100. articulos


SIHH 2014 – GREUBEL FORSEY, los pies en la tradición, la cabeza en la invención

English
enero 2014


En 2014, la manufactura Greubel Forsey celebra oficialmente 10 años de existencia, pero Robert Greubel y Stephen Forsey han estado trabajando juntos durante unos 15 años. Así, los dos relojeros tuvieron cinco años para perfeccionar su concepto meticulosamente antes de la creación de su empresa. Esto no es sorprendente, dado el extremo rigor con que estos dos relojeros han concebido su creación y planificado su desarrollo progresivo. Sin embargo, como ellos mismos admiten, «nada se había decidido de antemano, pero nos inspiró profundamente.»

Robert Greubel
Robert Greubel

Stephen Forsey
Stephen Forsey

¿Su inspiración? Como profundos conocedores de la fina relojería clásica, rechazaban la «típicamente posmoderna» idea de que ya todo se había cumplido en este arte mecánico, y primero se dedicaron a mejorar el rendimiento de los tourbillons clásicos, yendo incluso tan lejos como para revolucionar su funcionamiento.

UNA FUENTE DE INVENCIONES

Metódica y científicamente, Robert Greubel y Stephen Forsey han establecido un proceso de invención AL que llaman Experimental Watch Techonology (EWT), que es una muy rigurosa «plataforma» para la reflexión teórica, la investigación, el estudio y la experimentación de las que han venido la mayoría de sus invenciones mecánicas.

Metódica y científicamente, Robert Greubel y Stephen Forsey han establecido un proceso de invención al que llaman Experimental Watch Techonology (EWT), que es una muy rigurosa «plataforma» para la reflexión teórica, la investigación, el estudio y la experimentación

SIHH 2014 – GREUBEL FORSEY, los pies en la tradición, la cabeza en la invención

Su primera invención, el Double Tourbillon 30 °, es el perfecto ejemplo de la eficacia de este proceso. Se inicia con una «inspiración», en forma de una intuición: ¿y si inclinamos la jaula del tourbillon para mejorar su tasa promedio? Se necesitaron cuatro años para poner en práctica lo que originalmente era sólo una corazonada, y para llegar a una solución novedosa: en el interior de una jaula que gira una vez cada cuatro minutos hay una jaula más pequeña, que contiene el muelle del volante, con una inclinación de 30 grados, y que rota una vez cada 60 segundos. Esta combinación de la inclinación y diferentes velocidades de rotación anula las diferencias en la tasa debidas a la gravedad de la Tierra en todas las posiciones del reloj de pulsera. En 2011, esta nueva configuración ganó el primer premio de la International Chronometry Competition en Le Locle.

Después de esta primera invención, otras cinco ideas novedosas de la rampa de lanzamieto de la EWT se presentaron gradualmente (y siguen presentándose): aquellas plenamente implementadas son el Quadruple Tourbillon, el cual acopla cuatro tourbillons a un diferencial para lograr una precisión aún mayor, y el Tourbillon 24 secondes, que gira tres veces más rápido que un tourbillon normal; todavía en fase de prototipo, el Balancier Spiral Binôme, caracterizado por su muelle del volante de diamante sintético, el cual tiene como objetivo mejorar el desempeño del órgano regulador, así como el Différentiel d’Egalité, que pretende «igualar el poder impulsor antes de distribuirlo de manera constante al órgano regulador» ahora están saliendo del proceso en EWT, todavía en la parrilla de salida, el Double Balancier, que, por primera vez, lleva más allá la investigación del tourbillon con el objetivo de mejorar la tasa promedio mediante el uso de dos órganos reguladores.

DE LA ALTA TECNOLOGÍA A LA ALTA ESTÉTICA

El éxito rotundo de Greubel Forsey no habría sido el mismo si los investigadores se hubieran contentado con una aplicación «simple» de sus intuiciones técnicas. Lo que es bastante inusual en su enfoque es que es esta creatividad muy técnica la que de alguna manera les ha obligado a pensar en nuevos planteamientos estéticos. Porque creen que «la tecnología y la arquitectura son hermanos siameses».

GREUBEL FORSEY DOUBLE TOURBILLON ASYMETRIQUE
GREUBEL FORSEY DOUBLE TOURBILLON ASYMETRIQUE
Una nueva interpretación del Double Tourbillon 30º en una caja asimétrica, 6 piezas en oro blanco. Geubrel Forsey lanzó el Double Tourbillon 30 º en el 2004. Una década más tarde, esta nueva interpretación cuenta con un posicionaminto asimétrico del Double Tourbillon 30 º que a sido presentado solo de forma simétrica en la anterior colección. Para lograr esto, la arquitectura del movimiento ha sido completamente reconstruida, con la jaula interior interna del Double Tourbillon 30 º invertida. Sin embargo, la rotación de un minuto de la jaula de tourbillon interna y de cuatro minutos de la jaula externa del tourbillon siguen siendo las mismas el movimiento está alojado en una caja de 43,5 mm de diámetro con una vetana lateral curva en la banda de la caja a las ocho en punto. Esta apertura en tres dimensiones proporciona al observador una visión muy especial del sistema de doble tourbilon, mostrando la complejidad y las cualidades estéticas de esta complicación única. El tratamiento negro de las platinas, forman el telón de fondo para el sistema del tourbillon, acentúa la profundidad tridmensional de las jaulas dobles, que se componen de nada menos que de 130 piezas. El brazo cónico pulido y el puente plano del tourbillon en acero negro pulido son un ejemplo de los acabados superlativos de Geubrel Forsey que son la firma de la casa. El indicador de reserva de marcha a las dos en punto cuenta con un innovador disco giratorio que muestra el tiempo restante de funcionamiento óptimo por medio de un triángulo rojo fijo en lugar de una aguja convencional

SIHH 2014 – GREUBEL FORSEY, los pies en la tradición, la cabeza en la invención

La misma invención, como la de la caja del Double Tourbillon 30 ° , por ejemplo, puede por lo tanto ser rediseñado varias veces, sus componentes se reordenan en el espacio de acuerdo con una arquitectura elegida que se muestra en el exterior. Esta obra arquitectónica, realizada en profundidad en tres dimensiones (y muy alejada del simple emparejamiento de la esfera y el movimiento) , es «forzada» por ellos, podríamos decir , utilizando un nivel de cuidado y atención a la estética de sus componentes y su acabado que es francamente sorprendente. Hay una cierta locura (y esto se refleja en el precio de los relojes) en querer ir tan lejos como lo hacen en la perfección de la decoración y el acabado de los componentes de menor peso y en la mayor parte ocultos en el reloj. Dos números son todo lo que se necesita saber: Greubel Forsey cuenta con casi 100 empleados ¡para producir ... 100 relojes al año!

«Tal vez algún día logremos producir 120...» , aventura timidamente Stephen Forsey, “pero cada nueva pieza nos lleva más lejos en nuestra investigación, producción y acabado...".

RAICES Y ALAS

Estos cien empleados (que incluyen a los de Compli-Time, una empr hermana especializada en desarrollar complicaciones por cuenta de terceros) se han agrupado desde 2009 en una «casa», que expresa a la perfección el espíritu de invención que está profundamente anclada en la tradición de la relojería fina que impulsan nuestras dos relojeros . Desde la base de una espléndida finca del siglo XVI que ha sido restaurada magníficamente - las «raíces» - las «alas» , literalmente, brotan de la tierra en la forma de un edificio con fachada de cristal inclinada (juro que es a 30 °), integrada por metal y madera que alberga todos los talleres. Distribuido en tres plantas alrededor de un gran y luminoso patio, estos talleres son espaciosos, ordenados, cálidos y confortables, ya se trate de los talleres de mecanización o torneado, los laboratorios, los oficios de decoración, y los bancos de trabajo para el ensamblaje y encajado.

Alrededor del 70 por ciento de los componentes son de producción propia en esta instalación. Teniendo en cuenta que cada nueva creación requiere que el 80 por ciento de los componentes sean completamente nuevos - incluyendo piñones y, por tanto, los trenes de engranajes - y el modesto número de relojes que se producen cada año, podemos deducir fácilmente que todo está orientado hacia el cumplimiento de los específicos (y costosos, cuando se necesita calidad consistentemente perfecto) requisitos de pequeñas series.

El éxito rotundo de Greubel Forsey no habría sido el mismo si los investigadores se hubieran contentado con una aplicación «simple» de sus intuiciones técnicas. Lo que es bastante inusual en su enfoque es que es esta creatividad muy técnica la que de alguna manera les ha obligado a pensar en nuevos planteamientos estéticos.

Estos requisitos de calidad tienen toda una serie de consecuencias, en particular en términos de responsabilidades. Lejos del trabajo de la línea de montaje, los operarios de las máquinas (seis técnicos para siete máquinas de CNC, dos torneros-perfiladores para cuatro máquinas), los artesanos que trabajan en la decoración (14 personas que pasan una media de entre 300 y 350 horas decorando cada reloj) y los 12 relojeros que trabajan en el montaje (cada movimiento es totalmente montado un un primer momento, se prueba, es desmontado, revisado, y si es necesario, esamblado por segunda vez con sus tornillos de acabado, y a continuación, se prueba de nuevo antes de ser encajado y probado por tercera vez) , son todos responsable de su segmento de la A a la Z. la importancia que se concede al laboratorio y a las pruebas son otro buen ejemplo del nivel de calidad como objetivo. El laboratorio, con una plantilla de seis personas, esta casi sobre-equipado: campos magnéticos, golpes, temperaturas extremas y la ciencia de materiales son su pan de cada día . En una comunicación permanente con el laboratorio, los tres constructores de movimientos y de prototipos técnicos y estéticos someten a estos a una simulación de 10 años de uso y desgaste. «Usted tiene que invertir mucho, en términos de energía y recursos, para hacer que un objeto fabricado en pequeñas series sea igualmente - si no más - fiable que un artículo producido en masa», destaca Stephen Forsey.

GREUBEL FORSEY TOURBILLON 24 SECONDES CONTEMPORAIN
GREUBEL FORSEY TOURBILLON 24 SECONDES CONTEMPORAIN
Geubrel Forsey presenta el Tourbillon 24 Secondes Contemporain con el movimiento de titanio natural alojado en una regia caja de oro rojo 5N o en una caja redonda de oro blanco. La arquitectura minimalista y sobria forma un magnífico telón de fondo para el regulador; tercera invención de Geubrel Forsey, el mecanismo del Tourbillo 24 Secondes está soportado a las 6 en punto por un puente de zafiro transparente apenas detectable; El tourbillon «flotante»; el largo trípode central para las horas y los minutos, y la esfera de varios niveles con el anillo interno de zafiro, se combinan para dotar a este reloj con una sensación notable de profundidad

El objetivo es, por supuesto, garantizar que el objeto, que se produce en un proceso en el que es esencial el papel de toque del artesano, durará. ¿Pero va a durar también una clientela, que es sobre todo - pero no exclusivamente – de ricos conocedores de la alta relojería (porque cuanto más se sabe acerca de la gran relojería mecánica, más se podrá apreciar plenamente la verdadera ruptura en la continuidad de una tradición que ha traido Greubel Forsey)?

«En diez años de existencia, hemos visto a nuestra base de clientes volverse más joven, de un promedio de 60 años de edad a alrededor de 40 años en la actualidad. Esto nos tranquiliza sobre nuestro propio futuro», admite Stephen Forsey.

Fuente: Europa Star Diciembre - Enero 2013/14