articulos



SIHH 2014 - La “Lambertización” de Montblanc

English
febrero 2014


Jérôme Lambert, ex CEO de Jaeger-LeCoultre y A. Lange & Söhne, ha estado al frente de Montblanc apenas seis meses, pero el impacto de su llegada ya puede ser visto en varios frentes: un fuerte acento en los valores de la relojería, una estructura más clara de las colecciones y una mucha más agresividad comercial. En resumen, una serie de recetas que ya tuvieron éxito sobre todo en Jaeger-LeCoultre se han implementado ahora.

Jérôme Lambert, CEO of Montblanc
Jérôme Lambert, CEO of Montblanc

El nuevo «lema» escogido para Montblanc debe entenderse como lo que es - «Compartir la pasión por la relojería de alta gama»: por un lado, está destinado a infundir a toda la colección (de las grandes complicaciones hasta el sencillo tres agujas) con los códigos de la relojería de alta gama y por el otro se trata de «compartir» esos códigos, es decir ofrecer la relojería de alta gama a precios «muy atractivos».

¡UN CALENDARIO PERPETUO POR 10.000 EUROS!

El ejemplo más llamativo de esta nueva política del «compartir» es un calendario perpetuo que cuesta ¡10.000 euros en acero y 16.900 euros en oro! Diez mil euros por un calendario perpetuo alterarán la competencia, como Jérôme Lambert hizo antes con un tourbillon Jaeger-LeCoultre por alrededor de 40.000 francos suizos, lo que causó un gran revuelo en toda la comunidad relojera.

Montblanc Meisterstück Heritage Perpetual Calendar
Montblanc Meisterstück Heritage Perpetual Calendar

¿Veremos las mismas reacciones desde dentro de la profesión y de los competidores? Después de todo, este calendario perpetuo (con un movimiento Dubois-Dépraz) forma parte de la nueva colección Montblanc Meisterstück Heritage, que se basa en los estándares de calidad de Montblanc Meisterstuck, el famoso instrumento de escritura de la firma de Hamburgo, en otras palabras, una mezcla de la artesanía, la funcionalidad y el diseño «atemporal», así como de los códigos relojeros Suizos más tradicionales.

La colección Montblanc Meisterstück Heritage comprende esferas plateadas en un estilo puro con un fino acabado cepillado y pulido, apliques facetados, por encima del cual barren agujas facetadas Dauphine. Las cajas, en diámetros de 39 mm o 41 mm, son muy sobrias y delicadamente satinadas en la media caja. Clásico, todo clásico y nada más que clásico.

Montblanc Meisterstück Heritage Pulsograph
Montblanc Meisterstück Heritage Pulsograph

Encontramos estas características relojeras en toda la colección, desde los relojes de carga automática más sobrios con tres agujas, con o sin fecha, o con una fase lunar rodeada por un pequeño contador de segundos, en el calendario perpetuo o incluso en la pieza insignia Montblanc Meisterstück Heritage Pulsograph Limited Edition. Este clásico de cuerda manual cronógrafo monopulsador también tiene una escala pulsométrica que le da un aspecto ligeramente «retro», pero , sobre todo, está equipado con el calibre de la manufactura MB M13.21, que se monta totalmente a mano en el taller de Montblanc en Villeret (el taller Minerva). Su gran volante con tornillos - que oscila a 18.000 alternancias por hora - y su muelle del volante con una curva terminal Philips se producen y tasan en el taller. Equipado con una rueda de pilares y un embrague horizontal, este cronógrafo monopulsador (el pulsador está a las 2 en punto) tiene un acabado decorativo: todos los componentes están biselados a mano, pulidos en las superficies superiores y cepillados en las laterales, la platina y los puentes son de níquel plata rodiados con decoración Côtes de Genève y las superficies interiores tienen un graneado circular. Se trata de una edición limitada de 90 piezas que cuesta 27.000 euros.

Un pequeño diamante tallado en la forma del emblema de la marca y engastado en la media caja a las 6 en punto indica que el reloj tiene un movimiento de la manufactura.

UN TOQUE DE VANGUARDIA

También vemos la firma de Jérôme Lambert en otra colección presentada en el SIHH, la Montblanc Timewalker Collection, que ha sido sometida a un cambio de imagen que le da un aspecto deportivo más contemporáneo.

Montblanc Timewalker Chronograph 100
Montblanc Timewalker Chronograph 100

Un ejemplo es el Montblanc Timewalker Chronograph 100, que, como su nombre indica, mide el tiempo a la centésima de segundo, y está accionado por el nuevo calibre MB M6625. Este movimiento «con dos corazones» y dos barriletes de muelle está equipado con un volante clásico que late a 18.000 alternancias por hora (2,5 Hz) para el control del tiempo y un segundo volante que late a 360.000 alternancias por hora (50 Hz) para la función del cronógrafo de 1/100 segundos. Pero este volante minador de energía sólo empieza a oscilar una vez que se activa el cronógrafo, por medio de un «látigo» en forma de una hoja de acero que proporciona el impulso inicial. Por otra parte, este calibre está equipado con un mecanismo de control patentado que se puede utilizar para restablecer los minutos y segundos del cronógrafo y, de forma independiente, las centésimas de segundo. ( Volveremos a los detalles técnicos de esta invención en un próximo número).

Este movimiento de alto rendimiento está encerrado en una caja de tres piezas que muestra la naturaleza «avant-garde» del reloj, con un bisel recubierto de titanio DLC negro, un fondo de caja atornillado en titanio y cristal de zafiro, la media caja de titanio rodeada de fibra de carbono y una vista panorámica del movimiento y su arquitectura contemporánea.

SERIOS LAVADOS DE CARA Y CIRUJÍA DE PRECISIÓN

Otros dos nuevos modelos también han sido sometidos a un serio lavado de cara: el nuevo cronógrafo «Hommage à Nicolas Rieussec», que reinterpreta el legendario cronógrafo de tinta patentado en 1822 por el pionero del cronógrafo. La aguja del cronógrafo fijo en la forma de un marcador doble de la hora replica fielmente la utilizada por Nicolas Rieussec e indica el tiempo transcurrido en dos discos blancos separados: a la izquierda, el contador de minutos, y a la derecha el contador de 30 minutos. Por encima de ellos hay una subesfera para las horas, con los minutos claramente visibles de noche gracias a los numerales en SuperLuminova que son invisibles durante el día.

«Nicolas Rieussec» chronograph by Montblanc
«Nicolas Rieussec» chronograph by Montblanc

ExoTourbillon Chronographe Rattrapante by Montblanc
ExoTourbillon Chronographe Rattrapante by Montblanc

Por último, y como una demostración de la experiencia de la empresa en la alta precisión y la relojería de alta gama, Montblanc presentó el ExoTourbillon Chronographe Rattrapante, el primero del mundo que cuenta con un gran volante situado en el exterior de la jaula del tourbillon, junto con un cronógrafo de fracciones de segundo, con una esfera tridimensional del regulador en oro y esmalte grand feu. Esta espectacular obra tiene un precio que es menos susceptible «compartir»: 250.000 euros.

La revolución de Lambert parece estar bien encaminada en Montblanc, que parece más decidida que nunca a demostrar que puede sobresalir tanto en la relojería de alta gama como lo hace en instrumentos de escritura. Y que está tratando a la vez de proyectar una imagen más contemporánea.

Fuente: Europa Star Magazine Febrero - Marzo del 2014