100. articulos


Latino América bajo los focos - Entrevista a Carlos Alonso

English
octubre 2012


“Los Salones Regionales como el SIAR son un complemento eficaz a las limitaciones naturales de BASELWORLD y SIHH”.

A solo unos días de inaugurarse la 6ª Edición del SIAR (Salón de la Alta Relojería) en la ciudad de México, Carlos Alonso, su Director hace un hueco en su agenda para responder a las preguntas de Europa Star. .

Latino América bajo los focos - Entrevista a Carlos Alonso

Europa Star: Sr. Alonso: ¿cuales son sus sensaciones respecto a esta última edición del SIAR?

Carlos Alonso: Hemos alcanzado la sexta edición del Salón en plena madurez, tras una crisis global en el 2007 cuyos ecos no llegaron con demasiada intensidad al mercado Latino Americano pese a que fueron determinantes de un cambio de ciclo, ya anunciado en el seno de la industria relojera. A lo largo de sus seis ediciones el Salón ha ido afinando detalles hasta llegar a esta última edición. Hoy todos los actores del Salón saben a lo que vienen y lo que pueden esperar del mismo. La prueba es que asisten más de 20 Directores Generales de las firmas expositoras. El SIAR se ha consolidado como la gran fiesta de la alta relojería en América Latina y es una bases sólida desde la que seguir evolucionando.

ES: ¿Percibe que el SIAR se ha convertido en un Salón regional que ya es referencia mundial de la Alta Relojería en América Latina?

C.A: Naturalmente, el SIAR de México, junto con el Salón QP de Londres y el Salón Belles Montres de París se han convertido en los tres salones regionales internacionales de referencia, cada uno con sus particularidades, pero los tres aceptados por su eficiencia para promover los intereses de la industria relojera. Prueba de ello es la hermandad que la FHH (Federation de la Haute Horlogerie), punta de lanza de la industria relojera Suiza en el mundo, ha establecido con estos tres eventos. El SIAR, al igual que los otros dos salones mencionados, comparten la labor global de la FHH y su filosofía, y son la adecuada caja de resonancia de los logros y lanzamientos de sus asociados en un contexto global en el que la industria relojera Suiza, sigue marcando el ritmo.

ES: ¿Cual es el papel de los relojeros independientes en el SIAR y su peso relativo respecto a la presencia de los grupos relojeros?

C.A: A lo largo de su trayectoria el SIAR se ha establecido como un marco ideal para completar la estrategia de posicionamiento en México y Latinoamérica de marcas tanto establecidas como independientes que buscan llegar a un consumidor final sensible y bien informado en Alta Relojería. En el SIAR participan firmas clásicas muy afianzadas en el mercado y creadores independientes que utilizan este tipo de salones como rampa de lanzamiento para lograr visibilidad más rápida que por los canales tradicionales. Paradójicamente en el caso de los independientes a veces para llegar a la conclusión de que estos mercados no están todavía listos para aceptarles. Todo en un ambiente de conversación directa entre creadores y público sin el ruido de fondo de los eventos globales como Baselworld y SIHH, más destinados a profesionales y prensa.

ES: ¿Cuales son las peculiaridades en cuanto a gustos del mercado Latino Americano en general y del Mexicano en particular?

C.A: Existen dos tendencias generales. Por un lado existe, sobre todo en México pero también en Argentina y Brasil, los tres mercados más desarrollados, un gran conocimiento y amor por la Alta Relojería que se remonta al Siglo XIX que ha afianzado a las grandes marcas clásicas en el inconsciente colectivo. A ello se ha unido en los últimos años la eclosión de una clase económicamente muy poderosa que además de utilizar el lujo como un símbolo de estatus social demanda lo sensacional y exótico de los nuevos desarrollos mecánicos, los materiales ‘de moda’ y los avances más conceptuales. Algo muy acorde con el gusto ‘fashionista’ Latino. Pero el ‘ranking’ de preferencias por marcas no difiere tanto del de otros mercados maduros en relojería.

ES: ¿Cual cree que es el mayor reto al que se enfrentan las firmas de Alta Relojería en América Latina?

C.A: Este mercado es un entorno complejo para la distribución en el que es difícil adaptar la filosofía del lujo tal como se entiende en Europa o Asia. Existe el dinero, sí, existe la pasión por la relojería, sí, existen las ventas crecientes, sí, pero a veces falla la escenografía adecuada para el lujo tal y como les gustaría a las marcas, con algunas excepciones. Y no es una crítica a los minoristas o distribuidores locales que son el reflejo de lo que permiten mercados como estos. Pero las firmas trabajan a largo plazo y la cadena de distribución local a corto plazo y esta disfunción es la resposable de que las marcas fuertes quieran acelerar su proceso de verticalización. Hay una gran carencia de personal especializado convenientemente formado por ejemplo en los puntos de venta y además hay una gran volatilidad laboral. En este aspecto algunas grandes firmas están poniendo a punto departamentos de formación específicos para distribuidores y minoristas en sus propias instalaciones. El SIAR en este aspecto con su formato, donde existen ciclos de conferencias continuos, permite tanto a los consumidores como al personal que trabaja con los minoristas orientarse respecto a las novedades que presentan las firmas y sus estrategias. A medio medida que aumente la formación habrá una mayor convergencia del mercado Latino Americano con la forma de entender y presentar el lujo en Europa o Asia. Así que es un paso necesario tanto si verticaliza como si no la distribución.

ES: Sigue existiendo una dependencia del mercado Latino Americano de otros mercados, como el Chino o el Norte Americano?

C.A: Evidentemente existe una interdependencia económica global y América Latina es un jugador emergente en la globalización. China compra petroleo y materias primas en la región e inyecta una gran liquidez en América Latina para ganar presencia como está haciendo en otros lados. América Latina ya no es el patio trasero de los EE.UU sino un socio económico que bascula intereses a su conveniencia. En este contexto estamos asistiendo a la plenitud de un consolidado polo regional global, con sus peculiaridades pero con una plena independencia como mercado. Es elocuente que Goldman Sachs prevé que Brasil y México serán la cuarta y quinta economía más grandes del mundo en el año 2020.

ES: ¿Existe una dependencia de Miami a nivel de distribución?

C.A: La posición de Miami, una gran capital Latino Americana incrustada en los EE.UU, permite a las firmas tener un centro de operaciones para adaptarse a los momentos de inestabilidad regional a nivel económico. Por ejemplo, algunas firmas radicadas en Argentina se han replegado para evitar el sistema reciente de barter que aplica este país al flujo de las importaciones de artículos de lujo y esto resulta más fácil si tienes una estructura en Miami. Es absurdo que una firma de lujo se vea obligada a exportar artículos argentinos por el mismo monto de los artículos que introduce en el país. O en el caso de Brasil unos aranceles que graban hasta con el 80% los artículos de lujo, al mismo tiempo que permiten la radicación de zonas francas como la de Manaos que producen falsificaciones con las que se inundan los mercados regionales. Todo ello hace que Miami siga siendo un factor necesario para marcas de lujo internacionales mientras la región pone en sintonía sus intereses privados o políticos con las reglas del juego global.

ES: ¿Cual es el futuro del SIAR en este contexto que nos ha apuntado brevemente?

C.A: El SIAR es una realidad eficaz establecida. Es actualmente el único Salón regional de referencia en alta relojería y seguirá evolucionando como socio de difusión de los intereses de la relojería en todo el continente americano. Cumple perfectamente la estrategia de pensar en global y actuar en local. Creo que los salones regionales como el SIAR por su dinamismo y por ser embajadores locales de la alta relojería son el futuro, el complemento perfecto a las limitaciones naturales de Baselword y el SIHH.

Lea los otros artículos de Latino América bajo los focos:

Fuente: Europa Star Magazine Octubre - Noviembre del 2012