articulos



TRATADO CHINO-SUIZO DE LIBRE COMERCIO: Consecuencias para Hong Kong

English 中文
noviembre 2014


Durante los próximos diez años, China reducirá gradualmente los derechos de importación en los relojes Suizos en un 60%, en una tasa del 18% en el primer año y un 5% cada año subsiguiente. Hong Kong es el mercado más importante del mundo para la relojería Suiza, pero con un 90% de sus clientes provenientes de China, ¿dañará esto a su capacidad para competir? Aquí están las respuestas de Geoffrey Kao, presidente de la federación relojera de Hong Kong.

TRATADO CHINO-SUIZO DE LIBRE COMERCIO: Consecuencias para Hong Kong

En el corto plazo, ¿no esta libre de riesgos este acuerdo comercial perjudicando el comercio relojero de Hong Kong, que es, no lo olvidemos, con mucho, el mayor mercado de la relojería Suiza?

Geoffrey Kao: En primer lugar, permítanme señalar que los derechos de importación se reducirán gradualmente, no serán totalmente levantados. Lo que es más, China mantendrá un impuesto al consumo del 17%. Así que al final, habrá por lo menos esta diferencia de precio con Hong Kong.

Sin embargo, algunas compañías de relojes quieren armonizar los precios al por menor a través de las dos zonas. ¡Incluso LVMH ha prometido tanto!

GK: En la práctica, su idea es aumentar los precios en Hong Kong y reducirlos en la China continental. ¿Pero cuáles serán las consecuencias de esto? Desde mi punto de vista, dejando a un lado el precio preferencial, Hong Kong ofrece tres grandes ventajas. La primera es la elección: no hay otro lugar donde se pueda encontrar una tal concentración de marcas internacionales. El segundo es la calidad, así como las habilidades y la selección de productos que se encuentran en un nivel que es único en el mundo. Y la tercera es la seguridad: la compra en Hong Kong significa la seguridad de una garantía total y una autenticidad indiscutible. Por otra parte, Hong Kong es una ciudad increíble y un centro de Asia que se conecta con todos los principales destinos en el mundo. En este sentido, seguirá siendo el mejor logar para las escalas. No creo que la reducción de los derechos de importación en China afectará el estatus de Hong Kong como un paraíso para los compradores.

«No hay otro lugar donde se puede encontrar tal concentración de marcas internacionales.»

Los poderosos grupos de relojería podrían desarrollar sus propias redes de ventas en China. Swatch ha hecho precisamente eso en la India con, de acuerdo con lo que hemos escuchado justo en la feria relojera de Shenzhen, una ventaja de precio al por menor de hasta un 35% en comparación con las redes de ventas Chinas. ¿Qué piensa usted de eso?

GK: Los gastos operacionales y de infraestructura son los elementos más costosos. Yo no creo ni por un minuto que puedan ser un 35% más baratos. Pero en diez años, si la diferencia de precio entre Hong Kong y la parte continental es sólo el 17%, y si, además, los grandes grupos relojeros pueden bajar los precios en China a través de sus propias redes... Pero ¿Cómo van a ser capaces de realizarlo? Si se analizan los precios de las acciones de las cadenas de concesionarios de relojes, te das cuenta de que son apenas rentables, y algunas funcionan con pérdidas. Para vender al mismo precio que en Hong Kong, las marcas tendrían que absorber el 17% de impuestos ellos mismos, y eso les haría daño, créame.

«Para poner a la venta al mismo precio que Hong Kong, las marcas tendrían que absorber el 17% de impuestos por sí mismos, y eso les haría daño, créame.»

Pero usted está dejando fuera de la ecuación el precio astronómico por metro cuadrado de la propiedad en Hong Kong, lo que ha obligado a algunos distribuidores locales a abrir tiendas en Shanghai o Pekín.   GK: Sí, el precio de los bienes raíces en Shanghai es mucho más barato que en Hong Kong, pero lo que cuenta es el rendimiento de la inversión por metro cuadrado. De hecho Hong Kong es muy rentable en este sentido, ¡debido a la cantidad de ventas que usted puede hacer por metro cuadrado! En China, por otra parte, las tiendas son a menudo no más que escaparates.

«El precio de los inmuebles en Shanghai es mucho más barato que en Hong Kong, pero lo que cuenta es el rendimiento de la inversión por metro cuadrado.»

CARTA DESDE CHINA

Fuente: Europa Star Magaine Octubre - Novimbre del 2014