100. articulos



SMARTWATCHES: Los Presidentes de las Federaciones Relojeras y sus Puntos de Vista

English 中文
noviembre 2014



CARTA DESDE CHINA

En la 33ª Hong Kong Clock & Watch Fair era imposible escapar del ubicuo SmartWatch. El mundo de la relojería se está preguntando: ¿cómo categorizarlo? ¿Para qué sirve? ¿Abrirá realmente un mercado estimado en 50 mil millones de dólares para el año 2018? Y, sobre todo, ¿será el toque de difuntos para el reloj de muñeca tradicional fente al “homo internetus” del siglo XXI? Presidentes de federaciones relojeras expresan sus puntos de vista.

 Geoffrey Kao

(Hong Kong) se inicia el debate con algunas citas de los medios de comunicación: «Los smartwatches será adoptados por los consumidores, ya que son relativamente discretos y capaces de funcionalidades que los teléfonos inteligentes no pueden proporcionar»; «Google ha puesto en marcha un sistema operativo para smartwatches - Android Wear - que ya está siendo utilizado por una decena de fabricantes»; «Hong Kong posee todos los ingredientes para convertirse en la futura capital de la producción del smartWatch». Con una sonrisa divertida, el Sr. Kao señala que el radio reloj de Dick Tracy, la tira cómica de la década de 1940 ha dejado el reino de la ciencia ficción y se ha convertido en una realidad, 70 años después.

Sin embargo, algunos observadores creen que, «incluso si la tecnología es capaz, puede que no sea necesariamente algo que la gente quiera.» Esta es la opinión de Kim Dae-Boong (Corea del Sur): "Los coreanos no piensan en los smartwatches como relojes per se, sino más bien como aparatos electrónicos. No creemos que su llegada tenga un impacto en la industria de la relojería.

«Hong Kong posee todos los ingredientes para convertirse en la futura capital de la producción del smartWatch.» Geoffrey Kao

 Patrice Besnard

(Francia), añade: "Hemos pensado en la cuestión, y finalmente llegamos a la conclusión de que los smartwatches tendrán un problema: la tecnología avanza muy rápidamente, y los modelos pasan de moda con la misma rapidez. El advenimiento de los smartwatches también nos recordó la época de los primeros relojes digitales, cuando la gente predijo el final de los relojes analógicos. Al final, fuimos testigos de un renacimiento del reloj análogo mecánico«, por lo tanto, Patrice Besnard sigue siendo positivo. “El reloj de pulsera clásico es también un elemento de joyería y, que de llegar a ser el caso, los smartwatches incluso podrían estimular el interés en la relojería.»

«El advenimiento de los smartwatches también nos recordó la época de los primeros relojes digitales, cuando las personas predijeron el final de los relojes analógicos.» Patrice Besnard

 Zhang Hong-Guang

(China) señala: «En primer lugar, tenemos que definir con precisión si el SmartWatch será un reloj autónomo, o si tendrá que ir aparejado a un teléfono inteligente. También está el problema de la escasa duración de la batería, lo que es un largo camino desde el punto de vista de los estándares de la relojería.»

«Los smartwatches tendrá un problema: la tecnología avanza muy rápidamente, y los modelos pasan de moda con la misma rapidez.» Patrice Besnard

 Takashi Yamamoto

(Japón) señala: «Estamos en una posición similar a la de Corea del Sur: producimos ambos, relojes y smartwatches tradicionales. El reloj clásico cumple los cánones de la moda y también es más artístico, mientras que el smartWatch, inevitablemente, siendo más funcional, lo que en teoría debería hacerlo menos atractivo para la clientela femenina. Sin embargo, algunas funciones bien podrían convertirse en esenciales para sus ojos, tales como la capacidad de realizar llamadas de emergencia en caso de ataque.»

«Algunas podrían así convertirse funciones esenciales, tales como la capacidad de realizar llamadas de emergencia en caso de ataque.» Takashi Yamamoto

Patrice Besnard plantea con una carcajada: «Y con un SmartWatch en su muñeca, van a perder menos tiempo buscando en sus bolsos de mano sus teléfonos inteligentes ...» El representante de la relojería Francesa replica a su homólogo de Corea, Sr. Kim, con un comentario más serio. «Hace diez años, usted puede recordar, estábamos hablando de un tema muy similar. Usted ha dicho que con el advenimiento de los teléfonos inteligentes los jóvenes ya no comprarán relojes tradicionales, ya que serían capaces de ver la hora correcta en sus pantallas táctiles. Bueno, la relojería de hoy está en mejor forma que nunca.»

«Relojería hoy está en mejor forma que nunca.» Patrice Besnard

CARTA DESDE CHINA

Fuente: Europa Star Magaine Octubre - Noviembre del 2014