galeria-de-relojes



PERRELET Chronographe à rattrapante Louis-Frédéric

English
octubre 2009


Perrelet regresa a su pasado y rinde homenaje al nieto de su fundador. Oriundo de Locle, el joven Louis-Frédéric emigró a París a finales del siglo XVIII. Poco tardó en llamar la atención de la corte real y se convirtió en relojero de tres reyes franceses sucesivos. Además de destacar en numerosos concursos, en 1827 solicitó una patente para su invento: el contador cronógrafo ratrapante. Transcurridos casi dos siglos, la casa relojera reinterpreta esa complicación galardonada por la Academia de las Ciencias de París en dos ediciones excepcionales: una bicolor de oro blanco y rosa limitada a 50 ejemplares, y otra de oro blanco en serie limitada a 27 ejemplares. Ambas presentan una esfera calada negra o azul.