noticias



Patek Philippe Atrapa a la Gran Manzana

English
julio 2017



Por Joe Thompson

The Art of Watches Grand Exhibition New York 2017 - una pródiga nueva exposición de Patek Philippe en Nueva York que celebra el vínculo entre la ciudad y la marca - se extiende hasta el 23 de Julio y cuenta con relojes históricos y algunos nuevos lanzamientos muy especiales.

Patek Philippe Atrapa a la Gran Manzana

Han pasado 163 años desde que el cofundador de Patek Philippe, Antoine Norbert de Patek, hizo un desgarrador viaje a Estados Unidos, donde se enfrentó a una tormenta de nieve, un intento de robo, un incendio, un barco a la deriva en un río, facturas de hotel altísimas y clientes petulantes. Pero pese a todas estas tribulaciones, Patek se ganó el día: el minorista de Nueva York Tiffany pronto colocó un enorme pedido a Patek Philippe. Fue el nacimiento del vínculo muy fértil de la firma de relojería con los EE.UU.

Una pródiga nueva exposición de Patek Philippe en Nueva York celebra ese vínculo. Intitulada «The Art of Watches Grand Exhibition New York 2017», se desarrolla hasta el 23 de Julio en el salón de eventos Cipriani en Manhattan. Junto con una gran cantidad de exposiciones y demostraciones en vivo centradas en la historia de la marca, la destreza relojera y la artesanía, el espectáculo también incluye la mayor reunión de relojes Patek Philippe nunca mostrada fuera de la ciudad natal de la empresa en Ginebra. Toda la colección actual de los Estados Unidos está en exhibición, así como importantes e históricos Patek Philippe y, tal vez más notablemente, un nuevo grupo de relojes de edición especial creados específicamente para la exposición.

Patek Philippe Atrapa a la Gran Manzana

«The Art of Watches» arrancó con un evento de gala para la prensa el 12 de Julio. El CEO de Patek Philippe, Thierry Stern, subió al podio para hablar de la larga historia de su familia con la marca. (Su bisabuelo Charles Stern, junto con el hermano de Charles, Jean, compraron Patek Philippe en 1932, la familia Stern todavía es dueña de élla.) En el encuentro con la prensa ese mismo día, subrayó la importancia del mercado Estadounidense para Patek Philippe. Señaló que su abuelo, su padre y él habían vivido y trabajado en los Estados Unidos temprano en sus carreras con la compañía. «Es parte de nuestra tradición familiar venir a los Estados Unidos para aprender el negocio», dijo.

Patek Philippe Atrapa a la Gran Manzana

En la vista previa, Patek Philippe acompañó a sus invitados de los medios de comunicación en una visita por la exposición de dos pisos, de más de 1.200 metros cuadrados. Hay 10 salas, incluyendo las de la colección actual, piezas históricas del Museo Patek Philippe, grandes complicaciones y demostraciones de artesanías. Todas las salas fueron construidas específicamente para la exposición. Entre los notables de Patek Philippe de Ginebra para responder a las preguntas de los periodistas se encontraban la directora de diseño Sandrine Stern (que también es esposa de Thierry Stern) y la conocida esmaltadora Anita Porchet. Dirigieron una delegación de artesanos y artesanas de Patek Philippe, quienes hicieron demostraciones en vivo de su experiencia en grabado, marquetería y esmaltado.

Patek Philippe Atrapa a la Gran Manzana

Una sala está dedicada a antiguos y Pateks pertenecientes a destacados estadounidenses: Duke Ellington, John F. Kennedy, George Patton, Joe DiMaggio, Jack Daniels y otros. Once relojes comisionados por el banquero Henry Graves Jr. y el magnate del automóvil James Ward Packard también se muestran en esta sala. Ambos eran destacados coleccionistas de relojes ultra complicados.

Patek Philippe Atrapa a la Gran Manzana

Otras piezas históricas mostradas incluyen la versión de oro amarillo del calibre 89, que, cuando se completó en 1989, era el reloj más complicado jamás fabricado (Patek Philippe también hizo versiones de oro rosa, oro blanco y platino del reloj). Un reloj esmaltado en azul que la Reina Victoria compró en 1851 se muestra junto a un retrato de la reina.

Los asistentes a la exposición no se pueden llevar ninguno de estos tesoros a casa, pero pueden comprar una de las nueve piezas especiales de la exposición decoradas con motivos Americanos y fabricadas en serie limitada. La más importante de ellas es la referencia 5531 New York 2017, que es el primer reloj de la compañía en combinar un repetidor de minutos y una función de tiempo mundial.

Patek Philippe Atrapa a la Gran Manzana

Patek Philippe señala que el reloj es el único en que el tiempo que suena en el repetidor no es el tiempo en casa, como en otros relojes de repetidores de hora mundial, sino la hora local. El reloj tiene una esfera de esmalte cloisonné producida por Porchet que representa el horizonte de Nueva York por la noche o durante el día (se harán cinco piezas de cada versión). El precio: 550.000 $. Stern dijo que esperaba vender los 10 a los coleccionistas Estadounidenses.

Patek Philippe Atrapa a la Gran Manzana

Patek Philippe también ha usado el motivo del horizonte de Nueva York para los temporizadores mundiales de edición especial (sin repetidores) para hombres (Ref. 5230G New York 2017, 47.000 $) y mujeres (Ref. 7130G New York 2017, 56.702 $). También hay ediciones especiales de los modelos Calatrava para hombres y mujeres y un repetidor de minutos tachonado de diamantes del que, a un precio de 447.939 $. Se harán tres piezas.

Patek Philippe Atrapa a la Gran Manzana

Por último, las piezas de edición especial incluyen relojes de bolsillo únicos decorados con temas Americanos, incluyendo los primeros pasos del hombre en la luna, águilas calvas y Napa Valley, y relojes de mesa con escenas esmaltadas del puente de Brooklyn por la noche, un juego de béisbol (Incorporando retratos de jugadores reales de antaño), y los buscadores de oro del siglo XIX.