articulos



Centagora, un nuevo tipo de “coach” relojero

agosto 2012



ESPECIAL MECÁNICA

Cuando Harry Winston dio a conocer su nuevo opus 12 en BaselWorld la primavera pasada, el centro de atención estaba puesto en el nombre Centagora. En esta ocasión, no era, como siempre, un maestro relojero famoso el que acreditaba para la marca la increíble creación «copernicana», sino más bien un equipo desconocido hasta ahora fuera del círculo de iniciados de la industria relojera.

Centagora nació en 2008, pero tomó su forma actual en 2010. En un principio, estaba compuesta por cuatro socios: Christophe Luthi, ingeniero micro-técnico; Emmanuel Bouchet, maestro relojero originario de Francia y que está a cargo de las complicaciones, la metodología relojera, y el laboratorio para las grandes marcas Suizas; Nicolas Durrenberger, ingeniero mecánico y reparador de relojes, y Jacques Thierry, científico de computación, consultor administrativo y director de finanzas en Centagora.

Hoy, el equipo, después de haberse ampliado con la incorporación de un ingeniero de diseño senior y jefe de proyecto, es como un «coach» de relojería. Si bien este tipo de entidad es bastante común en otras industrias, sigue siendo bastante inusual en el mundo de los relojes. Lo qué Centagora propone es una paleta de servicios que la convierten en un nuevo tipo de agencia multidisciplinar, que puede proporcionar el diseño y desarrollo, consultoría y coaching, análisis técnico, capacitación, externalización, y co-innovación, así como el montaje y encajado para pequeñas series especiales o relojes especialmente complejos. Como se puede ver, Centagora cubre una amplia gama de habilidades, así que vamos a echarle una mirada más de cerca.

De izquierda a derecha: Cédric Zaugg (Jefe de proyecto), Emmanuel Bouchet (Jefe responsable de perícia relojera), Nicolas Dürrenberger (Jefe de I+D), Thierry Jacques (Director financiero), Debora Calame (Asistenta de secretaría), Hervé Willemin (Ingeniero superior de diseño) y Christophe Lüthi (Director).
De izquierda a derecha: Cédric Zaugg (Jefe de proyecto), Emmanuel Bouchet (Jefe responsable de perícia relojera), Nicolas Dürrenberger (Jefe de I+D), Thierry Jacques (Director financiero), Debora Calame (Asistenta de secretaría), Hervé Willemin (Ingeniero superior de diseño) y Christophe Lüthi (Director).

Una “caja de ideas”

Centagora es una «caja de ideas». Debido a su amplia gama de habilidades que incluyen la relojería, la ingeniería, la metodología y la industrialización, esta «caja» da a luz ideas y soluciones innovadoras, como el Opus 12 y su nuevo tipo de esfera orbital. Las soluciones pueden ser generados espontáneamente y propuestas a varias marcas, o pueden resultar de la solicitud particular de una determinada marca. En ambos casos, un diseñador está estrechamente ligado al proceso creativo, un proceso que no se detiene allí, sino que continúa en la empresa con los estudios de factibilidad, construcción - llevado a cabo paso a paso o de lado a lado, deberíamos decir, con el apoyo de los relojeros - y, finalmente, con la supervisión de la fabricación de las partes componentes de los prototipos que se ensamblan, modificadan y, a continuación se validan.

Hasta este punto, el servicio es relativamente clásico, pero entonces Centagora va incluso más allá - la validación del equipamiento puede usarse para la producción en masa. Al pasar de la fase de prototipo a la producción en serie, las tecnologías cambian necesariamente, y esto tiene un efecto directo sobre el producto. Así, tras la validación de la serie cero, se llevan a cabo continuos esttudios en el proceso de producción y control de calidad para todas las piezas y sus componentes, así como para el proceso de montaje que le sigue. «Siempre estamos pensando en el proceso de industrialización», explica Christophe Lüthi, el director de Centagora: «Nuestra filosofía de producto es toda ella acerca de eso. Hoy en día, un buen producto es un producto que se puede ensamblar fácilmente.»

Centagora, un nuevo tipo de “coach” relojero

Apoyo industrial, externalización, formación

En esta etapa del proceso de industrialización, para producciones medianas o grandes, el equipo Centagora ofrece servicios de consultoría y servicios esenciales de coaching. En esta área, el centro de su actividad consiste en asesorar a las marcas y manufacturas en su desarrollo industrial. Dos ejemplos recientes vienen a la mente: la asistencia a TAG Heuer en el desarrollo de su movimiento cronógrafo 1881 y su proceso de producción, y la ayuda Châtelain para optimizar sus procesos de organización, gestión de flujo de las líneas de producción y la organización de los talleres, así como la mejora de la comunicación interna para estos procesos. Además, hay que destacar la formación de los empleados y el coaching de gestión.

Centagora también realiza auditorías tecnológicas con el fin de entender con precisión el verdadero nivel de savoir-faire en una empresa, y sobre todo cómo este conocimiento se comparte para asegurarse de que es, de hecho, transmitido a toda la empresa. A menudo, es esta transmisión de conocimiento la que conduce a la innovación.

De manera complementaria, Centagora ofrece servicios de externalización a empresas relojeras para los distintos proyectos que involucran diseño, análisis técnico, gestión de proyectos y la gestión temporal de los departamentos o talleres. Para las marcas, esta externalización proporciona una ayuda estratégica, lo que les permite «alquilar» habilidades específicas y por lo tanto «se benefician de una visión exterior que a veces puede facilitar la innovación o la reingeniería de sus procesos», explica Lüthi.

Estos servicios de externalización a menudo van de la mano con los programas de formación, que generalmente son de dos tipos. Estrictamente ofertas de formación relojera para productos específicos, montaje y encajado, mientras que otro tipo de formación consiste en la gestión de la calidad, metodologías de producción, y la resolución de problemas.

Centagora, un nuevo tipo de “coach” relojero

Análisis técnico

Otro de los enfoques multidisciplinarios Centagora es el análisis técnico. Como ejemplo, «una marca llega con un calibre que en el papel debería funcionar perfectamente bien, pero hay un problema. O bien la eficiencia no es suficiente o no funciona en absoluto», dice Emmanuel Bouchet, director de«watchmaking expertise».

Equipada para poder manejar las mediciones tradicionales de cronometraje tales como la operación, la amplitud, la cronometría, o las más específicas tales como el par, la fuerza, los ángulos de elevación, etc, Centagora también puede validar las partes componentes y surtidos, y llevar a cabo pruebas específicas de desgaste , resistencia al choque, y resistencia al agua, entre otras. La compañía también produce una auditoría por escrito de las mismas, junto con recomendaciones para mejoras o modificaciones, y esto en cualquier punto desde el diseño inicial de la pieza hasta el montaje final en serie. «También hemos adquirido un buen nivel de experiencia en el desarrollo del órgano regulador», agrega Emmanuel Bouchet con una sonrisa.

Ensamblaje y encajado

Otro sector de actividad es el montaje, el ajuste y el encajado de un reloj. «Somos especialistas en el montaje de pequeñas series especiales, ya sean compuestas de productos complicados o muy complicados o que plantean un reto particular. Nuestra fuerza es nuestra gran flexibilidad», nos dice. En pleno desarrollo, esta actividad se ampliará a finales de 2012 con la incorporación de cinco personas más.

Centagora, un nuevo tipo de “coach” relojero

Co-innovación

Mientras que las competencias de Centagora son muchas y variadas, todavía no cubren toda la gama de problemas de la relojería. La joven empresa está estableciendo así una red específica que le permita compartir habilidades e incluso compartir ciertos recursos. Todas estas actividades involucran a la relojería, por supuesto, pero también tocan el ámbito de los equipos industriales y el análisis de flujo de producción, que pueden ser de interés para los dominios no relojeros, también. Por lo tanto, la experiencia adquirida en la relojería puede terminar ayudando a innovar en otras áreas.

A continuación los links a otros artículos de nuestro «especial mecánica»:

Introducción - Maravillas mecánicas - soluciones alternativas

Optimo, un nueva fuente alternativa de componentes

Technotime: dobles barriletes, tourbillons y muelles de volante

Citizen adquiere la Manufacture La Joux-Perret

La platina universal adicional para AJS

Fuente: Europa Star Magazine Agosto - Septiembre del 2012