noticias



Jaeger-LeCoultre - Nuevo Grande Reverso Ultra Thin 1948

English Pусский
mayo 2014


El Grande Reverso Ultra Thin 1948 con su caja de acero inoxidable revive el espíritu de una época pasada.

Al contrario de muchos modelos que gozaban de fama antes de la guerra y que estaban por entonces en el olvido, el reloj Reverso de caja giratoria, que estaba celebrando su 17 cumpleaños en 1948, era más moderno que nunca. La caja ya contaba con las mismas características que pronto lo iban a hacer verdaderamente intemporal - mientras que sus agujas de y marcadores horarios de intenso azul apuntaban a las aspiraciones de una era con ganas de renovación.

El Grande Reverso Ultra Thin 1948 de Jaeger-LeCoultre
El Grande Reverso Ultra Thin 1948 de Jaeger-LeCoultre

En 2014, la Manufactura Jaeger-LeCoultre rinde homenaje al reloj que anunciaba los fabulosos años cincuenta, creado durante el tiempo en que todas las esperanzas se centraban en el progreso técnico y la precisión iba ganando terreno.

La extraordinaria combinación en el Reverso de la belleza y el genio técnico no pudo haber visto la luz del día más que en los talleres de Jaeger-LeCoultre, referencia mundial entre los fabricantes de relojes.

En 1948 al igual que en 2014, los diseñadores de la Manufactura se aseguraron de mostrar la inscripción «Fabriqué en Suisse» (hecho en Suiza) en la esfera, justo por encima de la firma Jaeger-LeCoultre.

Calibre 822/2 de Jaeger-LeCoultre
Calibre 822/2 de Jaeger-LeCoultre

El Grande Reverso Ultra Thin 1948 viene en una cómoda anchura y grosor acentuada por una forma increíblemente fina, ilustrando las habilidades de la Manufactura Jaeger-LeCoultre en todos los ámbitos de la relojería. Como los conocedores saben muy bien, la superficie generosa de su parte posterior está destinada a cumplir el deseo de su propietario para su personalización.

A partir de la investigación llevada a cabo por la relojería Jaeger-LeCoultre, el Calibre 822 de la Manufactura late a una frecuencia de 21.600 alternancias por hora y es reconocido por su robustez y precisión.

Contra el fondo claro de la esfera plateada, los marcadores horarios aplicados y facetados y las agujas tipo baton se destacan claramente en todas las circunstancias para asegurar la legibilidad perfecta. La sección inferior tiene un pequeño segundero como un recordatorio constante de que el ritmo de la vida cotidiana se había acelerado en 1948 y que un reloj se había convertido en un accesorio indispensable de la vida moderna.

Fuente: Jaeger-LeCoultre