160. noticias



La Relojería en la Historia - Louis Moinet en la Casa Blanca

English
julio 2013


En 1814, los británicos quemaron la Casa Blanca en represalia por un ataque estadounidense a la ciudad de York, en Ontario, Canadá. Fue reconstruida tres años más tarde por el arquitecto James Hoban y, en 1817, el presidente James Monroe reformó el icónico edificio. Una de las principales salas de recepción en la Casa Blanca es el Salón Azul, que es una de las tres salas ovales, las otras dos son la famosa Oficina Oval del Presidente y el Salón Rojo.

El Presidente Monroe decidió refrescar el Salón Azul en el estilo Imperio francés y envió agentes a Francia en lo que debe haber sido uno de los grandes viajes de compras del siglo XIX. Ellos estaban buscando lo mejor, por lo que no debería ser una sorpresa que a la hora de seleccionar un reloj adecuado para asentarse en un lugar de honor en la repisa de la chimenea, eligieran un impresionante reloj de mesa dorado de Louis Moinet, que ya había hecho una reloj para uno de los predecesores de Monroe y compañero fundador, Thomas Jefferson, que acompañó a este último durante sus dos mandatos en la oficina de la Casa Blanca.

The White House (Washington)
The White House (Washington)

El reloj de Louis Moinet comprado por Monroe da las horas y los cuartos de hora y muestra a Minerva - la diosa romana de la poesía, la medicina, la sabiduría, el comercio y la artesanía - recostada en un escudo. El reloj lleva los nombres de ambos Louis Moinet y Pierre-Philippe Thomire, el reconocido artesano del bronce que colaboró ​​con Moinet en muchos de sus relojes. Hermosos grabados en bajo relieve de Thomire representan escenas militares que adornan los laterles de la caja.

Hoy en día, sólo un puñado de objetos permanecen en la Casa Blanca de esta época, pero entre ellos se encuentra el reloj Minerva de Louis Moinet, que se convirtió en uno de los relojes favoritos de la Casa Blanca para el 11 presidente de los EE.UU., James K. Polk. Y nos complace informar de que casi 200 años después que el presidente Monroe comprara el reloj Minerva de Louis Moinet, todavía siga asentado orgullosamente en el Salón Azul Tal como era su intención original.

James Monroe
James Monroe

De hecho, el presidente Harry S. Truman durante su estancia en la Casa Blanca comentó: «Es trágico lo que ha sucedido con los maravillosos muebles antiguos que fueron comprados por los primeros presidentes. A excepción de la suite Salón Azul no hay una sola astilla de ese mobiliario original y los dos relojes a la que me refiero (uno de los cuales era el reloj Minerva), junto con una serie de relojes en las distintas habitaciones, son las únicas piezas tempranas que quedan».

Más tarde en el siglo XX, Hillary Clinton - La primera dama de Bill Clinton, presidente desde 1993 hasta 2001 -, dijo: «Dondequiera que miremos [en la Casa Blanca] hay algo - un reloj, una lámpara, un cuadro, una silla - que cuenta una historia sobre la gente y los acontecimientos que han dado forma a la historia de nuestro país»

El Reloj Minerva de Louis Moinet
El Reloj Minerva de Louis Moinet

Recientemente, Louis Moinet adquirió y restauró un reloj original Minerva de Moinet y Thomire, que data de 1818 e idéntico al de la Casa Blanca, excepto en que su base no tiene un tema militar.

El reloj Minerva recién restaurado se encuentra en el museo privado de Louis Moinet en Saint-Blaise, Suiza y ofrece un hermoso vínculo histórico entre uno de los edificios más importantes del mundo, la Casa Blanca, y uno de los más grandes fabricantes de relojes del mundo, Louis Moinet.

Fuente: Louis Moinet