en-portada



PATEK PHILIPPE - Los viajes del Nautilus

English 中文
marzo 2014


«El diablo está en los detalles», como dice el proverbio. Es un proverbio que Patek Philippe parece haber asimilado muy bien, ya que su actividad relojera está anclada en este culto absoluto al más mínimo detalle (en la medida en que el objetivo final es, probablemente, invertir la proposición, como el famoso arquitecto Mies van der Rohe lo hizo cuando dijo que «Dios está en los detalles»).

Como ejemplo, tome el nuevo Nautilus Time Travel Chronograph referencia 5990/1A lanzado en Baselworld este año. Por primera vez en Patek Philippe se asocia un cronógrafo de cuerda automática con un doble huso horario. La historia de su gestación muestra cómo la marca de Ginebra se toma las cosas paso a paso, de forma progresiva para «asegurar» sus avances tecnológicos antes de incorporarlos tan sutil y estéticamente como sea posible en sus diferentes colecciones. Este enfoque del «diablo en los detalles» explica en gran parte la impresión de coherencia extrema en todas colecciones de la marca. Esta coherencia es el resultado de una especie de linaje natural que vincula cada reloj al siguiente, con una lógica «dinástica».

VOLVER A 1997…

Para entender completamente la cantidad de trabajo paciente que hay detrás de este nuevo Nautilus Travel Time Chronograph, tenemos que volver a 1997. Este fue el año en que Patek Philippe lanzó el reloj Travel Time que enriqueció su colección de «pequeñas» y útiles complicaciones que la marca pasó a desarrollar con un éxito considerable. La originalidad de este inteligente Travel Time basado en una patente original de 1959, que tuvo un movimiento de cuerda manual, es esencialmente su extrema sencillez de uso y la forma clara en la que se muestra el tiempo.

Nautilus Travel Time Chronograph de Patek Philippe (ref. 5990/1A)
Nautilus Travel Time Chronograph de Patek Philippe (ref. 5990/1A)

A diferencia de los relojes de zona horaria dual que había alrededor de esa época, el Travel Time era un reloj muy clásico (33.85 mm de diámetro para el modelo de caballero, que es minúsculo para los estándares actuales, y 29.50 mm para el modelo de dama) con horas y minutos centrales y una sub-esfera con una escala de 24 horas y segundero pequeño. Hay dos aspectos inteligentes en el reloj y que sólo se hacen evidentes cuando se activa la función de hora dual: la aguja negra de la hora que muestra el tiempo de viaje esconde discretamente otra aguja de la hora - en oro - que se mueve en perfecta sincronía con ella.

Izquierda: Aquanaut Travel Time (Ref. 5164 A-001 / 2006) - Derecha: MVT 324 PS FUS 5164, El movimiento está en el origen del mecanismo que activa la función travel time.
Izquierda: Aquanaut Travel Time (Ref. 5164 A-001 / 2006) - Derecha: MVT 324 PS FUS 5164, El movimiento está en el origen del mecanismo que activa la función travel time.

La aguja Travel Time solo se «separa» cuando se presiona uno de los dos pulsadores-correctores en la media caja, cuando la otra aguja empieza a mostrar el permanente Home Time. El segundo truco técnico es que estos dos pulsadores, se pueden utilizar para mover hacia delante o hacia atrás la aguja Travel Time - lo cual no era posible con otros relojes de tiempo dual en esa época, en los que la aguja sólo podía ser movida hacia delante en el tiempo. Más de dos años de investigación y desarrollo se requirieron con el fin de ofrecer esta facilidad de uso y de lectura.

LA ADAPTACIÓN DE UNA ÚTIL COMPLICACIÓN

En 2001, Patek Philippe decidió incorporar esta útil complicación en su colección insignia Calatrava. Se convirtió así en el Calatrava Travel Time, con una caja de 37 mm y un gran bisel con pulido espejo - característico de la nueva forma del Calatrava que se había presentado el año anterior.

Calatrava Travel Time de Patek Philippe (Ref. 5134P-001 / 2001-2009)
Calatrava Travel Time de Patek Philippe (Ref. 5134P-001 / 2001-2009)

La lógica mecánica de funcionamiento de la segunda zona horaria se mantuvo idéntica, pero por primera vez se utilizó una aguja ahuecada negra en lugar de una aguja de oro. Una gran cantidad de trabajo se había hecho desde el punto de vista estético, en particular para la perfecta integración de los dos pulsadores para mover la aguja de hora local hacia delante o hacia atrás. Inspirados en la forma del protector de la corona, estos dos pulsadores integrados destacaron la simetría clásica de la pieza. El movimiento y su acabado meticuloso podían ser admirados a través del cristal de zafiro trasero de la caja.

EN 2006, LOS PRIMEROS RETOQUES AL NAUTILUS

Para el 30 aniversario de uno de sus grandes clásicos, el reloj «elegante y deportivo» Nautilus, que se había convertido en un objeto de culto, Patek Philippe hizo algunos retoques estéticos y técnicos muy leves al reloj que fue bosquejado originalmente por el famoso diseñador Gérald Genta. La caja está fabricada en el mismo espíritu de los relojes lanzados en 1976, con el sistema de bisagras que recuerdan un ojo de buey y la junta plana comprimida entre el bisel y la media caja. Los principales cambios son de naturaleza estética. El mecanismo de «ojo de buey» se mantuvo para el ajuste del bisel. Pero este nuevo diseño permite un pequeño restyling estético, en particular, de las dos bisagras, a las que se les dio una ligera curva al extender el perfil del bisel (nosotros se lo advertimos: ¡el diablo o Dios está en los detalles!).

Su elegancia fue mejorada.

Nautilus de Patek Philippe (Ref. 5712/1A /2006)
Nautilus de Patek Philippe (Ref. 5712/1A /2006)

Nautilus de Patek Philippe (Ref. 5726A /2010)
Nautilus de Patek Philippe (Ref. 5726A /2010)

Ensamblaje del Nautilus
Ensamblaje del Nautilus

Al mismo tiempo, se lanzaron las primeras complicaciones en la colección Nautilus. Primero vimos un nuevo movimiento de cronógrafo de cuerda automática, el Patek Philippe Calibre 28-250 C, con una rueda de pilares. Introducido en una caja de mayor tamaño del Nautilus de 44mm, este cronógrafo flyback se lee en un grande y bastante excepcional «monocounter» que muestra los minutos y las horas del tiempo transcurrido en tres escalas concéntricas. Este modelo tuvo una recepción entusiasta, que confirmó la extraordinaria atracción que este reloj - tan deportivo y robusto, como sutil y elegante - sigue ejerciendo.

En los años siguientes se añadieron más complicaciones útiles para el Nautilus, en plena consonancia con el espíritu de este reloj, incluyendo, en 2010, una versión de calendario anual.

EL NAUTILUS VUELVE A CONVERTIRSE EN VIAJERO

En 2014 es el turno del nuevo Nautilus Travel Time Chronograph, que combina a su manera distintiva la esfera «monocounter» del cronógrafo y la función Travel Time de fácil utilización que poco a poco ha sido perfeccionada por Patek Philippe.

Con el fin de dar cabida a estas dos complicaciones diferentes, cronógrafo y segundo huso horario, en el mismo reloj, la marca tenía que desarrollar un nuevo calibre (CH 28-250 SC FUS). El mecanismo Travel Time tuvo que ser añadido al movimiento cronógrafo integrado, con su tradicional control por rueda de pilares y su innovador embrague usando discos. Este mecanismo, como hemos explicado anteriormente, permite que el tiempo local se mueva hacia adelante o hacia atrás en incrementos de una hora y está totalmente desconectado del movimiento básico durante estas operaciones. Así que esta función no tiene ningún efecto sobre la amplitud del volante y la tasa de funcionamiento del reloj. La visualización de la fecha, que, lógicamente, se acopla a la hora local y fue exhibida originalmente en una ventana a las 3 en punto, se ha transformado en una sub-esfera a las 12 en punto con una aguja, mientras que el «monocounter» del cronógrafo ha sido convertido en un totalizador de 60 minutos a las 6 en punto.

 Nautilus Chronograph de Patek Philippe (Ref. 5980/1A-014)
Nautilus Chronograph de Patek Philippe (Ref. 5980/1A-014)

Estas modificaciones en la esfera solo han contabilizado 47 nuevos componentes. Sin embargo, el movimiento es sólo 0,3 mm más grueso, principalmente gracias a la utilización de un nuevo volante patentado Spiromax® con el muelle del volante en Silinvar®, que late de forma simétrica e isócrona en un eje y ocupa mucho menos espacio que el resorte tradicional Breguet con su curva terminal elevada.

Además, esta calibre de cuerda automática CH 28-250 SC FUS está equipado con una masa oscilante central en oro de 21 quilates, late a una frecuencia de 28.800 alternancias / hora y tiene el Gyromax® que fue inventado por Patek Philippe (1949) ¡hace más de 60 años!

Su superlativo acabado - Côtes de Genève sobre los puentes biselados a mano, perlado sobre la masa oscilante – puede verse a través del cristal de zafiro trasero de la caja.

FINURA ESTÉTICA Y TÉCNICA

Pero la integración de esta nueva función Travel Time dentro del cronógrafo Nautilus también requiere de un trabajo detallado sobre la famosa caja en forma de ojo de buey. Sin embargo, esta caja, con sus dos protuberancias laterales, ofrece la forma ideal para la incorporación de los dos pulsadores adicionales que se necesitan para la función Travel Time. La protuberancia de la derecha actúa como una protección para los dos pulsadores del cronógrafo, que fueron traídos más cerca de la corona para que actúen de manera más directa en el mecanismo. Desde un punto de vista ergonómico, estos pulsadores tienen «una sensación más suave y una acción más firme». A la izquierda, la protuberancia original ha sido sustituida por dos pulsadores que imitan su forma exactamente. A pesar de estas nuevas perforaciones, su resistencia al agua sigue estando garantizada hasta 120 metros (12 bar).

Izquierda: MVT CH 28 250 C FUS - Derecha: Nautilus Travel Time Chronograph de Patek Philippe (ref. 5990/1A)
Izquierda: MVT CH 28 250 C FUS - Derecha: Nautilus Travel Time Chronograph de Patek Philippe (ref. 5990/1A)

La adición de la función Travel Time también requiere un reordenamiento de las indicaciones en la esfera, manteniendo, no obstante todos los signos de identidad de la colección Nautilus: un grabado en relieve horizontal, un tono ligeramente graduado de color que se aclara más cerca del centro de la esfera, marcadores horarios aplicados de oro blanco cubierto de material luminiscente y una perfecta simetría con el conjunto.

A las 12 en punto nos encontramos con la nueva esfera de la fecha con una aguja, como reflejo del contador de 60 minutos del cronógrafo a las 6 en punto. En el eje horizontal central encontramos dos pequeños indicadores día / noche, del Home Time a las 3 en punto y para del Travel Time a las 9 en punto. La hora local se muestra a través de una aguja estilo baton, con un revestimiento luminiscente, mientras que el tiempo en casa se muestra a través de una aguja ahuecada.

«Todo lo que un hombre espera de un reloj», dicen los creadores de este nuevo reloj que sin duda marca una etapa importante en la saga del Nautilus.

Fuente: Europa Star Magazine Abril - Mayo del 2014