160. noticias


Ice-Watch invertirá 6 millones de € en Bélgica

English Pусский
diciembre 2013


La marca Ice-Watch fue fundada en Bastogne, en Diciembre de 2006 y tiene una sede allí desde el principio. La marca ha optado por consolidar su presencia en esta ciudad Belga mediante la inversión en un centro de almacenaje y distribución en Europa.

El edificio - con una superficie de más de 6.000 metros cuadrados - Estará listo en el verano de 2014. Además de servir como un almacén para los relojes para el mercado europeo de Ice-Watch también se instalará aquí un centro de reparaciones Europeo y a medio plazo una línea de montaje de relojes. ¡Por primera vez en Bélgica!

Una representación 3D del nuevo centro de almacenaje y distribución Europea de Ice-Watch en Bastogne
Una representación 3D del nuevo centro de almacenaje y distribución Europea de Ice-Watch en Bastogne

Los relojes Ice-Watch, que están diseñados en Bélgica, se fabrican en Shenzhen y se distribuyen a todo el mundo desde Hong Kong, donde se establecen la logística de la empresa y los servicios de distribución. Por un lado, la marca se basa en el know-how Belga en términos de diseño, la gestión, la coordinación de mercado y la creación de redes para distinguirse de la competencia. Por otro lado, los conocimientos tecnológicos y organizativos disponibles en Hong Kong y Shenzhen permiten a Ice-Watch producir y distribuir relojes de calidad a un precio competitivo.

Mediante el fortalecimiento de su presencia en el centro neurálgico de la compañía en Bastogne, ICE S.A. está llevando a cabo su política de inversión en los sectores clave que han contribuido a su éxito desde el principio.

Con una ubicación ideal, en el centro de Europa Situado en el cruce de cinco países, la Provincia de Luxemburgo está particularmente bien situada para actividades de logística y distribución a toda Europa.

El centro de almacenamiento Europeo de Ice-Watch cubrirá una superficie de 3.000 metros cuadrados y podrá almacenar hasta un millón de relojes. Estos serán enviados desde Asia a Bélgica, desde donde se podrán distribuir por toda Europa desde Bastogne.

La proximidad a los mercados clave permitirá a la marca suministrar relojes a sus socios en camiones, mientras que en el pasado éstos tenían que ser entregados en avión desde Hong Kong. Al mismo tiempo, Ice-Watch también tendrá una visión permanente de sus acciones gracias a la coordinación desde Bastogne.

Una representación 3D del futuro centro de almacenaje y distribución Europeo de Ice-Watch en Bastogne
Una representación 3D del futuro centro de almacenaje y distribución Europeo de Ice-Watch en Bastogne

Los relojes Ice-Watch, más Belgas que nunca Además de ser un centro de almacenamiento a partir del verano de 2014 el nuevo edificio también albergará unos 2.500 metros cuadrados del centro de reparación para el mercado Europeo.

Aunque Ice-Watch ha tenido éxito en la producción y venta de relojes que son de una calidad superior en su segmento - incluyendo una resistencia al agua de hasta 10 ATM para todos sus modelos, un atornillado trasero y materiales ultra-resistentes como la poliamida - muchos de los clientes de la marca están muy apegados a sus relojes. La marca no puede, por tanto, darse el lujo de ofrecer fisuras en su servicio post-venta.

Es por ello que la marca Ice-Watch fue la primera marca de relojes en proporcionar a sus clientes un sistema de seguimiento de la reparación que les permite monitorear el proceso de reparación on-line con un login y una contraseña que reciben de su distribuidor. Una vez que el reloj se repara, reciben un correo electrónico para que puedan recogerlo en la tienda del minorista.

La construcción de un centro de reparación Europeo en Bastogne permitirá a la marca Ice-Watch centralizar todas sus piezas de repuesto, tomando el control de todo el proceso de reparación con el fin de asegurar la mejor calidad.

Finalmente, en 2015, la marca Ice-Watch completará un proyecto que es único en Bélgica y del que está particularmente orgulloso: una línea de montaje de reloesj. En el futuro algunas de las colecciones de la marca, por lo tanto serán ensambladas en Bastogne.

De 20 a 100 puestos de trabajo directos más durante un período de dos años Ice-Watch actualmente cuenta con una plantilla de 40 empleados en Bastogne, que trabajan en la comercialización, diseño, desarrollo, ventas y administración.

La apertura de un centro de instalación de almacenaje y reparaciones Europeo creará veinte puestos de trabajo más, un aumento de la fuerza laboral de la empresa de un 50 %.

La línea de montaje de relojes, que debería estar terminado en 2015, creará hasta 80 puestos de trabajo adicionales.

600 metros cuadrados dedicados al arte contemporáneo El director general de Ice-Watch , Jean-Pierre Lutgen, es un apasionado del arte contemporáneo, y es por ello que aprovechará la nueva construcción en el parque empresarial Bastogne 2 para combinar sus intereses profesionales con su pasión. El nuevo edificio tendrá también un 600 metros cuadradosde galería de arte que albergará una colección de arte contemporáneo, lo que está en perfecta armonía con las nuevas colecciones de relojes que se han rediseñado con reconocidos artistas contemporáneos internacionales.

Detalles prácticos El edificio , que ha sido creado por los arquitectos Gérard Courtoy y Vincent Boveroux y que se está construyendo en el parque empresarial Bastogne 2 por Houyoux Constructions (Marloie), se completará en el verano del 2014 . Una superficie de 3.000 metros cuadrados se utilizará para la instalación de almacenaje y la futura línea de montaje, los 2.500 metros cuadrados restantes se utilizarán para oficinas y un centro de reparación, así como 600 metros cuadrados para la galería de arte.