120. en-portada



El Oceana de Pita emerge de las aguas

septiembre 2009


Por Carles Sapena

El pasado año por estas fechas dábamos cuenta desde estas páginas del estado de desarrollo del proyecto OCEANA de Pita Barcelona del que pudimos ver los últimos prototipos en su estadio más avanzado. Hoy ya podemos presentarles el modelo ya listo para su comercialización tras tres años de desarrollo desde que se presentó el primer prototipo en Basilea en el 2006.

El Oceana de Pita emerge de las aguas

En primer lugar su creador: Aniceto Jiménez Pita, relojero independiente radicado en Barcelona que inicio su carrera hace cerca de 40 años, autodidacta y único miembro español hasta la fecha de la AHCI (Académie Horlogére des Créateurs Indépendants) Suiza desde el año 2006 y que ha caracterizado toda su carrera por simplificar o reinventar mecanismos relojeros que se creían inamovibles en su planteamiento mecánico, prueba de ello es su patente Pita-TSM (Time Setting Mechanism) que permite nuevas complicaciones relojeras al reemplazar todo el juego del “remontoire” y la puesta en hora ahorrando piezas y reduciendo el volumen de la maquinaria, esta patente se complementó posteriormente con el Pita-RT (Remote Transmission) que permite la puesta en hora en una caja estanca.

El Oceana de Pita emerge de las aguas
Vista frontal del pita oceana

Ambas invenciones se hallan implementadas en el Oceana lo cual lo convierte en un reloj de buceo de altísimas prestaciones y de un manejo asombrosamente sencillo bajo el agua, amén de garantizar una estanqueidad perfecta a altas profundidades a lo que contribuye también el diseño del cristal de policarbonato y su engaste en el módulo interno de la caja que permite debido a su geometría variable, que a mayor presión exterior proporcionar el equivalente sellado de la unión de las dos piezas, lo cual hace innecesaria la utilización de juntas, talón de Aquiles de los relojes de buceo y razón de su necesidad frecuente de mantenimiento. El policarbonato además elimina el riesgo de glaseado que presentan los cristales de zafiro a muy altas profundidades. El nuevo diseño del cristal unido a la modularidad del diseño de la caja, donde la separación del módulo donde se halla alojada la maquinaria respecto al mecanismo de puesta en hora, elimina los orificios por donde podría propagarse la presión hidráulica, además de permitir la puesta en hora bajo el agua. Asimismo no hay que olvidar que el Oceana puede operar hasta 5.000 metros bajo el agua, pocos relojes del mercado pueden exhibir estas cifras en su ficha técnica. Estas aportaciones se hallan complementadas con un profundímetro cromático integrado en las agujas, tan sencillo como efectivo.

Pero aparte de la convergencia entre la Innovación técnica y el binomio Diseño / Funcionalidad, existe un cuarto pilar sobre el que descansa la filosofía de la marca permanentemente encarnada en el Oceana y es el sistema de personalización que permite también la aportación de ideas al futuro propietario.

El Oceana de Pita emerge de las aguas
Render digital de la caja del oceana

El reloj se presenta en 12 versiones de material base: Acero 316L, Oro 18k Blanco, amarillo y rosa y Platino, además de acabados en PVD o DLC que se pueden combinar con tres versiones de grabado del bisel. Existen 5 versiones de correas de caucho de hebilla anatómica y una versión en piel de tiburón para combinar con la caja así como dos juegos de agujas con tratamiento Superluminova y la posibilidad de elegir entre esfera de policarbonato o zafiro, libres de juntas y por lo tanto de mantenimiento. Existe también la posibilidad de efectuar un grabado personalizado del fondo de la caja y para coronar el “pack”, contratar el programa Pita Care que da al cliente prioridad sobre los nuevos lanzamientos de la marca y cubre la “temida” postventa con 3 años de mantenimiento ilimitado y garantía extendida. También colaboran con la ONG Oceana.org que realiza trabajos de investigación y prevención de los hábitats marinos en los océanos, permitiendo una donación conjunta voluntaria del cliente y Pita Barcelona al comprar el reloj.

El Oceana de Pita emerge de las aguas
Oceana se presenta en 12 versiones, entre ellas oro amarillo y acero 316l

La adquisición y personalización del Oceana puede realizarse y presupuestarse cómodamente desde su site en Internet, modelo de navegabilidad y sencillez de uso y los precios se mueven desde los 3.275 € de la versión básica en acero hasta cerca de los 20.000 € de la versión en platino con todos los extras, con lo que la relación calidad/precio/ prestaciones del Oceana lo convierten en un reloj sin competencia actualmente en el mercado.

Me atrevo a pronosticar que el modelo de negocio de la firma Pita y sus extraordinarias realizaciones, tienen el futuro asegurado en el complejo mundo de la relojería que se apunta en el escenario de la post-crisis.