120. en-portada


Carl F. Bucherer: Maestro de la periferia

EN PORTADA

English Français
diciembre 2018


Carl F. Bucherer: Maestro de la periferia

Bucherer, el famoso relojero y joyero de Lucerna, celebra 130 años de historia este año al aportar una nueva dimensión a su marca de relojes Carl F. Bucherer, que ha sido pionera en el uso de la masa oscilante periférica. Un nuevo modelo impresionante ha sido diseñado especialmente para la ocasión. La marca también está explorando nuevos territorios en los Estados Unidos. Aquí hay algunas explicaciones.

130

años, tres generaciones, un estilo de relojería que se centra decididamente en la innovación y una red en rápida expansión. Si tuviera que hacer un resumen de una sola frase de la posición de Bucherer en 2018, esta probablemente es la que más se ajustaría.

La marca Carl F. Bucherer ha ido aumentado gradualmente su poder desde su lanzamiento oficial en 2001, gracias a un patrimonio relojero que se remonta a más de un centenar de años. El crecimiento de la marca comenzó a acelerarse hace una década, después del lanzamiento de una gran innovación: un movimiento automático impulsado por un mecanismo bidireccional, con una masa oscilante periférica, en una producción en serie, una primicia para la industria.

«Para nuestro 130 aniversario, queríamos lanzar una nueva iniciativa revolucionaria, algo de lo que se hablaría en las próximas décadas», proclama el CEO Sascha Moeri. Se refiere al lanzamiento de una colección completamente nueva. Primero, sin embargo, echemos un vistazo al historial de la masa oscilante periférica, la firma de Carl F. Bucherer.

Especialista en rotor periférico

El movimiento CFB A1000 de 2008 fue sucedido en 2016 por el calibre CFB A2000 certificado por COSC, que refinó aún más la construcción inusual del movimiento y el rotor único. Este año, surgió otro nuevo calibre de las instalaciones de producción de la compañía en Lengnau, el CFB T3000, con 189 componentes. Presentado en Baselworld, representa la culminación de este avance tecnológico pionero. Mientras tanto, otras marcas han elevado sus colores al mismo mástil, pero Carl F. Bucherer sigue siendo el pionero y líder en ese campo.

El rotor ubicado en la periferia se mantiene en su lugar mediante tres rodamientos de bolas de cerámica colocados alrededor de su circunferencia interna, lo que lo hace extremadamente resistente a los golpes.

El rotor ubicado en la periferia se mantiene en su lugar mediante tres rodamientos de bolas de cerámica colocados alrededor de su circunferencia interna, lo que lo hace extremadamente resistente a los golpes. «En nuestro calibre, el rotor gira alrededor del movimiento, lo que le da una construcción más liviana y proporciona una vista sin obstáculos en el corazón del mecanismo», explica Samir Merdanovic, Jefe de Producción del Movimiento.

El nuevo Heritage Tourbillon DoublePeripheral Limited Edition
El nuevo Heritage Tourbillon DoublePeripheral Limited Edition

Tourbillon suspendido ultra-preciso

Para este su 130 cumpleaños, la marca ha llevado su exploración de la tecnología periférica aún más allá, agregando a este calibre único la complicación más prestigiosa de la industria relojera: un tourbillon. Pero este es un poco diferente. A diferencia de otros tourbillons que encontrará en el mercado, volantes o no, este no está unido a la placa de movimiento, ni a un puente, y puede verse en todo su esplendor desde ambos lados del reloj.

La jaula del «tourbillon suspendido», que parece flotar hacia arriba del marcador de las 12 en punto, se mantiene en su lugar y es guiado por tres rodamientos de bolas de cerámica alrededor de su circunferencia externa. Esto obviamente también los hace periféricos, ¡además de ser invisibles para los observadores! El mecanismo se ajusta a través de un excéntrico que optimiza la cantidad de juego. A diferencia de los tourbillons tradicionales, esta construcción permite reducir la altura del movimiento y proporciona una vista de la jaula móvil tanto desde arriba como desde abajo.

Una vista de cerca del altamente innovador movimiento CFB T3000 con su tourbillon suspendido
Una vista de cerca del altamente innovador movimiento CFB T3000 con su tourbillon suspendido

El relojero también proporcionó a su movimiento CFB T3000 una paleta y una rueda de paletas de silicio, lo que lleva la reserva de marcha del reloj hasta al menos 65 horas y, rara vez para un tourbillon, lo ha hecho elegible para la certificación COSC. Otra característica inusual es la función de tourbillon stop-second, que detiene la rotación de la jaula. El usuario puede así sincronizar su reloj al segundo más cercano.

Nueva colección Heritage

Las dos características principales de esta tecnología, la masa oscilante periférica y el tourbillon suspendido periféricamente, llevaron naturalmente a la elección del nombre de «Tourbillon DoublePeripheral». Introducida por primera vez en Basilea como parte de la colección Manero, esta combinación única ahora ha encontrado un hogar en una nueva colección creada para celebrar el 130 aniversario de la marca: Heritage. El Heritage Tourbillon DoublePeripheral Limited Edition, presentado en Nueva York en Octubre en un evento al que Europa Star tuvo la suerte de asistir, es el primero en lo que promete ser una serie anual de relojes excepcionales, que rinden homenaje a la rica herencia de la compañía y exploran algunos Innovaciones sorprendentes. En este sentido, el reloj hace su trabajo particularmente bien.

Carl F. Bucherer: Maestro de la periferia

Dandole la vuelta para mirar por atrás, se revela la asombrosa artesanía que se ha introducido en el modelo inaugural de la serie Heritage. El reverso de la caja de oro blanco de 18 quilates presenta un grabado hecho a mano que representa una vista de Lucerna con su famoso puente cubierto de madera, que cubre todo el fondo, excepto la abertura del tourbillon. Esto solo requiere más de dos semanas de trabajo manual meticuloso.

Pero eso no es todo: cada grabado también presenta un pequeño cisne, que aparece en una posición diferente en cada uno de los 88 modelos. Este detalle se relaciona con el hecho de que, en 1888, Carl F. Bucherer abrió su primera tienda especializada en la Schwanenplatz - La Plaza del Cisne.

Caja de inspiración vintage

La forma de la caja de 42,5 mm de oro rosa de 18 quilates y la decoración de la esfera en patrón de rayos solares, con su círculo exterior elevado salpicado por marcadores de diamantes, está inspirada en algunos de los grandes clásicos de los años 60, en línea con la colección Heritage. Con la misión de combinar diseño retro con tecnología punta. Para celebrar el 130 aniversario de la marca, la masa oscilante periférica también está hecha de oro rosa 22K.

...cada grabado también presenta un pequeño cisne, que aparece en una posición diferente en cada uno de los 88 modelos. Este detalle se relaciona con el hecho de que, en 1888, Carl F. Bucherer abrió su primera tienda especializada en la Schwanenplatz - La Plaza del Cisne.

«Los relojes Bucherer han estado en circulación desde 1919», señala Sascha Moeri. “Siempre hemos creado relojes particularmente innovadores, en asociación con otras marcas, desde cronógrafos hasta relojes de buceo. Pero nuestra producción siempre estuvo limitada a nuestras tiendas en Suiza. En 2001 se hizo un cambio importante, con la decisión de exportar nuestros productos y crear una marca de reloj completamente separada, que bautizamos como Carl F. Bucherer. Hoy estamos limitados solo por nuestra capacidad de producción. Sin embargo, no superaremos las 40.000 unidades porque queremos seguir siendo un relojero exclusivo."

Un fresco inicio en los Estados Unidos

El relojero, ahora socio oficial de la Fondation de la Haute Horlogerie, puede buscar nuevos horizontes en su empresa matriz. En los Estados Unidos, por ejemplo, Bucherer ha comprado al minorista líder Tourneau y sus 28 tiendas.

Aunque ya está firmemente establecida en Europa y Asia, la marca puede confiar en su rica historia para conquistar los corazones de los clientes Estadounidenses, como lo ilustra Sascha Moeri. «Muchos Igs que lucharon en Europa durante la Segunda Guerra Mundial se trajeron a Bucherer a su casa de los Estados Unidos.»

La promoción por parte de la compañía de Lucerna de su rico patrimonio en esta época obsesionada por lo vintage, combinada con su innovación emblemática en la nueva colección Heritage, debería proporcionarle las ventajas que necesita para crecer en el mercado Norteamericano. Y a Lucerna en sí misma no le faltan credenciales históricas, como explica Sascha Moeri: «Estamos en una ubicación única, ¡porque a solo media hora en automóvil de mi oficina está el prado Rütli, el lugar legendario donde nació Suiza en 1291!»