articulos



1911 Tekton, la trilogía se culmina

febrero 2009


Carles Sapena

Esta exitosa familia de relojes reciben su nombre genérico de la fecha de fundación de la marca y tras los 1911 Discovery, de espíritu deportivo los 1911 BTR de inspiración clásica la trilogía 1911 queda completada con la introducción del nuevo 1911 TEKTON , la línea más vanguardista, conceptual y técnica de todas las colecciones Ebel.

1911 Tekton, la trilogía se culmina Tekton

Esta colección esta basada basada en la caja 1911 fabricada con un complejo sistema multicapa con sujeción mediante seis tornillos de perforación transversal orientados que enfatizan la forma hexagonal del bisel. Esta sistema tipo “sandwitch” provee valiosas ventajas frente a los sistemas clásicos de fabricación, como una hermeticidad mejorada con resistencias de hasta 20 atm, mayor cohesión de todo el conjunto de la caja y mejor sujeción de las cabezas de los pulsadores.

1911 Tekton, la trilogía se culmina Tekton 1911

La caja, con un diámetro de 48,5 mm varia su grosor entre los 14,5 y los 15,6mm dependiendo del movimiento que albergue. La esfera tiene como característica principal las agujas “instrumento de medición” facetadas con contrapesos e índices en forma de tejadillo, el cierre de la caja, realizado en cristal de zafiro con tratamiento antirreflectante por ambas caras, asegura una perfecta legibilidad y transparencia, independientemente del ángulo de lectura. Las correas de caucho, tecnofibra, ó alligator de grano grueso cosida a mano están integradas sin costuras a la caja, sello inconfundible de Ebel y garantizan una extraordinaria comodidad en la muñeca. Los calibres El calibre 137 fue el primer movimiento cronógrafo 100% Ebel presentado en 1995 tras cinco años de investigación. Al integrar sus 322 piezas en paralelo, se logro un movimiento multifunción extraordinariamente fino que vibra a 28.800 alternancias a la hora (4Hz) con una reserva de marcha de 48 horas y un diferencial de amplitud en 24 horas de 40º, su rendimiento con certificación COSC es de -4 a +6 s/dia. En cuanto al segundo calibre que monta esta colección, el calibre 139 de Ebel, pre-sentado en el año 2005 tiene como caractrística más destacable su esfera esqueleto galvanizada en negro que revela su puente perlado en negro y algunos mecanismos que solo son visibles en contadas ocasiones, como la aguja de los minutos del cronógrafo de tres brazos ó el secundero negro de tres brazos a las 9 en punto. Este calibre, lógica evolución del 137, muestra las funciones de cronógrafo a través de aberturas en lugar de contadores, ya que los contadores usuales en los cronógrafos automáticos, eran por lo general demasiado pequeños para lograr una legibilidad rápida y precisa del tiempo transcurrido en las mediciones. Los relojeros de Ebel trabajaron en una nueva arquitectura del 137 que dio como resultado un registro de 120º, que muestra la aguja de los minutos del cronógrafo con una legibilidad óptima, si se compara con los cronógrafos habituales. También se ha revisado la visualización de las horas: la aguja se ha sustituido por un disco graduado de 1 a 12 que gira bajo la esfera e indica con precisión, la hora en progreso a través de una abertura.El último calibre de la saga es el 245, último movimiento presentado por la firma hasta el momento (quinto movimiento hasta la fecha, presentado en el 2008), este movimiento de 342 piezas, con prestaciones semejantes a los dos anteriores, tiene como característica distintiva la masa oscilante con forma de balón de futbol, personalizado con los logotipos y la numeración de cada edición limitada dedicada a los clubs:FC Bayern de Munich 250 unidades, Arsenal, 350 unidades y Rangers Football Club, 150 unidades.La extraordinaria complejidad de esta construcción en esqueleto queda subrayada por el acabado alterno pulido, satinado ó brillante, el meticuloso achaflanado y el juego de perspectivas, todos ellos combinados para ofrecer a su propietario una pieza única del arte relojero

1911 Tekton, la trilogía se culmina Despiece Tekton 342 piezas