noticias



La importancia de ser único, de acuerdo a Kerbedanz

septiembre 2016


Exclusividad última es el nombre del juego para la empresa con sede en Neuchatel, que se destaca por la producción de relojes muy personales.

Si bien los grabados míticos y el esmaltado es lo suyo, es posible que ya esté familiarizados con el trabajo de Tigran Kerbedanz. Él es el hombre que está detrás de la marca relativamente nueva con sede en Neuchatel, Suiza, y lo que hace que sus creaciones se destaquen son la artesanía y la exclusividad extrema.

La importancia de ser único, de acuerdo a Kerbedanz

La marca independiente se sitúa en la categoría de haute horlogerie y se centra en un segmento del mercado muy limitado - lo que llama «Most Important Personalities» o MIPs. Según la marca, los VIPs no son lo suficientemente exclusivo para sus creaciones, por lo que ha creado una categoría totalmente nueva, los MIPs:

«Describe personalidades, públicas o en la sombra, que alcanzan la condición de líderes o pioneros absolutos gracias a la inmensidad de sus bienes terrenales, el brillo envidiable de su posición social, o aura mágica de su influencia.»

El enfoque en el liderazgo tiene sentido, ya que el nombre de la marca se deriva de la palabra para el líder. Y es cierto que todos nosotros pensamos que somos únicos de una manera u otra, y tratamos de expresar nuestra personalidad a través de nuestro estilo personal. Para nosotros observadores entusiastas, es nuestra elección de relojes lo que importa.

¿Pero cuan útil es realmente diferenciar entre VIPs y MIPs? Estamos hablando aquí del 1% del 1% después de todo.

La importancia de ser único, de acuerdo a Kerbedanz

Su objetivo demográfico son aquellas personas que ya han tenido algunos de los modelos más raros y más codiciados en producción, y que están buscando algo aún más exclusivo. Al parecer, los MIPs merecen un cierto nivel de exclusividad con el uso de relojes que conectan profundamente con su vida personal, y la marca está tratando de evitar una «sensación de incompletitud» en este segmento de mercado muy exigente.

Mientras que otras marcas hacen hincapié en que sus relojes «cuentan una historia», la idea aquí es que el reloj no habla de cualquier historia, sino la historia del propietario. Ese es el trabajo del Director de Diseño Aram Petrosian, que forja una relación especial con los futuros compradores al expresar su personalidad a través de un reloj personalizado.

La importancia de ser único, de acuerdo a Kerbedanz

A través de este sistema de pedidos personales, la marca ya ha vendido cerca de cuatrocientos relojes en tres años. Algunas series muy limitadas, también han sido lanzadas, pero también tienen un toque personal.

Por ejemplo, la colección «Ê» se basa en los signos del zodiaco, pero cada diseño de reloj comienza con una fecha única, hora y lugar de nacimiento de un cliente. Esos detalles se traducen luego en una referencia numerológica, una anécdota o un precepto filosófico, que se ejecuta a la perfección en la esfera.

La importancia de ser único, de acuerdo a Kerbedanz

Todas las creaciones de Kerbedanz son concebidas, diseñadas y hechas en la propia casa, o por selectos artesanos de la red de talentos de la compañía. Se necesitan al menos tres meses del equipo para ofrecer un único reloj, pero la espera para uno de este tipo de relojes bien vale la pena para cualquier MIP que se respete a si mismo.