galeria-de-relojes



GREUBEL FORSEY Quadruple Tourbillon

junio 2009


Entre el arte y la innovación tecnológica, el segundo invento fundamental firmado por Robert Greubel y Stephen Forsey impulsa aún más allá a sus diseñadores, hacia las cumbres de la arquitectura relojera. Los cuatro torbellinos de esta asombrosa composición contribuyen de manera independiente a un resultado excepcional del funcionamiento. Unas prestaciones posibles gracias al asincronismo de las posiciones de cada uno de los cuatro torbellinos, asociados a dos órganos reguladores autónomos. Estos dos órganos, albergados cada uno en dos cajas de torbellinos, están acoplados al diferencial esférico que asegura la transmisión al sistema de visualización. Un súmmum de virtuosismo que escribe una nueva página del arte relojero.