160. noticias


Nuevas electro-etiquetas que funcionan sin carga y que pueden ser cambiadas indefinidamente

English
diciembre 2011


www.worldwatchweb.com - La empresa suiza Dietlin Artisans Métalliers, un especialista en la fabricación de vitrinas, está revolucionando la presentación de productos de lujo en los escaparates. Sus nuevas electro-etiquetas son pantallas digitales que funcionan sin ningún tipo de suministro de energía (sin baterías o red eléctrica) y se utilizan para mostrar las descripciones del producto (marca, componentes, información técnica, precio etc). Un sistema de actualización le permite cambiar el contenido de forma indefinida con sólo unos clics.

Las etiquetas de muestra de productos representan un desafío para las marcas y los minoristas de lujo en todo el mundo, planteando cuestiones como los idiomas, la impresión de los plazos de entrega, precio, contenido y la navegación. Los minoristas también tienen que considerar el logotipo de la pantalla, dónde y cómo, sin olvidar el alto costo de estas etiquetas con una esperanza de vida relativamente corta.

En algunos casos, los productos se venden antes de las etiquetas, incluso llegan como resultado de la producción y el transporte de largo plazo. Las ediciones limitadas son más problemáticos en este sentido que las colecciones básicas.

El sistema de electro-etiqueta permite a cada marca, distribuidor o tienda ser independiente. Ya eue pueden producir y actualizar sus propias etiquetas y las de las marcas que representan, independientemente del idioma o del país. Se puede especificar un marco directamente para las marcas (logotipo en la parte superior izquierda, la fuente, el tamaño del texto).

Las pantallas digitales están protegidas contra los rayos UV y se pueden utilizar en condiciones extremas.

La aplicación de un campo eléctrico causa un cambio de estado en microcápsulas que contienen cargas positivas (blanco) y negativo (negro). Después de este cambio, permanecen en este nuevo estado de forma indefinida.

El cliente es libre de decidir sobre el contenido de estas electro-etiquetas e infinitas variaciones son posibles.

Este sistema también ofrece beneficios financieros. Una electro-etiqueta costará alrededor de 150 francos Suizos. El sistema de gestión (costo adicional) es adecuado para su uso en todo el mundo a través de una interfaz y está disponible en todos los idiomas (Chino, Japonés, Ruso, etc.)

Esto significa que el costo de las etiquetas se amortiza muy rápidamente, mientras que los gastos de envío, a menudo más caros que las etiquetas actuales, ya no se aplicarán.

La vida útil de una electro-etiqueta es de 5 años de operación durante las veinticuatro horas.

Fecha prevista de lanzamiento: abril de 2012, en una edición limitada de 1.000 unidades. Este ciclo de producción ya ha sido reservado por completo.

Una vista previa en vídeo está disponible en el sitio web www.dietlin.ch