noticias



Adelanto del SIHH 2013 - Roger Dubuis, el año del Excalibur

English Pусский 中文
noviembre 2012


Como parte del aspecto deportivo y decorativo de la nueva colección Excalibur 42, el Excalibur 42 Chronograph proyecta el mundo de los cronógrafos hacia la era de la elegancia. Este modelo utiliza su generoso diámetro 42 mm para proclamar su pedigrí relojero, subrayando su identidad especial.

Su personalidad dinámica, así como su mecanismo respeta los códigos de la línea Excalibur: los cuernos de triple fijación del brazalete, el bisel estriado inmediatamente identificable y los delgados numerales Romanos. Tiene el carácter y el toque de extravagancia que lo distinguen de los relojes comparables en el universo de la relojería fina.

Roger Dubuis Excalibur 42 Chronographe en Acero
Roger Dubuis Excalibur 42 Chronographe en Acero

El cronógrafo da una impresión inmediata de robustez, con un toque de audacia que se convierte en su signo más reconocible. Su firmeza varonil, y su atractivo deportivo se refuerzan con un diseño de líneas rectas. La legibilidad es el requisito principal para sus funciones: su esfera principal junto con las esferas del cronógrafo – de 30 minutos a las 3 en punto y el pequeño segundero a las 9 en punto - los números Romanos aplicados, crean una sinfonía de color azul y blanco. La fecha en una ventana a las 6 en punto está en perfecta simetría con los demás indicadores y llama la atención por su poder expresivo. Otras características se basan en la tecnología.

El Excalibur 42 Chronograph esconde un tesoro de ingenio en sus mecanismo. Su elegante caja de acero alberga el nuevo movimiento cronógrafo automático RD681 con micro-rotor. Diseñado, desarrollado y producido en la Manufactura Roger Dubuis, este calibre de 280 componentes combina la calidad estética con el rendimiento. El empleo de las técnicas de producción más avanzadas, cumplen con todos los requisitos de la relojería fina: certificado por el COSC, el ,Official Swiss Chronometer Testing Institute y está grabado con el prestigioso sello de Ginebra.

***

En la Manufactura Ginebrina, las mujeres son vistas como heroínas: se ha creado un reloj excepcional que es un verdadero himno a la femineidad. El Excalibur 36 en oro rosa ofrece un mecanismo extraordinario en un diseño de gran alcance. Los artesanos de la marca han sido muy ambiciosos en la creación de una pieza ultra-precisa con un encanto que sólo es igualado por sus prestaciones.

Roger Dubuis Excalibur 36 en Oro Rosa con Diamantes
Roger Dubuis Excalibur 36 en Oro Rosa con Diamantes

El reloj representa el espíritu vanguardista que caracteriza a Roger Dubuis y es la esencia de la excelencia en joyería. Abarca la preciosidad y la belleza con su brazalete engastado con 624 diamantes con un total de aproximadamente 3,79 quilates. Las piedras preciosas rodean el centro de la pulsera pulida con sus dos filas simétricas de diamantes en talla brillante. La magia continúa en el bisel engastado con 48 diamantes con un total de alrededor de 0,99 quilates.

Haciéndose eco de esta extravagancia, el oro rosa se extiende hasta el final a los númerales Romanos aplicados delicadamente en la esfera y en torno al contador del segundero pequeño a las 6 en punto.

Y debido a que la excelencia es el punto de referencia de esta creación, está equipado con la última generación de un movimiento Roger Dubuis mecánico de cuerda automática: el calibre RD821. Compuesto de 172 piezas, indica las horas, minutos y segundos y puede recurrir a una reserva de marcha de 48 horas. Por último, el Excalibur 36 ha recibido el más alto reconocimiento en el mundo de la joyería: está certificada por el Official Swiss Chronometer Testing Institute (COSC), y está marcado con el prestigioso Sello de Ginebra.

Un objetivo de la excelencia técnica indiscutible que también es una pieza excepcional de joyería, el Excalibur 36 se enfrenta a un futuro estelar. Su audacia brilla como el fuego de los diamantes que forman un disco de luz en el bisel y la pulsera. El brillo del tiempos que nos alcanza, como para recordarnos que cada momento es único.

Fuente: Sparkle PR Solutions para Roger Dubuis