noticias



Camomile de Alexander Shorokhoff, un nuevo “florido cuento de hadas”

English Pусский
noviembre 2017


Camomile de Alexander Shorokhoff, un nuevo “florido cuento de hadas”

El último reloj del relojero Alemán muestra una combinación de técnicas artísticas en una esfera que llama la atención. Por debajo, el reloj sigue siendo tan Alemán como siempre.

Camomile de Alexander Shorokhoff, un nuevo “florido cuento de hadas”

Lo que me gusta de los relojes de Alexander Shorokhoff es que no me parecen específicamente «Alemanes» en su estética. El relojero toma algunos riesgos en términos de su estilo, lo que hace que sus cronómetros sean únicos y casi artísticos.

Pero no me malinterpreten, también me gustan los otros aspectos por los que generalmente se conoce a la relojería Alemana. Y puede estar seguro de que con un reloj Alexander Shorokhoff seguirá obteniendo las cualidades por las que los relojes Alemanes son conocidos: diseños eficientes, excelente ejecución y excelente relación valor / precio.

Camomile de Alexander Shorokhoff, un nuevo “florido cuento de hadas”

La marca ha estado usando esa combinación con gran efecto para celebrar su 25 aniversario, y el modelo Camomile es un buen ejemplo.

El nuevo lanzamiento se encuentra dentro de la línea de Alexander Pushkin, que fue un gran poeta y escritor, por lo que esperaríamos algún toque artístico en este reloj. Y este fascinante «florido cuento de hadas» probablemente tocaría incluso al mismo Alexander Pushkin.

Camomile de Alexander Shorokhoff, un nuevo “florido cuento de hadas”

La atracción principal del reloj es, sin duda, la esfera, que realmente está a la altura del tema «Arte en la muñeca» de la colección. Vemos una combinación de diferentes técnicas aplicadas, como el grabado manual, el grabado láser y el recubrimiento manual de esmalte. El resultado es bastante cautivador, produciendo una fascinante imagen tridimensional.

Es bastante impresionante lo que la marca ha logrado en la esfera del Camomile, especialmente si se considera que solo se desarrolló en los últimos años.

Camomile de Alexander Shorokhoff, un nuevo “florido cuento de hadas”

A pesar de que la esfera es la atracción principal, el movimiento también merece una mención. El calibre automático Suizo ha sido rediseñado por la marca, como todos los demás que usa en sus relojes. Eso incluye volver a grabar y chapar con rodio, además de probarlo y ajustarlo durante 21 días en 5 posiciones para garantizar la precisión.

Una caja de acero inoxidable completa el aspecto, con su acabado cepillado pulido, coronado por ambos lados con cristal de zafiro.

El Camomile ha sido lanzado en una edición limitada de solo 5 piezas, con otros 5 modelos lanzados un motivo de esfera «Imperial». Cada uno se vende por una cantidad inferior a los 5.000 euros.