160. noticias



Negocios y Mercados y Estrategias - Patek Philippe está invirtiendo 500 millones de su propio dinero

English
enero 2016


A partir de 2018 todas las divisiones de la compañía estarán alojadas juntas en un nuevo edificio en Plan-les-Ouates (GE).

Hace veinte años, Patek Philippe reunió todos sus departamentos, que hasta ese momento tenía esparcidos por toda Ginebra, en de una nueva y glamorosa manufactura en Plan-les-Ouates. «En ese momento, alrededor de 1995-1996, el negocio de la relojería estaba en una situación desesperada», señala Philippe Stern, «Pero teníamos confianza en el futuro. De hecho, para el año 2003 ya teníamos sensación de agobio en nuestras nuevas instalaciones, que habíamos pensado nos situase en una buena posición durante décadas. Así que mudamos nuestra división de elaboración de cajas a una instalación cercana, y luego en 2009 ampliamos nuestra parcela en Plan-les-Ouates y renovamos otro edificio para dar cabida a nuestra taller de componentes de movimientos. Hoy en día, veinte años más tarde, el mercado está en problemas una vez más y el futuro es difícil de predecir, pero de nuevo estamos invirtiendo. Es nuestro deber para el futuro.»

Y una inversión de 500 millones de CHF: 450 millones para la construcción y 50 millones para el equipo de fabricación es una suma colosal, y es del todo auto-financiada.

Negocios y Mercados y Estrategias - Patek Philippe está invirtiendo 500 millones de su propio dinero

Thierry Stern, explica sus objetivos para el edificio: «Nuestro objetivo es hacer un compromiso duradero con Ginebra por un mayor desarrollo y el fortalecimiento de nuestras actividades aquí. Nuestro objetivo con esta nueva herramienta es mejorar aún más la calidad de nuestros productos e invertir en formación e investigación aplicada, en particular en el ámbito de los nuevos materiales. Tal como están las cosas, tenemos ya validado nuestro plan para la producción de movimientos hasta 2024, y este edificio, la mitad de cuya superficie será destinado a la fabricación, nos permitirá lograr estos objetivos. Aparte de eso, también proporcionará un hogar para nuestra artesanos y artesanas, los que hacen los brazaletes y los achaflanadores. Podremos configurar proyectos piloto para proporcionar pruebas continuas de nuestros procesos de fabricación y productos. También habrá un enorme restaurante, y un centro de servicio donde las piezas de repuesto serán producidas y almacenadas, que nos permitirá consolidar aún más nuestra actividades de restauración y renovación para los modelos heredados. Por último, vamos a centralizar todas nuestras actividades de formación para los relojeros, distribuidores y minoristas allí.»

Diseñado por los arquitectos de Ginebra Frisk de Marignac Pidoux, el nuevo edificio ha incorporado la sostenibilidad en su ADN. Los diseños no solo tienen en cuenta la gestión de la energía (la energía generada por las máquinas se recicla para calentar la comunidad adyacente) sino también la calidad «social» de los espacios, que hacen un uso abundante de la luz natural, así como su presencia en el parque empresarial de Plan-les-Ouates, y soluciones de transporte (hay 650 plazas de estacionamiento para vehículos de dos ruedas).

Por último, se necesitaba la prueba de la importancia del proyecto para el cantón de Ginebra, el permiso de construcción se publicó en el tiempo récord de tres meses. Antonio Hodgers, el concejal responsable de zonas urbanas, planificación, vivienda y energía para el cantón de Ginebra, señala: «Esto muestra que, por encima y más allá de los ingresos fiscales que se esperan recaudar, Ginebra está invirtiendo en la industria, no sólo en el sector terciario. También tenemos el deseo de preservar una imagen, la imagen de la investigación, la innovación y nuestra tradición relojera.»

Fuente: Europa Star Magazine Diciembre/Enero del 2016