gran escala .” El escape MEMS, la tecnología LIGA, la aleación propia Spron 610 para el muelle del volante y la Spron 530 para el muelle del barrilete han jugado un importante rol en esta impresionante realización industrial. La edición especial del Hi-Beat 36.000 en oro blanco, amarillo o rosa (alrededor de 23.000 €) o en acero (alrededor de 6.500 €) es la punta de lanza de la estrategia global de la marca que anima la autentificación total de la legitimidad mecanica y tradicional relojera de la empresa Japonesa (la cual, recordamos a nuestros lectores, se está preparando para entregar muelles de volante a TAG Heuer).

La demostración del saber hacer mecánico de Seiko de ninguna manera impide a la compañía presentar una impresionante innovación tecnológica con el nuevo Astron equipado con GPS. Este GPS integrado esun módulo muy poderoso, diseñado y producido por Seiko, que trabaja en cualquier lugar del mundo. Independientemente de que usted esté en el desierto o enmio del océano, le da el tiempo local con la precisión de un reloj atómico (en otras palabras, una variación de un segundo cada 100.000 años). Cubriendo las 39 zonas horarias alrededor del globo, este reloj impulsado por energía solar es totalmente autónomo y por lo tanto no precisa de ningún cambio de batería. La clave de este éxito en el control de la ciencia de la energía se ha adquirido a través de sucesivos desarrollos de la marca, a saber, el primer Astron Quartz en 1969 que precipitó la crisis de la relojería Suiza, el Kinetic en 1988, y el Spring Drive en 1998. Este calendario perpetuo – también incluye uno – tiene una fuerte, muy legible, y clásica a la vez que moderna apariencia, y sus funciones se ajustan con una sencillez casi infantil. La primera edición limitada a 2.500 piezas en titanio y cerámica o en acero y cerámica saldrán a la venta a un precio de entre 2.000 € y 3.300 €, dependiendo de la versión.

GRAND SEIKO HI-BEAT 36000 de Seiko
GRAND SEIKO HI-BEAT 36000 de Seiko

ASTRON de Seiko
ASTRON de Seiko

Zenith despega

Excelencia relojera, valor añadido y un estilismo clasicista señalan el triunfante retorno de Zenith al corazón de la relojería Suiza. En el corto periodo de algunos años, Jean-Frédéric Dufour no solo ha vuelto a poner a la venerable manufactura en el camino, sino que lo a hecho en una nueva dirección. La colección entera ha sido revisada y el número de referéncias ha sido drásticamente reducida a 135, ninguna de las cuales tiene más de tres años. Dufour ha construido sobre el saber hacer y la excepcional herencia de Zenith en términos de movimientos (el 100 por ciento de los movimientos son propios de la casa), al mismo tiempo que ha invertido masivamente (20 millones de CHF) en la rehabilitación y la reorganización de la manufactura que data de antes de 1865. Una antigua “bella durmiente”, Zenith había sido seriamente sacudida bajo el reinado de Nataf, con sueños de grandeza un poco barroco, pero ahora la marca está totalmente despierto y lúcido, y ha encontrado una fuerte identidad en línea con su extraordinaria historia.

Este año Zenith se encuentra bajo el signo de la aviación, donde tiene una muy rica historia comenzando con la primera travesía del Canal por Louis Blériot el 25 de Julio de 1909, con un Zenith en su muñeca. Un nuevo Pilot Montre d’Aéronef Type 20, inspirado directamente en el modelo que perteneció a Blériot, recuerda este acontecimiento histórico, Un reloj grande, que muestra una caja de titanio con un diámetro de 57,5 mm Y que esta dirigido por un movimiento histórico, el 5011K de carga manual, un movimiento que equipaba los cronómetros marinos y los relojes de bolsillo, y que hasta el momento ha ganado más de 277 premios relojeros. Limitado a 250 piezas (Zenith ha encontrado, en total, 350 movimientos históricos que han sido adaptados por completo a los estándares actuales), el reloj se vende por 9.500 CHF.

El Pilot Big Date Special está inspirado por un cronógrafo de 1960, destinado a la Fuerza Aérea Italiana. Una caja de acero de 42mm, una esfera impecable de negro mate al chorro de arena, una visualización clásica simétrica, agujas Superluminova, lineas puras, y una perfecta gran fecha a las 6 en punto, todo sugiere un clasicismo deportivo en este cronógrafo impulsado por el calibre El Primero 4010 de carga automática. Su precio: 6.500 CHF con una correa de cuero o un brazalete de eslabones de estilo Milanés. Por justo el doble de este precio, o 11.900 CHF, el cliente exigente puede elegir un tercer modelo en el año aueronáutico de la marca: el Pilot Doublematic. El disco de tiempo mundial, el disco de día y noche, la gran fecha, el cronógrafo, la alarma (alta y larga con una duración de 30 segundos, que tiene su propio barrilete), estas todos ellos conducidos por un calibre El Primero 4046 que late a 36.000 vibraciones por hora, con una reserva de marcha de 50 horas. ¿Que más se puede pedir por este precio? (Continúa... Parte 5)

PILOT MONTRE AERONEF TYPE 20 de Zenith
PILOT MONTRE AERONEF TYPE 20 de Zenith

PILOT BIG DATE SPECIAL de Zenith
PILOT BIG DATE SPECIAL de Zenith

PILOT DOUBLEMATIC de Zenith
PILOT DOUBLEMATIC de Zenith

Fuente: Europa Star Magazine Junio - Julio del 2012