160. noticias


Los relojes Zeitmeister de Wempe Glashütte

febrero 2012



Horas, minutos, segundos, fecha: un reloj no necesita marcar más. Eso es cierto desde el punto de vista técnico, pero desde el punto de vista estético, un buen reloj marca mucho más: la diferencia que distingue el gusto de quien lo porta y el modo como éste se ve a sí mismo.

www.worldwatchweb.com - Los relojes de tres manecillas para mujer y para hombre de la línea Zeitmeister de Wempe combinan diseño de clásica elegancia con perfección técnica. Sus cajas de acero fino se adhieren a la muñeca produciendo una sensación agradable, sus cuadrantes protegidos por cristal de zafiro —provistos de delicadas cifras romanas o estilizados índices— marcan todo lo que se debe saber con máxima precisión. El título de «Cronómetro» en el cuadrante y la inscripción del Observatorio Wempe de Glashütte grabada con rayo láser en el fondo de la caja, garantizan la gran precisión de marcha de cada reloj, demostrada a través de duras pruebas.

Los relojes Zeitmeister de Wempe Glashütte  

Hay variantes en acero fino y versiones doradas del modelo; hasta ahora estaba disponible una luneta de brillantes sólo para los primeros. Ahora Wempe ofrece este marco fulgurante también en las versiones doradas. Para el modelo femenino de 31 milímetros de diámetro se engarzan 56 brillantes con un peso total de 0,32 K; el reloj más grande de 38 milímetros de diámetro —pensado también como reloj de pulsera para el caballero elegante— necesita incluso 68 piedras (0,39 K). Con semejante adorno, el reloj marca mucho más que la hora. El precio varía entre 1.975 y 2.575 euros, según el modelo.   Los nuevos relojes Wempe están disponibles en la boutiques de la firma a lo largo y ancho de Alemania así como en algunas de las principales capitales del mundo como Nueva York, París, Madrid o Viena.

www.wempe.de