160. noticias


Casio, el retorno del smartwatch original

English
octubre 2015


El gigante Japonés de la electrónica ha inaugurado recientemente una exposición de museo que muestra su rica historia en los relojes digitales, los cuales también están resurgiendo en las muñecas de hoy. La inauguración está preoarando a los consumidores para el lanzamiento de un nuevo smartwatch de Casio, previsto para Marzo del 2016.

Me adhiero a la teoría de que los ciclos de la moda ocurren cada pocas décadas. Mientras que los expertos en el campo no pueden ponerse de acuerdo exactamente con qué frecuencia ese ciclo se repite - algunos dicen que cada 20 años, mientras otros dicen que ocurren con un máximo de 40 años – lo que es cierto que las tendencias de la moda se repiten. De hecho, me he encontrado a mí mismo llevando algunos objetos que mi padre solía usar cuando tenía mi edad. Y una de las cosas que solía usar durante la década de 1980 era un reloj de pulsera digital Casio.

Casio, el retorno del smartwatch original

Hoy en día vemos más y más de esas reliquias digitales en las muñecas de los “millenials”, lo que indica que tal vez estamos trayendo un viejo ciclo a la vida. Vemos relojes digitales de época cada vez más de la talla de Casio y Seiko en las calles hoy en día. Pero poco nos detenemos a pensar que esos modelos digitales eran, de hecho, los «smartwatches» originales.

Casio, el retorno del smartwatch original

Es oportuno que Casio haya inaugurado recientemente una exposición de museo en Japón, con el objetivo de mostrar sus relojes digitales pioneros. Los abuelos de los smartwatches actuales, que a menudo no cumplían con sus expectativas de ventas después de sus lanzamientos. Kazuhiro Kashio, presidente de Casio explica: «A veces nos mostramos con características peculiares y luego sacamos esos productos cuando no se venden bien.» Estos incluyen relojes con funciones de comunicación y monitores de ritmo cardíaco, que desafortunadamente no tenían las aplicaciones diarias en ese entonces.

Casio, el retorno del smartwatch original

¿Quizás Casio se adelantó a su tiempo? Pero el futuro es otra historia, como añade Kashio, «Estamos tratando de llevar nuestro smartwatch a un nivel de perfección relojera: un dispositivo que no se rompa con facilidad, fácil de poner, y que se sienta bien de llevar.» Ha leído bien, Casio tiene previsto volver a entrar en el mercado del smartwatch, otra vez.

De hecho, de acuerdo con el Wall Street Journal, la compañía según los informes, ha estado trabajando en el desarrollo del nuevo smartwatch durante cuatro años ya. Ha sido cuidadosa de no alzar la voz, sin embargo, ya quiere asegurarse de que la nueva versión será un éxito.

Casio, el retorno del smartwatch original

El objetivo es apuntar a los hombres que se centran en los deportes al aire libre y de ocio, proporcionándoles tanto la funcionalidad como la apariencia. Pero el presidente de Casio sigue siendo cautelosamente optimista: «Yo no creo que el smartwatch será un éxito inmediato, pero queremos que crezca en el largo plazo», dijo. La marca está renunciando a hacer relojes con «truco» - que añadían algunas novedades pero no que no eran muy prácticos - y centrarse en hacer un reloj sólido primero, con funcionalidad inteligente como objetivo secundario.

Casio, el retorno del smartwatch original

Hoy en día, las operaciones de relojería de la marca constituyen aproximadamente el 50% de las ventas totales (la otra mitad la componen calculadoras, cámaras e incluso teléfonos inteligentes), lo que es un buen augurio para tratar de tomar una participación en el mercado del smartwactch cada vez más poblado. Programado para su lanzamiento en Marzo del 2016 - comenzando con los mercados de Japón y Estados Unidos - la nueva oferta Casio competirá directamente con el Apple Watch Sport, cerca del extremo superior de la escala de precios de los smartwatch.

Tras su experiencia pasada, y el actual resurgimiento de sus modelos clásicos, el mercado parece listo para recibir a un nuevo SmartWatch de Casio. Y ciertamente esperamos que pase más tiempo en nuestras muñecas que en el museo de Casio.