noticias



Presentando el TAG Heuer Connected Modular 45

English Pусский
marzo 2017


El relojero Suizo ha lanzado la segunda generación de su reloj connected basado en un diseño modular, lo que significa lujo hecho a medida para los relojes conectados y mecánicos.

Presentando el TAG Heuer Connected Modular 45

La tradición Suiza conectada con el futuro. Esa es la motivación que está detrás del nuevo TAG Heuer Connected Modular 45. Ayer, el relojero Suizo de lujo reveló esta segunda generación del reloj conectado, siguiendo la exitosa asociación con Intel y Google en el primer reloj TAG Heuer Connected.

Jean-Claude Biver, CEO de la marca y Presidente de la División de Relojería de LVMH, transmitió claramente que no es sólo una tecnología de futuro, sino que también es muy Suiza:

«Se trata de un reloj Suizo que encarna los códigos del lujo del mañana, y que no sólo le permite conectarse al futuro, sino también conectarse a la eternidad gracias a su diseño modular sencillo y elegante. El reloj está a la vanguardia de las últimas tecnologías disponibles en Silicon Valley y, al mismo tiempo, es un auténtico reloj Suizo, con el sello Swiss Made.»

Presentando el TAG Heuer Connected Modular 45

Además de estar conectado, la propuesta de valor única que ofrece el Connected Modular 45 es que es un reloj de lujo Suizo, y que también es modular (vea más arriba). Por supuesto, durante el lanzamiento del nuevo reloj, se afirmo firmemente su «Swissness».

El anuncio tuvo lugar en un prado suizo donde, según la leyenda nacional, en 1291 los representantes de los Cantones Suizos primitivos tomaron el juramento de Rütli para sellar su alianza. Con el tiempo, esta pradera de Rütli se ha convertido en un lugar simbólico donde Suiza celebra su fiesta nacional oficial.

Presentando el TAG Heuer Connected Modular 45

Pero no fueron todo RRPP. El reloj es Swiss Made, al haber sido diseñado, desarrollado y ensamblado en Suiza por TAG Heuer. Fiel a un reloj Suizo propio, sólo se han utilizado materiales de alta calidad, incluyendo titanio, cerámica y oro rosa, elaborado y terminado con una gran atención al detalle.

Lo que significa una mejora desde el primer reloj conectado de la marca de LVMH es que es modular. Casi todo se puede personalizar, pero lo más importante, el reloj permite a los usuarios intercambiar un módulo mecánico de Haute Horlogerie con uno conectado.

Presentando el TAG Heuer Connected Modular 45

Ahora, la marca afirma que se trata de un «concepto original que es nuevo en el campo de los relojes conectados». Lo que no mencionaron es que Halda ha sido la campeona del diseño modular usando módulos mecánicos hechos por Zenith y electrónicos para carreras o para realizar vuelos.

En términos de opciones mecánicas, el reloj se basa en el Carrera y los usuarios pueden optar por un modelo de tres agujas o Chronograph Tourbillon certificado por el COSC. También hay una gran variedad de materiales, colores y combinaciones.

Presentando el TAG Heuer Connected Modular 45

Este reloj se puede personalizar de entre 56 versiones diferentes disponibles (11 modelos se ofrecen como estándar y otro 45 pueden ser entregados bajo pedido). Las opciones van desde el titanio grado 5 satinado o pulido, al chapado con oro rosa 18K 5N, a la cerámica negra, con o sin diamantes.

Dependiendo de la ocasión, el usuario puede cambiar fácilmente el corazón del reloj para una opción conectada.

Presentando el TAG Heuer Connected Modular 45

Ese segundo corazón es alimentado por un procesador Intel Atom™ y opera en Android WearTM 2.0. Trae unos buenos 4 GB de memoria de almacenamiento y una batería de litio de última generación que proporciona más de un día completo de energía. Además, el configurador de esferas TAG Heuer Studio también ofrece a los clientes la posibilidad de crear sus propias esferas.

Presentando el TAG Heuer Connected Modular 45

El precio de venta del nuevo reloj también es tan variable como las opciones que permite. Sólo el Connected Modular 45 se puede tener por 1.690 francos Suizos, pero un conjunto de caja de lujo que también incluye el prestigioso módulo mecánico cronógrafo tourbillon certificado por el COSC, el Heuer-02T módulo mecánico tourbillon costará más de diez veces, 17.900 francos Suizos.