noticias



BaselWorld 2014 – The Signing Machine de Jaquet Droz [Video]

English
marzo 2014


Casi tres siglos han pasado desde que Pierre Jaquet-Droz recorriendo las cortes reales de Europa hechizando con su trío de renombrados y sorprendentemente realistas autómatas - el Escritor, el Dibujante y el Músico.

El más sorprendente de ellos fue el Escritor, ya que, incluso entonces, podía ser programado para producir una sentencia dictada en un guión fluído. Este realmente legendario autómata es considerado el precursor de la computadora y ha sido objeto de numerosos estudios científicos, así como fuente de inspiración para Martin Scorsese en el rodaje de la película «Hugo».

El deseo de mantener esa experiencia única viva nunca ha sido abandonada por los artesanos de Jaquet Droz. La increíble Time Writing Machine, que se mostró al público en 2009, es prueba de ello, al igual que, más recientemente, y en miniatura, las animaciones naturalistas destacadas en las esferas de dos relojes excepcionales - El Bird Repeater y el Charming Bird.

The Signing Machine de Jaquet Droz
The Signing Machine de Jaquet Droz

Este año, Jaquet Droz ha ido un paso más allá con «The Signing Machine», un autómata increíble adelantado a su tiempo. Una verdadera maravilla, que utiliza la histórica tecnología de levas pero en tamaño miniatura, mientras que sus dimensiones están inspiradas por el objeto más emblemático del nuevo milenio - el smartphone.

The Singning Machine tiene un código de seguridad de 4 dígitos y se puede cargar manualmente con un mecanismo activado por una palanca situada en el lado de la caja gris y negra.

BaselWorld 2014 – The Signing Machine de Jaquet Droz

Esta joya tecnológica totalmente mecánica, con su diseño moderno y límpido, se fabrica como una pieza a medida para su dueño. Simplemente pulsando dos veces con el dedo libera un brazo articulado y un bolígrafo. Por medio de movimientos de alta complejidad, impulsados por un conjunto de levas que están hechas a mano con el fin de producir una escritura natural y fluida, The Signing Machine duplica la firma de su propietario.

Esta operación se puede admirar a través de la ventana transparente que revela el funcionamiento interno. En una época dominada por la tecnología digital, es un testimonio de la belleza única y mágica de los mecanismos excepcionales que llevan el sello distintivo Jaquet Droz.

Fuente: Jaquet Droz