160. noticias


TENDENCIA TECNOLÓGICA de los Jueves: APPLE WATCH y Obsolescencia Planificada

English Pусский
abril 2015


Con la introducción de los relojes inteligentes, el mundo de la tecnología y el mundo de la relojería se han fusionado. ¿O se han enfrentado? Para ver cómo se llevan los dos sectores, todos los jueves le mantendremos al día de las tendencias tecnológicas del mundo de la relojería. Hoy nos sumergimos en el tema de la obsolescencia programada y la longevidad del Apple Watch.

  Se han planteado interrogantes acerca de si el Apple Watch amenazaría seriamente a la industria relojera Suiza. Una cosa que los relojes mecánicos Suizos tienen a su favor es su longevidad. Los relojes mecánicos - con cuidado y mantenimiento - pueden permanecer funcionales y precisos durante siglos. Tales ejemplos son un verdadero testimonio de sus diseñadores y su ejecución mecánica.

En la vanguardia de la industria de la tecnología, Apple también ha sido elogiada por sus diseños innovadores y tecnologías de fácil uso. Y el hecho de que la compañía haya sido capaz de integrar tantas funciones en un dispositivo que puede ser que llevado en la muñeca también merece crédito. Sin embargo, la pregunta sigue siendo, ¿cuál será la longevidad de un Apple Watch?

Yo no sólo estoy hablando de la cuestión de la duración de la batería, lo que ha sido en realidad más impresionante que lo que Apple había prometido. Pero eso no significa que usted no tendrá que cargar el reloj todos los días.

Más bien, aquí me refiero a si el Apple Watch se puede actualizar y soportar realmente la prueba del tiempo. Mientras que un reloj mecánico solamente necesita el servicio de sus componentes existentes, su tecnología wearable equivalente requerirá mejoras en hardware y software para resistir el paso del tiempo. ¿Qué tan factible es esto para el Apple Watch?

Apple Watch - Antes
Apple Watch - Antes

iFixit, un sitio web de reparación de tecnología, ha hecho todo el trabajo duro para responder a esa pregunta. Y el resultado final no es demasiado optimista. Después del lanzamiento del reloj, la empresa consiguió hacerse con uno y realizó un despiece total evaluandolo desde adentro hacia afuera.

De a cuerdo a iFixit:

A pesar de los rumores (y esperanzas) de un producto actualizable, la dificultad de retirar el S1 solo arroja serias dudas sobre la idea de simplemente intercambiar las partes internas... Extraer las partes internas será difícil y requiere mucho tiempo, no el tipo de cosas que su Genius llocal está equipado para manejar, pero supongamos que Apple pudiera ofrecer una opción de venta por correo.

Parece, pues, que el Apple Watch, al igual que muchos otros productos de alta tecnología, se ha construido para la obsolescencia. Con el tiempo, el reloj será redundante, lo que significa que sólo los nuevos modelos podrán funcionar con el software más reciente. Y estoy seguro de que ya está familiarizado con este problema: Después de comprar un nuevo teléfono móvil, se le pide (léase «fuerza») a actualizar constantemente su software a la última versión. Finalmente, el nuevo software supera la capacidad del hardware antiguo para ejecutarlo, lo que significa que es hora de comprar un nuevo teléfono. Al parecer, los usuarios del Apple Watch se enfrentarán a un problema similar. En resumen, está diseñado para fallar a largo plazo.

Apple Watch - Después
Apple Watch - Después

Por supuesto, esta es una manera de mantener a los consumidores consumiendo, teniendo que comprar el último modelo cada pocos años, sólo para estar en la tendencia. Pero desde otra perspectiva, la obsolescencia programada no tiene que ser vista como un complot siniestro por los fabricantes para maximizar las ventas. Como el experto en marketing Philip Kotler dijo a The Economist, «Mucha de la llamada obsolescencia planificada es el trabajo de las fuerzas competitivas y tecnológicas en una sociedad libre - fuerzas que conducen a productos y servicios cada vez mejores.»

Si, por un lado, esta estrategia puede mejorar productos, proporcionando incentivos para la innovación. Pero a veces el mercado no hace las cosas bien, como afirma Kotler. Por ejemplo, la idea de la obsolescencia programada es muy problemática para los que compren la versión GOLD del reloj. El pago de 12.000 $ por algo que va a ser obsoleto en pocos años es algo que sólo unos pocos pueden permitirse. A menos, claro, que descubran cómo vencer al sistema! (VJ)