160. noticias


Bell & Ross – Referencias Profesionales

English
febrero 2014


La relojería se encuentra con la historia militar

Bell & Ross ha sido siempre una apasionada de la historia y los valores militares. Para ir aún más lejos en su búsqueda de la excelencia, Bell & Ross ha hecho de la aviación, especialmente de los instrumentos aeronáuticos, la principal fuente de inspiración

Izquierda: Piloto llevando un BR 126 Falcon - Derecha: El nuevo BR 126 Chronograph de Bell & Ross
Izquierda: Piloto llevando un BR 126 Falcon - Derecha: El nuevo BR 126 Chronograph de Bell & Ross
En 1963, un nuevo avión, el Falcón, se disparó en la leyenda aeronáutica y revolucionó los vuelos de negocios. Para celebrar el 50 aniversario de la aeronave, y la conmemoración de un período de creatividad e innovación, Bell & Ross diseñaron dos series limitadas de «Falcon» con los mismos altos estándares que los instrumentos profesionales para uso militar.

Muchas de sus colecciones presentes rinden homenaje a los relojes que los militares han utilizado a lo largo de la historia en tierra, mar o aire, incluyendo los relojes de bolsillo de la Primera Guerra Mundial, instrumentos de vuelo de la Segunda Guerra Mundial y paneles de instrumentos de los 60 con funciones especiales. Compartiendo los valores del ejército de rendimiento y excelencia, Bell & Ross apoya regularmente a unidades de élite mediante el diseño de los relojes que cumplen funciones específicas o celebran ocasiones especiales.

Precisión absoluta para adaptarse a lo extremo

Algunas profesiones requieren una precisión absoluta. Cuando el éxito depende de la sincronización perfecta y cuando cada segundo cuenta, tener un reloj capaz de cumplir con los estándares más altos y rigurosos, se convierte en absolutamente imperativo.

Un piloto de rafale llevando un reloj BR 03 de Bell & Ross
Un piloto de rafale llevando un reloj BR 03 de Bell & Ross

La fiabilidad, el rendimiento y la resistencia son esenciales para estos instrumentos especiales de cronometraje. Los relojes militares son los mejores ejemplos de la exitosa combinación de legibilidad y funcionalidad.

Especificaciones estrictas

Las fuerzas armadas siempre han sido las usuarias más exigentes de los relojes. Ellas son las que, durante la Primera Guerra Mundial, instaron a los relojeros a tomar los relojes de sus bolsillos y ponerlos en sus muñecas, redefiniendola como una herramienta para ayudarles a cumplir su misión. Durante la Segunda Guerra Mundial se empezaron a pedir piezas y complicaciones con funciones especiales, tales como coronas de gran tamaño, biseles entallados y dispositivos de retorno específicos. Los requerimientos de las Fuerzas Armadas y demandas específicas empujaron a los fabricantes a ir aún más lejos en cuanto a fiabilidad, precisión y funcionalidad.

Bell & Ross – Referencias Profesionales

Cada parámetro - diámetro de la caja, funciones especiales, resistencia al agua, la legibilidad día y noche, los índices luminosos, numerales de gran tamaño, la precisión, la autonomía, la resistencia al choque y a la temperatura, las cajas anti-magnéticas, los biseles giratorios - se convierten en un factor clave a la hora deque una institución militar elija un reloj.

Relojes especiales para unidades especiales

Los instrumentos profesionales que Bell & Ross ha diseñado para las Fuerzas Especiales demuestran su capacidad para satisfacer necesidades muy específicas. Por ejemplo, la caja anti-magnética del Tipe Démineur hace que sea seguro para usar durante las operaciones de desminado.

Un piloto llevando un BR 01-94 de Bell & Ross
Un piloto llevando un BR 01-94 de Bell & Ross

El Pilot Type Aéronavale, con su cronómetro y bisel giratorio bidireccional con muescas graduadas a 60 minutos, es ideal para los pilotos de combate en vuelo. Los índices luminosos y numerales de gran tamaño de los BR 03-92 GIGN, BR 01 RAID y BR 03 TORNADO se hacen eco de la necesidad de la legibilidad día / noche, expresada por el GIGN, Fuerzas Armadas y Tácticas Especiales de Francia. Con su movimiento de múltiples funciones, el BR 03 Type Aviation cumple las exigencias de los pilotos de combate franceses.

Fuente: Bell & Ross