articulos



EUROPA STAR ARCADE - Ollivier Savéo, vuelta al Barroco

English
noviembre 2016


Un entrenado joyero que ganó el título de “Mejor Artesano de Francia” (Meilleur Ouvrier de France), Ollivier Savelli creó su propia marca en 2014. Nosotros le preguntamos acerca de sus masivos, ricamente ornamentados y polarizantes relojes.

Ollivier Savelli - Photo: Carlo Fachini
Ollivier Savelli - Photo: Carlo Fachini

Ollivier Savelli lleva un inusual mono de trabajo. No es el azul que los relojeros por lo general llevan - su equipamiento es más una reminiscencia del de un chef de primera. Y por una buena razón: este es el traje usado por los mejores artesanos de Francia, completado con un rosetón y una medalla. Eso es por que resulta que Ollivier Savelli ganó la distinción en la categoría de joyería en el 2000. Y hoy en día, ¡es imposible echarlo de menos en cualquier feria de relojería! «No me estoy jactando, es una forma de demostrar mi cariño por los valores artesanales de mi gremio y de mi formación. Yo también fui un ’Compagnon du Tour de France’ durante varios años. Nosotros viajamos de pueblo en pueblo por Francia, ejerciendo nuestra artesanía en el lugar».

El joyero se convirtió en un relojero muy gradualmente, finalmente, con la creación de su propia marca, bautizada Ollivier Savéo, en Septiembre del 2014. Del 2004 al 2006 trabajó para una empresa de consultoría en Francia, con una base de clientes de numerosas empresas de joyería y relojería, desde el nivel de entrada a la gama alta. Fue en este contexto en el que comenzó a trabajar con Roger Dubuis, por citar un ejemplo, para desarrollar sus colecciones de joyas. Ahí fue cuando le picó el gusanillo de la relojería, y también se impuso la misión de crear un mayor diálogo entre los relojeros y los joyeros. Ollivier Savelli estaba entonces encargado de la re-estructuración de una empresa con sede en Ticino especializada en el diseño de cierres para cajas de relojes, trabajando con marcas como Richemont, entre otras.

UN ARTESANO DE CORAZÓN

El relojero en ciernes continuó su carrera con un viaje a China, donde su tarea consistía en re-estructurar una empresa local trabajando en el mercado relojero de las marcas propias. «¡Un verdadero choque cultural!» Fue después de una temporada con Quinting que Ollivier Savelli decidió dar el paso y crear su propia marca de relojería: «Siempre he sido un artesano de corazón y me financié yo mismo. Un reloj tiene que contar una historia. Para mí, fue muy importante para construir un sólido puente entre la joyería y la relojería».

OLLIVIER SAVEO PURE BREED
OLLIVIER SAVEO PURE BREED

Sus creaciones son masivas, ricamente ornamentadas y polarizantes. Su gran cristal de zafiro en forma de «ojiva» produce un efecto de gran transparencia, ofrece una vista panorámica del movimiento entero, y está diseñado tanto como una decoración como un mecanismo. Todas las series, están limitadas a 38 ejemplares y cada uno es único, ya que son personalizables, se ensamblan en MHC con movimientos de Vaucher Manufacture. «Con una y la misma caja se pueden crear varios mundos, altamente diferenciados - automóviles con el Speed F1, la poesía con el Butterfly o el Foliage, memento mori con el Skull...»Uno de los más originales modelos puede ser el Petroleum, que representa la totalidad del recorrido de la extracción hasta la distribución del petróleo y que incluye un tubo de zafiro para poder mantener su dueño ¡su propio oro negro! «Mis referencias van en un rango desde el steampunk al art nouveau».

UNA PRODUCCIÓN ULTRA EXCLUSIVA

La base de clientes potenciales para éstos relojes grandes y muy impresionante es por supuesto más fuerte en el Oriente Medio, Singapur y Rusia. «Mis creaciones están cerca de lo hecho a medida, porque puedo personalizar muchos de los elementos. Mis clientes son personas ricas que ya tienen colecciones de las principales marcas, que están verdaderamente interesadas en la relojería y están buscando artículos exclusivos».

Entonces, ¿cuál es la conclusión, cerca de dos años después de su lanzamiento? «Durante el primer año, mi objetivo era construir la marca y trabajar en los productos. Ahora tengo que construir una red.»El precio de salida de los modelos es de 54.000 francos Suizos: «Creo que puedo vender la mitad de mi producción de forma directa y la otra mitad a través de diez o quince boutiques en todo el mundo. Mis objetivos son modestos; Mi objetivo es producir entre 15 y 30 relojes al año.»Pero ¿porqué llamaría su marca Savéo y no Savelli, su verdadero nombre? "¡Esa marca ya había sido registrada por Alessandro Savelli!

Fuente: Europa Star Magazine 4/16 Otoño del 2016 Magazine