que-hay-de-nuevo



Una retrospectiva en el Chronomètre à Resonance

English
abril 2018


Una retrospectiva en el Chronomètre à Resonance

Ya tiene 35 años, el innovador movimiento de cronómetro resonante de F.P. Journe nos trajo el primer reloj de pulsera en funcionar basado en los principios de resonancia física.

La grandeza no ocurre en un día. Lleva años de práctica y experimentación, que gradual e incrementalmente se acumulan en algo especial. Igualmente importante, la grandeza solo puede lograrse porque todos nos apoyamos en los gigantes, en la grandeza del pasado.

En este caso, es François-Paul Journe parado sobre esos hombros y aspirando a la grandeza. Antide Janvier es uno de esos gigantes que dominó el fenómeno de la resonancia física en un reloj con un regulador. Y antes de él, hace casi 400 años, Christian Huygens fue el primero en notar que dos relojes de péndulo colocados en la misma pared sincronizaban sus movimientos.

El prototipo de 1983 del movimiento resonante
El prototipo de 1983 del movimiento resonante

La resonancia es un fenómeno natural y cualquier cuerpo animado, ¡usted y yo incluidos! - transmite una vibración a su entorno. Cuando otro cuerpo recoge las vibraciones, absorbe su energía.

En lo que respecta a la relojería, eso significa que dos movimientos independientes, uno al lado del otro, se sincronizan, como Huygens observó y Janvier dominó. Ese es el fenómeno que ha sido capturado por F.P. Journe, pero en una aplicación más moderna y en una escala más pequeña.

Edición 2002 del Resonance mostrando la esfera «New York»
Edición 2002 del Resonance mostrando la esfera «New York»

Por supuesto, un reloj no es un péndulo, y la reducción de un gran péndulo doble dentro de los límites del reloj de pulsera es una tarea complicada. A pesar de la dificultad y las dudas, F.P. Journe se embarcó en el viaje.

Después de algunas dificultades (incluido el abandono del proyecto por un tiempo), François-Paul Journe finalmente presentó un prototipo funcional de un movimiento de pulsera resonante en 1983.

Una retrospectiva en el Chronomètre à Resonance

A pesar de haber sido desarrollado hace 35 años, solo en 2000 el primer reloj de pulsera con «resonancia» haría su estreno mundial comercial en la forma del Chronomètre à Resonance.

Entonces, ¿cómo lo logró? Bueno, el movimiento tiene dos volntes, cada una sirve alternativamente como un «excitador» y un «resonador». Cuando los dos volantes están en movimiento, entran en armonía gracias al fenómeno de la resonancia. Finalmente, comienzan a latir naturalmente en oposición y dan más inercia al movimiento.

Una retrospectiva en el Chronomètre à Resonance

¿Cómo resulta esto una mayor precisión en el cronometraje? Mientras que una perturbación externa afecta el funcionamiento de un movimiento mecánico tradicional, esa misma perturbación del Chronomètre à Resonance acelera uno de los volantes tanto como ralentiza el otro. Gradualmente, los dos volantes retornan a la armonía gracias al fenómeno de la resonancia física, y así eliminan la perturbación.

Para 2004, F.P. Journe llevó el Chronomètre à Resonance a otro nivel de la relojería fina al fabricar este movimiento de alta relojería en metales preciosos; en oro rosa de 18 quilates para ser exactos. Desde entonces, todos los cronómetros de precisión de la marca se producirán en metales preciosos, como las Ruthenium Series.

F.P. Journe 2010 Chronome Resonance
F.P. Journe 2010 Chronome Resonance

Para conmemorar el décimo aniversario del emblemático reloj de pulsera en 2010, la marca presentó una nueva versión que indica 24 horas con un una esfera a las 9 en punto. Una esfera en guilloche plateado a las 3 en punto proporcionó una segunda zona horaria que indica la hora local. La edición 2010 del Chronomètre à Resonance recibió el Gran Premio de Complicación en el Grand Prix d’Horlogerie en Ginebra ese mismo año.

Una retrospectiva en el Chronomètre à Resonance

Sin duda F.P. Journe lanzará nuevos modelos del Chronomètre à Resonance en los próximos años, con 2020 siendo un hito obvio como el 20 aniversario del reloj. Pero al igual que con todas las grandes creaciones, se encuentran sobre los hombros de los logros anteriores. En este caso, ese es el movimiento prototipo desarrollado por F.P. Journe hace unos 35 años.