100. articulos


¿Y así que, Baselworld 2012...? - Parte 2 [Video]

English Pусский 中文
mayo 2012


(Continua de la Parte 1) La importancia de la creatividad independiente

En Baselworld, un buen número de estas pequeñas marcas independientes demostraron la importancia de su presencia en el panorama mundial de la relojería. Debido a su en general, desenfrenada creatividad, sirven como estímulo y son un laboratorio para toda la profesión. Obligados a proponer innovaciones técnicas y estéticas, mostraron una gran creatividad este año, ya que abrieron nuevos caminos a la relojería tradicional mezclándola con las tecnologías de otras áreas. Un ejemplo es Christophe Claret, quien presentó una impresionante pieza que responde al dulce nombre de X-TREM-1. Usamos el término «impresionante» porque, por primera vez en la relojería, las indicaciones de las horas y los minutos no están conectadas con el movimiento. No hay, de hecho, ningún enlace mecánico entre la esfera retrógrada que se compone de dos pequeñas esferas huecas recubiertas de dos tubos de zafiro colocados a cada lado de la media caja y el propio movimiento, que está regulado por un tourbillon volante inclinado 30º y montado en una placa curvada. Estas dos pequeñas esferas se mueven por atracción magnética, arrastradas por dos micro-imanes unidos dentro del movimiento por cables de seda tejida.

Debido a que el magnetismo es el peor enemigo de los movimientos mecánicos, los dos imanes se han configurado de tal manera que ejercen su campo magnético en una sola dirección, lo que significa que no interfieren con el resto del movimiento. Con un alto uso de energía, esta pantalla magnética de visualización es accionada por un barrilete dedicado, mientras que el segundo barrilete está reservada para el tourbillon, que regula los engranajes para la indicación de tiempo. Los engranajes de la pantalla de visualización son energéticamente independientes y están regulados por unas paletas que están impulsadas por una leva vinculada a los engranajes de tiempo que liberan un diente en la rueda de paletas del tren de engranajes de la esfera cada 25 segundos.

Una pieza excepcional, realizada en una serie limitada a ocho unidades de cada versión de oro blanco y titanio, oro rosa y titanio o platino y titanio), cuyo precio de venta es de 264.000 CHF.

X-TREM-1 de Christophe Claret
X-TREM-1 de Christophe Claret

Fluidos y trenes de engranajes

Otra pieza muy original y que causó una gran impresión en BaselWorld fue el reloj de HYT con su esfera hidráulica. Esta loca idea vino de Lucien Vouillamoz, cuya formación básica no tiene nada de relojera. Es, de hecho, un ingeniero en física nuclear e incluso teólogo. En torno a él existe un «dream team» compuesto por Patrick Berdoz, inversor, Bruno Moutarlier, ex director industrial de Audemars Piguet, y Vincent Perriard, un «niño prodigio» y una fuente de ideas en la relojería (antes con Concord y TechnoMarine). Estas habilidades y competencias diferentes han sido necesarias para asegurar que estos «Relojeros Hidro Mecánicos» tuvieran éxito en la fabricación de su primer reloj en el que se atrevieron a mezclar líquidos y engranajes.

Así que, ¿Como realmente trabaja este nuevo tipo de máquina? Dos bombas en forma de fuelle, que son muy flexibles y resistentes, están colocadas a las 6 horas. Impulsado por un movimiento de cuerda manual mecánico que acciona una leva en el lugar de la manecilla de las horas, un pistón que activa el fuelle, o la bomba de transmisión, que por lo tanto gradualmente empuja el líquido mezclado con fluoresceina en un tubo capilar que rodea la esfera. La hora se lee así en función de hasta qué punto se mueve el líquido fluorescente a través del tubo, mientras que también fuerza por la parte posterior al líquido transparente en el fuelle de recepción. Cuando llega a las 6 horas, el líquido fluorescente se mueve hacia atrás a su posición inicial antes de volver a comenzar su curso de doce horas. La idea parece bastante simple, pero su realización no lo fue en absoluto. Siete patentes han sido presentadas debido a su complejidad. Las dificultades también incluyen la naturaleza de las partes componentes muy especiales que tenían que ser desarrolladas (a saber, los fuelles en una aleación de chapado, y la composición molecular de los dos líquidos que se tocan pero no se mezclan, así como el tubo capilar en sí) y las soluciones «nanométricas» que tenían que ser encontradas con el fin de hacer que el tubo fuera perfectamente estanco (una sola micro-gota de más o de menos induce cinco minutos de error en la esfera).

Esta máquina hidráulica y mecánica está disponible en su versión básica de titanio por el precio de 43.800 CHF. ¿Estas innovaciones, ya sean magnéticas o hidráulicas, tienen un futuro real? En otras palabras, ¿realmente abren nuevos horizontes en el arte de la relojería? En HYT, creen firmemente que la respuesta es «sí» y un plan de desarrollo ya está en marcha hasta el año 2015, con nuevos productos especiales: un H2 en el 2013, un H3 en 2014 y un H4 en 2015.

H1 de HYT
H1 de HYT

Esferas Copernicanas

Estas dos innovaciones se refieren esencialmente a las tecnologías de la visualización, y lo mismo se puede decir del muy poético nuevo Opus de Harry Winston, el doceavo de la serie. El crédito de este nuevo Opus va al relojero Francés Emmanuel Bouchet quien, junto con los constructores Nicolas Dürrenberger y Christophe Lüthi quienes crearon Centagora en el 2008, una empresa especializada en el desarrollo de movimientos.

Su idea era brillante – al igual que la tierra rota alrededor del sol, ¿porque las horas no podían girar en torno al centro del reloj? El trío desarrolló esta “revolución Copernicana” gracias al acuerdo con Harry Winston, el cual fabricó el Opus 12. Hay que decir que este efecto espectacular es a la vez apasionante, elegante y lírico. Imagina un reloj sin manecillas centrales, pero que contiene doce pares de agujas superpuestas colocadas alrededor de la circunferencia de la esfera. Una de las agujas es más larga - la manecilla de los minutos - mientras que la manecilla de las horas es más corta. En cada intervalo de cinco minutos, la aguja de los minutos se vuelve sobre sí misma y muestra su cara azul. Tal como cambia la hora, un intrigante ballet aéreo comienza. A su vez, todas las pequeñas agujas de las horas poco a poco giran alrededor de las de los minutos, mostrando su cara por un instante antes de desaparecer hasta que la «nueva» aguja de la hora recorre todo el minutero grande hasta ponerse encima de ella y gira mostrando así su cara azul, lo que indica la nueva hora. El siguiente video es la mejor manera de experimentar este tipo único de animación:

Aunque la esfera principal muestra el tiempo con una precisión de cinco minutos, se puede ver una lectura más exacta con un pequeño contador cerca del centro de la esfera usando una aguja retrógrada en una escala de 0 a 5, que muestra los minutos a medida que pasan (con una precisión adicional en comparación con las esferas tradicionales, ya que el paso de los segundos se pueden leer en la escala con incrementos de 15 segundos). Finalmente, una aguja flotante para el segundero pequeña gira en el centro de la esfera.

Este ballet Copernicano complejo ya la vez muy legible (acompañado por el sonido, ya que claramente se pueden escuchar los clics de las agujas, ya que se vuelven aobre sí mismas) se lleva a cabo gracias a dos coronas que orbitan alrededor de la esfera, cuyas secciones dentadas se acoplan con los engranajes que impulsan a las agujas, paso a paso. Impulsado por un movimiento mecánico de cuerda manual que oscila a 18.000 alternancias por hora, el Opus 12 está equipado con dos barriletes independientes. Uno está dedicado a la animación y el otro al movimiento. Cada uno tiene 45 horas de reserva de marcha.

Estéticamente, el reloj también es muy atractivo ya que los efectos semi-transparentes de su superficie le confieren una profundidad misteriosa. El Opus 12 está disponible en una edición de 120 piezas fabricadas en aleación propia de Harry Winston, Zalium (más doce piezas engastadas con diamantes talla baguette y otras doce con un conjunto de brillantes). El precio de venta es de 243.000 CHF, mostrando más que nunca que, este es un hermoso juguete para millonarios.

OPUS 12 de Harry Winston
OPUS 12 de Harry Winston

Exploraciones científicas

TAG Heuer es una marca a la que definitivamente le gusta explorar, el énfasis lo pone no tanto en las variaciónes de la visualización, sino que se hallase en una profunda reflexión sobre el fondo de la cuestión de la regulación en la relojería. Ya sea a través de la investigación realizada con rigor científico en el rango de las altas frecuencias, en los campos magnéticos (con el regulador Pendulum), en micro-hojas del Mikrogirder (sobre este tema, véase Europa Star 2/12), uno podría pensar que, después de haber superado el umbral de 1/100 y luego 1/2000 de segundo Heuer, TAG sería un poco más lenta. Pero, no, no, en absoluto.

En el BaselWorld de este año, el jefe de investigación de TAG Heuer, Guy Semon, disfrutó mostrando su último invento, el Mikrotourbillon. Se trata de dos tourbillons que regulan dos cadenas diferentes (la «cadena dual» se encuentra en el Mikrograph, Mikrotimer, y el Mikrogirder). El primer tourbillon es un «estandar» de 4 Hz asignado a las horas y los minutos. El segundo es un tourbillon de 50 Hz que oscila a 360.000 alternancias por hora y que regula la función de cronógrafo del reloj, mostrando 1/100th de segundo (con 80 minutos de reserva de marcha). A esta velocidad oscilante, el tourbillon efectúa una rotación en cinco segundos. Es también el único tourbillon que puede ser activado y detenido a voluntad.

Si esto ciertamente es una evidencia de los altas prestaciones – lo cual resulta en una original esfera - este reloj es, sobre todo, un ejemplo de investigación cronométrica. ¿Es esto realmente así? O, en otras palabras, ¿este tourbillon ultra rápido, que se utiliza directamente para calcular los intervalos cortos de tiempo, ofrece una mayor precisión y una mejor regulación? Los maestros relojero a los que hemos preguntado sobre este tema no descartan esta posibilidad teórica, pero no obstante siguen siendo prudentes. Lo que si se puede decir – y Europa Star volverá aeste tema más adelante – es que TAG Heuer ha demostrado un excepcional nivel de dinamismo, con su Mikrotourbillon, así como una gran ventaja competitiva en el ámbito de la investigación sobre las altas frecuencias, un tema que despertó mucho interés en la comunidad de la relojería mecánica el año pasado. A un preciode venta de 220.000 francos suizos, se recibieron una veintena de pre-pedidos para el Mikrotourbillon en Baselworld.

Mikrotourbillon de TAG Heuer
Mikrotourbillon de TAG Heuer

Link Lady Diamond Star de TAG Heuer
Link Lady Diamond Star de TAG Heuer

El pan de cada día

Tan interesante como son estos avances, sin embargo, no son el pan de cada día de TAG Heuer. Para ello, debemos mirar el cronómetro a una escala mucho más industrial. Comencemos con el Calibre 1887. Fue noticia cuando se reveló que la marca había comprado los planos de Seiko y los había transformado una vez que estas revelaciones ya circulaban por la blogosfera. La producción del 1887 ha aumentado este año hasta alcanzar las 50.000 unidades (sobre este mismo tema, véase nuestro editorial). Al mismo tiempo, TAG Heuer ha empezado a trabajar en otro calibre cronógrafo, completamente realizado en casa esta vez, bajo el nombre código de 1888, que saldrá por primera vez de la línea de producción a finales del 2013. Este nuevo calibre integrado tendrá una arquitectura diferente a la del 1887, cuyos contadores se ponen a las 6/9/12, mientras que en el «1888» se colocan a las 3/6/9. Este nuevo calibre cronógrafo de este modo permitirá a TAG Heuer cubrir toda la gama de diseños de cronógrafo. Otros proyectos de TAG Heuer son relojes de señora. Hoy en día, representan alrededor del 25 por ciento del total y el objetivo es aumentar este porcentaje hasta el 35/40 por ciento. La fuerza impulsora detrás de esta conquista se llama Link Lady, un reloj que es «fácil de llevar, brillante, y femenino», según la embajadora de la marca, Cameron Diaz. Son relojes de cuarzo en forma de guijarro, que miden de 29,5 mm a 34.5mm de diámetro, cuya esfera ha sido mecanizada en forma de ondas concéntricas. Una sujeción central los conecta con las fluidas pulseras que fueron rediseñadas para la ocasión.

En la cumbre de la pirámide Link Lady, el Star Diamond es un pequeño reloj automático, cuya masa oscilante - más grande que el movimiento y en forma de estrella tachonada de de diamantes – gira como si estuviera suspendida entre dos cristales de zafiro transparente (de 29 mm, oro rosa de 18, 192 diamantes). El rumor en BaselWorld era que Cameron Díaz en persona vendría a poner en marcha esta ofensiva femenina. Resultó ser verdad y la celebración en su honor fue sin duda una de las más populares en la feria. (Continúa... Parte 3)

Fuente: Europa Star Magazine Junio - Julio del 2012