noticias



El nuevo Alacria Swan de Carl F. Bucherer

English Pусский 中文
noviembre 2011


www.worldwatchweb.com - El Alacria Swan de Carl F. Bucherer representa un homenaje a la firma y la familia Bucherer, y a la ciudad de Lucerna, donde se creó la marca de relojes Carl F. Bucherer. Con un conjunto de más de 1.300 diamantes, esta sorprendente pieza de joyería refleja los más altos estándares consagrados en el arte tradicional de la joyería de Carl F. Bucherer.

Rodeada de pintorescas montañas, la región alrededor de Lucerna ofrece innumerables placeres para las vacaciones dentro de un área muy pequeña, y tienen razón, pues, se la ha llamado «la Suiza en miniatura».

Además de las atracciones más impresionantes, como la mundialmente famosa capilla del puente y el Mount Pilatus, son los incontables cisnes en el lago de Lucerna los que la hacen tan mágica. Caminando por el idílico paseo junto al lago, los observadores quean mágicamente hechizados por el dibujo de estas criaturas míticas mientras se deslizan con elegancia y majestuosidad a través del lago, transformando el agua cristalina en un brillante «Lago de los Cisnes».

El nuevo Alacria Swan de Carl F. Bucherer

Además del lago de Lucerna, los cisnes (que en la mitología se le considera como un símbolo de nuestros sueños) han inspirado otro lugar en Lucerna: la Schwanenplatz, donde desde 1894 en adelante la primera rama de la casa Bucherer, la cual había abierto en Kapellgasse en 1888.

Con Alacria Swan, Carl F. Bucherer presenta una obra maestra dentro da la linea femenina «Alacria». El nombre, que es un homenaje a la familia Bucherer que fundó la compañía, tiene la intención de recordar su sueño de tener su propio negocio, que llegó a buen término hace mucho tiempo en Lucerna. El nombre se basa también en poderosos símbolos, mitos legendarios y románticos cuentos de hadas.

Con 348 diamantes en la caja, 137 diamantes en la esfera, un diamante en la corona y 844 en la pulsera, todos de la más alta calidad, la gama Alacria ahora brilla con nuevos destellos. Cada joya individual ha sido cuidadosamente engarzada a mano, para que el reloj refleje los más altos estándares del arte de la joyería de Carl F. Bucherer.

www.carl-f-bucherer.com