articulos



VINTAGEMANÍA - Iconeek: “Hoy en día todo se vende”

English
agosto 2016


Entrevista con Vanessa y Fabien Chicha, fundadores de Iconeek.

VINTAGEMANÍA - Iconeek: “Hoy en día todo se vende”

Iconeek es a la vez un bien aprovisionado portal (www.iconnek.com) y una ubicación discreta en Ginebra especializada en los relojes clásicos y modernos. Europa Star reunió sus dos fundadores, Vanessa Chicha, anteriormente a cargo de varias boutiques de marca de alta relojería (especialmente: Zenith, Omega, Jaquet Droz y Benoit de Gorski) y Fabien Chicha (relojero, experto y consultor que ha trabajado sobre todo en Christie’s y Antiquorum y es un experto de Monte-Carlo Auction House y el Tribunal de Primera Instancia de Ginebra)

Iconeek fue creada recientemente, en 2014, y parece haber crecido rápidamente a un lugar de importancia en el comercio de relojes vintaje y modernos...

Eso es probablemente porque ofrecemos algo que en realidad no existía antes, en algún punto entre un distribuidor tradicional y una casa de subastas. Nuestra doble titulación - Conocimientos de negocios y relojería, significa que podemos cavar profundamente. Nosotros examinamos cada reloj y en profundidad analizamos su condición y su historia antes de ofrecer una estimación final y garantizar al vendedor una reserva mínima de precio. Cada reloj se describe con el más mínimo detalle, es revisado en caso de necesidad, limpiado, fotografiado y luego publicado en nuestro portal y compartido a través de las redes sociales (con los clientes potenciales por todo el mundo).

El mercado de los relojes vintage ha cambiado considerablemente. Como pueden establecer su hecho diferencial?

Nuestra idea es ofrecer soluciones innovadoras. En la década de 1960 y 70, el mercado estuvo dominado por los distribuidores convencionales. Luego, a partir de 1974 cuando Antiquorum fue fundada por Osvaldo Patrizzi, fue dominado por las casas de subastas, porque todo el mundo copió a Patrizzi. Por último, con Internet, las ventas on-line, anuncios en portales y foros especializados que han surgido han contribuido a una amplia difusión de la información. Poco a poco, el acto de venta se ha convertido en desmaterializado. Iconeek está tratando de ofrecer lo mejor de ambos mundos: la experiencia de una casa de subastas y la inmediata disponibilidad ofrecida por un distribuidor tradicional. Pero la gran diferencia entre nosotros y las casas de subastas es que sólo tenemos una comisión sobre el precio final (15%).

¿De donde vienen los relojes que ustedes venden?

Sólo se tenemos los relojes en consignación y de forma absolutamente transparente; podemos rastrear la historia exacta de cada artículo. Y no vendemos nada que no haya sido publicado en nuestro portal. Lo que hacemos a veces es rechazar los relojes si, después de una investigación, alguna prueba o justificante parece estar ausente, o si notamos que hay algo sospechoso. Nosotros trabajamos directamente con nuestros clientes sin ir a través de distribuidores, y nos aseguramos la exclusividad sobre la venta durante al menos tres meses. Nosotros preguntamos sobre la comisión nos preguntamos, y ofrecemos un auténtico servicio VIP. Nuestra lealtad reside enteramente en el cliente; les ofrecemos un servicio de conserjería, hacemos la investigación para solicitudes especiales y actuamos como consultores y gestores de cobro para ayudarles a construir tanto como sea posible una colección «inteligente». En un año de actividad, hemos vendido más de 300 relojes y tenemos muy pocos artículos no vendidos.

«En este momento, el look vintage está en todos lados. Mire lo que se expuso en Baselworld este año - en su mayoría relojes inspirados en el pasado.»

VINTAGEMANÍA - Iconeek: “Hoy en día todo se vende”

¿A qué atribuye esta moda de lo vintage?

Ha nacido de una mezcla de numerosos factores. Lo vintage es tranquilizador, eso es evidente. Es un recordatorio de los «buenos viejos tiempos». Hay una forma de propagación en ello – en hecho de que se esté listo para abrir un nuevo departamento para las bolsas vintage - pero también es una reacción contra el precio de los nuevos relojes. A menudo, lo vintage se percibe como una inversión. Y seamos francos, es también una forma de esnobismo en encubierto: un reloj vintage es diferente, lo que lo distingue, lo que hace tener un look «cultivado». Por el momento, el look vintage está en todas partes. Mire lo que se expuso en Baselworld este año - sobre todo relojes inspirados en el pasado.

¿Ve algún riesgo de la explosión de la burbuja algún día?

Al igual que en la moda ciertos artículos están sobrevalorados, eso es evidente, y la competencia por ellos está haciendo que los precios aumenten. Así que se puede hablar de una burbuja especulativa, pero limitada a ciertos modelos precisos, que todo el mundo conoce. En las subastas, las ventas más altas provienen de artículos que ya se encontraban muy caros cuando se compraron inicialmente. El origen de un artículo también cuenta mucho, y su estado de conservación es crucial - en función de ello, los precios pueden variar en una escala de uno a diez. También hay que tener en cuenta el entorno del artículo, los documentos que lo acompañan, si tiene su embalaje en su estado original, y así sucesivamente.

¿se encuentran a veces con relojes vintaje falsos?

Por supuesto. En las décadas de 1970 y 80 la gente iba al relojero para limpiar la esfera, cambiar las agujas o la corona, etc. A continuación, relojes empezaron a tasarse y si los componentes de un reloj fueron sustituidos, eso ha influido en esta calificación. Después de eso, la gente ya no se atrevía a tocar sus relojes y los dejaba en su estado original. Pero numerosos relojes sometidos a transformación que convirtieron en relojes Frankenstein, como fueron llamados. Dicho esto, en general los falsificadores no son muy inteligentes. Para hacer un buen reloj vintage falso, usted tiene que haber examinado veinte relojes auténticos. Pero a veces podemos tener dudas y puede ser que reunamos a varios expertos para decidir si se trata de una falsificación o no. Hemos tenido algunos casos «interesantes», tales como un cronógrafo de acero Rolex Killy el cual, después de un examen a fondo, resultó ser un Frankenstein.

¿Cuál es su rango de precios?

Tenemos algunos artículos excepcionales, sin duda, pero por encima de un determinado límite de precio no hay muchos compradores, o son conocidos y están enumerados. También, a veces ocurre que confiamos artículos excepcionales casas de subastas en nombre de nuestros clientes. Pero por debajo de 1.000 – 2.000 CHF, se venden como pan caliente, por utilizar una frase. El asunto de la confianza es de suma importancia para el proceso del negocio, ya que los precios pueden variar en una escala del uno al diez, se compra el vendedor tanto como el reloj. De nuevo, el hecho de que sólo se tienen relojes en consignación es tranquilizador, porque si los compramos, nos gustaría poder transformarlos, ponerles una nueva esfera, por ejemplo. Pero tal como están las cosas, es imposible, porque nunca nos atreveríamos a retornar un reloj modificado a su propietario. Una más, lo que se pide es transparencia.

Fuente: Europa Star Magazine Junio del 2016