articulos



DESTACADOS - Hermès se eleva al rango de la haute horlogerie

English 中文
diciembre 2013


La boutique de Hermès en el Faubourg Saint-Honoré, en el centro de París, fue elegida para el lanzamiento del reloj que señala la entrada de la marca en el mundo de la relojería de alta gama. El inusual nombre de la pieza, el Arceau Lift, es una indicación de por qué la tienda fue elegida sobre, digamos, Baselworld, para un lanzamiento tan importante. Esto debido a este nuevo reloj ha sido diseñado desde cero basado en una idea que le vino al gerente de producto de la marca, Philippe Delhotal, después de una visita a la tienda.

El Arceau Lift marca el inicio de una nueva dirección de la exploración en Hermès.

En los 3.000 metros cuadrados que componen este bastión del lujo, El Sr. Delhotal vio el motivo de una doble H entrelazada en el elevador principal de la tienda, que simboliza la unión de las familias Hermès y Hollande cuando el nieto del fundador de la empresa, Emile Hermès, se casó con Julie Hollande. Philippe Delhotal escogió este símbolo como la base para el diseño de un nuevo tourbillon volante utilizando la caja del Arceau con un nuevo movimiento que ha sido diseñado y producido exclusivamente para Hermès por La Joux-Perret.

Como el CEO de Hermès, Luc Perramond explicó a Europa Star, este es sólo el segundo modelo tourbillon de la marca y su primer tourbillon volante. «Hemos producido un tourbillon en la línea del Cape Cod en 2010 utilizando el movimiento tourbillon de la Vaucher Manufacture», recordó, «pero esta vez queríamos un tourbillon volante. Ya que siempre buscamos los mejores artesanos y La Joux-Perret tiene experiencia global en la manufactura de tourbillons - particularmente de tourbillons volantes - nos decidimos a ir con ellos.»

UNA NUEVA DIRECCIÓN PARALELA

El Arceau Lift marca el inicio de una nueva dirección de la exploración en Hermès, que busca producir modelos de haute horlogerie con diseños sobrios que complementarán la artesanía intrincada de las decoraciones que se encuentran en modelos como los que cuentan con marquetería de paja. «Va a ser otra dimensión utilizando lo que me gusta llamar ’las complicaciones tradicionales’», explica el Sr. Perramond. «Con esto me refiero a aquellas con las que estamos familiarizados y que ofrecen un buen rendimiento técnico. Aquí tenemos que desarrollar una oferta más amplia y sin, por supuesto, olvidar nuestras piezas únicas como el Temps Suspendu.»

El ascesor de la boutique Hermès que data de 1923 cuenta con la rica decoración en hierro forjado que era típica de la época
El ascesor de la boutique Hermès que data de 1923 cuenta con la rica decoración en hierro forjado que era típica de la época
El motivo de la «doble-H» reproducido en el Arceau Lift tourbillon puede verse en las puertas.
El motivo de la «doble-H» reproducido en el Arceau Lift tourbillon puede verse en las puertas.
ARCEAU LIFT de HERMÈS
ARCEAU LIFT de HERMÈS
La arquitectura de la caja de 43 mm de diámetro del Arceau en oro rosa , con sus cuernos asimétricos, sirve para acentuar la aparente ingravidez del tourbillon volante. El espacio aireado bajo el cristal de zafiro está dominado por el tourbillon volante a las 6 en punto y el alojamiento del barrilete a las 12 en punto, los cuales comparten la decoración de la doble H del famoso ascensor en la tienda de Hermès en París. Los otros componentes del calibre H1923 de cuerda manual desarrollado exclusivamente para Hermès por La Joux- Perret se ocultan detrás de un puente que atraviesa la caja entre las 3 y las 9 en punto. El movimiento late a una frecuencia de 3 Hz y ofrece 90 horas de reserva de marcha a plena carga. Todas las superficies están achaflanadas y pulidas a mano y se han pulido tornillos, mientras que la parte inferior del tourbillon es visible a través de una abertura de cristal de zafiro a las 6 en punto en el reverso de la caja, que está rodeada por un grabado con el motivo del ex-libris de Hermès. The Arceau Lift está rematado por una correa de piel de aligátor mate Habana de producción propia en los talleres de La Montre Hermès como un recordatorio de la fuerte tradición de la marca en la fabricación de artículos de piel.

Lo que es evidente a primera vista es la impactante arquitectura de este tourbillon volante, que se divide en dos horizontalmente a través del centro de la esfera por un delgado puente que esconde el tren de engranajes, permitiendo que las mitades superior e inferior de la esfera estén dominadas por el alojamiento del barrilete y la jaula del tourbillon, respectivamente. Una segunda mirada, sin embargo, muestra que los seis meses que se invirtieron en perfeccionar el diseño valieron la pena: a partir del discreto graneado circular con un patrón chevron en el fondo de las superficies biseladas (40 horas se requieren sólo para el biselado) y las superficies contrastantes, cepilladas y pulidas, muestran la atención al detalle que se ha puesto en un movimiento que se ha diseñado en torno al reloj, en lugar de al revés.

Luc Perramond admite que el Arceau Lift es en cierta medida una respuesta a la demanda de los «clientes leales de la marca que están descubriendo la relojería». No es de extrañar pues que el modelo estará disponible exclusivamente a través de tiendas propias de la marca. Pero con sólo 176 ejemplos (la cifra corresponde a la edad de la marca) de esta pieza de edición limitada que se repartirán entre 340 puntos de venta, claramente no son suficientes para todos. El precio de 155.000 francos suizos puede moderar la demanda en algo, aunque el día antes del lanzamiento un cliente compró un reloj de bolsillo en la exposición de la marca «Timepieces of Excepcion», en la tienda de París por el equivalente a 250.000 francos suizos.

UN MUNDO DE NUEVAS POSIBILIDADES

El delgado puente transversal del barrilete libera el máximo de espacio para mostrar el motivo de la doble «H» en la carcasa del barrilete

Los 18 meses de desarrollo necesarias para el desarrollo del calibre H1923, como se conoce al nuevo movimiento (1923 es el año en que el ascensor se instaló en la tienda), así como las importantes inversiones para su industrialización, no se pagaron solo con las 176 piezas de la edición limitada del Arceau Lift. El Arceau Lift es simplemente el primer nacimiento en lo que promete ser una familia poblada de tourbillons.

También podemos esperar aún más innovación a lo largo de estas líneas de Hermès en Baselworld 2014, como Luc Perramond reveló:.. «Es una saga que quiero continuar. Es rica en posibilidades y es un desafío en términos de ideas y desde el punto de vista técnico. Vamos a estar presentes con una complicación singular en BaselWorld que está en el mismo espíritu del Temps Suspendu, pero que además permitirá una nueva forma de interacción con el usuario».

La asombrosa vista de los clientes haciendo cola en la tienda de Hermès no para pagar, sino sólo para ser servidos, es prueba suficiente de la alegación de Luc Perramond que «el negocio va bien», lo cual viene confirmado por un 10 por ciento de incremento año a año en las ventas para 2013. Y, a diferencia de algunos de sus competidores, los clientes de Hermès no son sólo Chino. «Somos históricamente fuertes en Japón y Europa», dice el Sr. Perramond, «estamos desarrollándonos en China, pero también en América del Norte». La falta de dependencia de los clientes de la China Continental y las incertidumbres asociadas con su economía, pero quizás lo más importante, las perspectivas interesantes en la tintero de su relojería, son un buen augurio para Hermès.

Fuente: Europa Star Magazine Diciembre - Enero del 2013/14