noticias



Firmado el Tratado de Libre Comercio con China

English 中文
julio 2013


Como era de esperar, el pasado 6 de Julio se firmó el acuerdo de libre comercio entre Suiza y China. Liderando una delegación económica que incluyó a la FH, el Consejero Federal Johann Schneider-Ammann se reunió con su homólogo Chino, Gao Hucheng en Pekín para firmar el acuerdo. Su entrada en vigor está prevista para mediados del 2014.

Concretamente, los efectos en la industria relojera suiza se pueden resumir de la siguiente manera:

Hay que señalar en primer lugar que, en términos generales y de acuerdo con las estadísticas publicadas por la Dirección General de Aduanas, la balanza comercial de la industria relojera entre los dos países es en gran medida favorable a Suiza, y ha sido así durante muchos años. De hecho, las exportaciones de relojes Suizos a China ascendieron a 1653 millones de francos en 2012, mientras que las importaciones del mismo tipo procedentes de China ascendieron a 740 millones de francos.

En términos de valor, los relojes terminados representaron el 98% de las exportaciones de relojes Suizos a China. Bajo los términos del acuerdo, ambas partes se beneficiarán tanto de la eliminación total de los derechos de aduana en un plazo de cinco a diez años, de acuerdo con el tipo de producto, o de una reducción escalonada del 60% en diez años. Una reducción inicial del 18% se aplicará en cuanto el acuerdo entre en vigor.

Más precisamente, tres tipos de relojes, relojes automáticos fabricados con metales preciosos y metales comunes, y los relojes de cuarzo con esferas que no sean digitales, que solo representan el 90% del valor total de las exportaciones, se beneficiarán de esta reducción del 60%. En concreto, los derechos de aduana aplicables a dichos productos se reducirán a partir del nivel actual entre el 11 y el 12,5% a tasas que varían entre el 4,4 y el 5% al ​​final del período de ajuste.

Otras medidas para eliminar o reducir los derechos de aduana se aplicarán a otros productos de relojería, como relojes despertadores, movimientos, componentes exteriores, equipos, solamente las pulseras fabricados con metales preciosos exportados por separado mantendrán sus derechos de aduana en el 20% a su llegada a China. En 2012, estos productos representaron menos del 0,05% de las exportaciones Suizas en valor.

Los efectos positivos en cadena para la industria relojera Suiza, y de hecho para otras ramas exportadoras, no se limitan a los derechos de aduana. El amplio acuerdo también incluye disposiciones para proteger los derechos de propiedad intelectual y promover la inversión. Se crea así un marco institucional adicional y lugares de comercio sobre una base legal más segura. Para la industria relojera Suiza, significa también, y sobre todo, la mejora de las condiciones para la protección de marcas e indicaciones de origen (Suiza,).

China, el tercer mayor cliente de la industria relojera Suiza, por lo tanto se convierte en el quinto país de Asia que ha firmado un acuerdo de este tipo con Suiza o la EFTA, después de Singapur, Corea del Sur, Japón y Hong Kong.

Fuente: FH