160. noticias


Master Grande Tradition à Répétition Minutes - El arte relojero en escala mayor

marzo 2015


Anhelada y esperada… La nueva Repetición de Minutos de Jaeger-LeCoultre revela un movimiento mecánico de carga automática tal y como los entusiastas y apasionados de la bella mecánica lo habían deseado.

Con sus 39 milímetros de diámetro, el Master Grande Tradition à Répétition Minutes obedece a las exclusivas leyes de la elegancia y del confort, y es que es precisamente en esto donde se reconoce la fuerza de un gran clásico.

Master Grande Tradition à Répétition Minutes de Jaeger-LeCoultre
Master Grande Tradition à Répétition Minutes de Jaeger-LeCoultre

Los relojes con repetición de minutos, que anuncian la hora con música, ocupan un lugar privilegiado en la cultura relojera pero por primera vez en la historia de la línea Master Grande Tradition, esta complicación sofisticada se propone en una versión instrumentada por un movimiento mecánico de carga automática.

Jaeger-LeCoultre ha desarrollado un timbre cristal con una sección cuadrada, realizado en una aleación especial secreta y elaborada en una sola pieza, que procura al sonido una gran riqueza, más aún, el Master Grande Tradition Minute Repeaterse beneficia de dos martillos trebuchet, que golpean con fuerza los timbres cristal, cuyo talón está soldado al cristal superior. Este ingenioso dispositivo produce un efecto de altavoz, la marca distintiva del timbre cristal. La regularidad de los golpes está garantizada por un regulador silencioso, que controla la energía proporcionada por el barrilete de la repetición.

Nada perturba el placer de la persona que oye su sonido cristalino, ya que, a diferencia de los sistemas habituales, este mismo regulador silencioso funciona produciendo apenas 20 decibelios, un valor cercano al del silencio absoluto.

En lugar de ser activado por un tradicional sistema de gatillo, el Master Grande Tradition à Répétition Minutes está dotado de un monopulsante. El ligero relieve, perceptible cuando el pulgar acaricia el pulsador, está en perfecta ósmosis con la nueva forma del bisel.

Además, cabe destacar que el pulsador está equipado con un sistema de seguridad, lo que constituye una auténtica mejora con respecto a las repeticiones de minutos clásicas. Así, si por descuido se presionara el botón mientras la repetición de minutos está funcionando, esta no se vuelve a poner en marcha, lo que no solo evita dañar el movimiento. La textura de la esfera graneada plateada da al Master Grande Tradition à Répétition Minutes tiene ese toque relojero clásico que requiere el mayor dominio.

Fuente Jaeger-LeCoultre