30. que-hay-de-nuevo


Una mirada de cerca a la nueva colección Santos de Cartier

SIHH 2018

English
enero 2018


Una mirada de cerca a la nueva colección Santos de Cartier

La marca Parisina actualiza otra de sus colecciones clásicas de relojes de pulsera, con una nueva versión del icónico Santos presentado en el SIHH de este año.

El año pasado fue grande para el relojero de lujo Cartier. Comenzó en el SIHH 2017 con la reintroducción del Panteón, que fue seguido con la gran celebración del centenario del Tank.

Bien encarriladas las cosas (sin juego de palabras) este año, Cartier ha vuelto a lanzar el Santos, otro ícono en el fuerte repertorio de relojes de la marca.

Una mirada de cerca a la nueva colección Santos de Cartier

Algunos de ustedes ya estarían familiarizados con la forma en que comenzó este reloj. Según cuenta la historia, Alberto Santos Dumont entabló amistad con Louis Cartier, y en 1901 el famoso aviador e inventor se quejó de las dificultades que tenía para controlar el tiempo en su reloj de bolsillo mientras volaba.

Tres años más tarde, su amigo Louis entregó su primer reloj de pulsera diseñado a propósito, el Santos-Dumont.

Una mirada de cerca a la nueva colección Santos de Cartier

La última versión de esta colección tomó la forma del Santos 100, que se presentó por primera vez en 2004. Catorce años después, y finalmente tenemos una actualización de la colección.

El nuevo reloj está disponible en dos tamaños, una versión mediana de 35.1 mm y una versión grande de 41.9 mm. Ambas están disponibles en las mismas opciones de material de caja: acero inoxidable, acero de dos tonos, oro rosa u oro amarillo, pero solo la opción más grande viene en una versión esqueletizada.

Una mirada de cerca a la nueva colección Santos de Cartier

Tener varias versiones bastante diferentes del Santos para elegir significa que sus precios varían bastante. Por ejemplo, la versión mediana en acero inoxidable cuesta 6.250$, mientras que la versión grande de oro rosa esqueletizada cuesta más de 60.000$.

El reloj Santos original fue diseñado para un alto rendimiento, y esa tradición también continúa gracias a un sólido movimiento que impulsa esta nueva colección.

Una mirada de cerca a la nueva colección Santos de Cartier

El calibre 1847 MC presenta un tratamiento de níquel fósforo antimagnético y un escudo hecho de una aleación paramagnética que hace que el movimiento sea resistente a los campos magnéticos.

La forma general del reloj también permanece relativamente constante, como se podría esperar de un diseño tan atemporal. Con su forma cuadrada haciendose eco de las cuatro esquinas angulares de la Torre Eiffel, está claro que este reloj es un pariente del icónico Tank.

Una mirada de cerca a la nueva colección Santos de Cartier

El bisel ahora cuenta con líneas más elegantes y proporciona una mejor integración entre la caja y la correa. Lo que no ha cambiado, sin embargo, son los ocho tornillos que se encuentran en el bisel, un homenaje a las estructuras de acero mecánicas asociadas con la edad de oro de la arquitectura urbana.

La correa ofrece muchas opciones, como el acero, oro, piel de becerro o piel de cocodrilo, todas ellas intercambiables gracias al sistema de patente pendiente QuickSwitch de Cartier oculto debajo de la correa.

Una mirada de cerca a la nueva colección Santos de Cartier

Otra buena característica es la integración de la tecnología de ajuste automático SmartLink de la marca, también pendiente de patente, que ajusta la longitud de la pulsera de metal al enlace más cercano sin el uso de una herramienta.

Siguiendo el año pasado, Cartier parece enfocarse en refrescar sus emblemáticos relojes anualmente. Este año fue el turno de la colección Santos, que nuevamente muestra que con algunos retoques menores, un clásico reloj Cartier puede verse tan moderno como siempre.