160. noticias



Senator Cosmopolite, el compañero de viaje con clase

English
febrero 2016


El Senator Cosmopolite de la manufactura Germana de relojes Glashütte Original está diseñado específicamente para satisfacer las necesidades de los viajeros del mundo de hoy. Con un movimiento impresionante que puede mostrar los 37 husos horarios en un reloj, el reloj GMT es un accesorio de viaje fácil de usar y elegante.

Un reloj GMT - acrónimo de Greenwich Mean Time - es muy útil para los viajeros modernos de hoy en día que pasan de un huso horario a otro de manera regular. A pesar de que primero fueron diseñados para la aviación, las funciones GMT se han convertido en una característica popular de los relojes deportivos de hoy en día, con la capacidad de leer la hora en al menos una zona horaria adicional en una escala de 24 horas. Pero el Senator Cosmopolite de Glashütte Original no es un reloj deportivo típico que puede dar la hora en diferentes zonas horarias.

©Glashütter Uhrenbetrieb GmbH
©Glashütter Uhrenbetrieb GmbH

Vamos a empezar con su funcionalidad. Su innovador mecanismo de zona horaria permite al viajero mostrar dos zonas horarias diferentes a la vez, y elegir entre cualquiera de los 37 husos horarios. Esto ya es un paso por encima de algunos de los modelos más impresionantes de GMT en el mercado, ya que proporciona la opción de seleccionar las zonas horarias en incrementos más pequeños.

Senator Cosmopolite, el compañero de viaje con clase

La complicación debe su excelente funcionalidad al nuevo Calibre automático 89-02, desarrollado internamente por la manufactura Sajona. Su rueda de zona horaria muestra una selección de las 37 zonas horarias del mundo: 24 zonas horarias alineadas en el desplazamiento del Greenwich Mean Time que presentan un IATA en negro a las 8 en punto; otros 10 husos horarios alineados con la GMT en diferencias de media hora que aparecen en azul; y 3 zonas restantes en cuartos o tres cuartos de hora a partir de las compensaciones del GMT, que están representadas por el código correspondiente de la ubicación del IATA en rojo.

Senator Cosmopolite, el compañero de viaje con clase

Las indicaciones de diferentes colores son intuitivas y permiten al usuario identificar el desplazamiento con respecto al GMT a simple vista. Y debido a que el principal punto de referencia para el viaje en la carretera es la hora local del destino, los diseñadores del Glashütte Original han hecho la esfera de fácil lectura, dando la posición privilegiada en la esfera a la hora en viaje o en destino.

El movimiento con más de 400 componentes – y que también cuenta con una impresionante reserva de marcha de 72 horas - se puede admirar a través de su cristal de zafiro en la tapa posterior. Tal vez aún más impresionante que la esfera, es un gran ejemplo del excelente acabado y las características de la alta relojería Alemana, incluyendo el acabado en raya Glashütte, el logotipo de la marca de la «doble G» en el rotor descentrado, tornillos azulados y el puente del volante galvanizado y grabado a mano.

Senator Cosmopolite, el compañero de viaje con clase

El elegante acabado es evidente en toda la esfera en graneado en plata y lacada, que cuenta con un anillo interno de carril negro enmarcando numerales Romanos negros. A lo largo del eje horizontal central tenemos la esfera horaria del destino día / noche a las 9 en punto, que también muestra un cielo nocturno estrellado en la mitad inferior y un sol amarillo en la parte superior, que se complementa a las 3 en punto por el logotipo de la marca.

Senator Cosmopolite, el compañero de viaje con clase

El Senator Cosmopolite de Glashütte Original está disponible en una opción de caja de 44 mm en oro rojo u oro blanco, con superficies cepilladas y pulidas y una correa de piel de cocodrilo de Louisiana negro o azul a juego con el oro rojo o blanco del cierre desplegable. El reloj es un verdadero accesorio de lujo para el viajero moderno, con la capacidad de ofrecer una funcionalidad compleja en un paquete muy fácil de usar, sin sacrificar en absoluto su acabado magistral. A pesar de todo lo que significa que el reloj cueste más de 40.000 euros, no tengo duda de que la marca va a luchar por los clientes en la era de la moderna del jet-set.