time-business



¿Qué sabemos de Shinola en realidad?

NOTAS DE VIAJE 🇺🇸 DETROIT

English Français
julio 2018


¿Qué sabemos de Shinola en realidad?

¡La aventura continúa! Todavía estamos en Detroit, la ciudad Estadounidense decidida a levantarse de sus cenizas industriales. En Shinola, producen relojes, bicicletas y, ahora, material de audio. Y la marca inaugurará su primer hotel a fin de año. ¡Un paraíso para los hipsters post-industriales!

Después de los relojes, bicicletas, cuadernos de notas y tocadiscos, ¡es el turno de los altavoces y auriculares! Después de todo, ¿por qué una marca de relojes debería limitarse a su misión principal, especialmente si su ritmo es el estilo de vida? Es cierto que Shinola, lanzada en 2011 por Tom Kartsotis (el fundador de Fossil), ha llevado las cosas al extremo, ya que se espera que abra su primer hotel en Detroit para fin de año. ¡Y ya ha lanzado su propia cola!

«Nos estamos diversificando, porque todavía somos una empresa emergente en pleno desarrollo creativo», subraya Jeffrey Trosch, el gerente de comunicacion de Shinola a quien conocimos en los Estados Unidos. «Pero nuestra prioridad absoluta y leitmotiv, sea cual sea la categoría de producto , es el diseño.»

Los relojes siguen siendo el principal negocio de esta joven marca con un nombre antiguo: Shinola fue una famosa fabricante estadounidense delustre para zapatos durante la primera mitad del siglo XX, y que también dio origen a una expresión en la década de 1940, (“know shit from Shinola”...). Hoy, la compañía tiene no menos de 28 boutiques exclusivas en los EE. UU., Desde Boston a Honolulu. También se distribuye en varias tiendas de renombre en Europa, como Le Bon Marché en París, y ha abierto su propia boutique en el Viejo Continente, en Londres.

En los Estados Unidos, su mercado principal, la marca ha adoptado un modelo de distribución original, ya que está representada únicamente por sus tiendas principales, o en Internet. De hecho, Shinola se está desempeñando con éxito on-line, que ahora representa «una gran parte de nuestra facturación, a través de nuestra plataforma de comercio electrónico», en palabras de Jeffrey Trosch.

El Runwell 41mm Silver Watch

¿Lo siguiente son los relojes mecánicos?

El diseño elegante, ultra clásico y elegante de los relojes se ha ganado a las nuevas generaciones de compradores en los Estados Unidos. Porque, como habrán comprendido, Shinola no es nada si no tiene un estilo consistente. «Nuestras líneas más vendidas son Bedrock y Runwell, y nuestros precios oscilan entre los 550 y los 2.200 dólares, con un precio promedio de 800 dólares», detalla Jeffrey Trosch.

La marca produce casi exclusivamente relojes de cuarzo, a excepción de algunas series mecánicas en ediciones limitadas. Y, naturalmente, desde la fábrica de Shinola en Detroit, donde se montan los relojes, nació de una asociación con un campeón suizo de relojes de cuarzo, Ronda. Sin embargo, el fabricante con sede en Basilea se convirtió recientemente a los calibres mecánicos, que ahora vende a una variedad de marcas. Entonces, ¿cuándo Shinola dará el gran salto a lo automático?

Un símbolo en Detroit

Hace dos años, la estricta Federal Trade Commission (FTC) amonestaba a la marca por los orígenes Suizos y no Estadounidenses de ciertos componentes de sus relojes, incluidos, precisamente, los de su socio Ronda. Desde entonces, ha tenido que usar la etiqueta «Hecho en Detroit utilizando piezas Suizas e importadas». Pero a quién le importa la etiqueta, dirían los lugareños, porque en Detroit, la marca se ha convertido en el símbolo vivo de una ciudad que busca crear un sueño post-industrial, ya que la «Motor City» quedó arruinada hace tiempo por la deslocalización globalizada...

¿Qué pasará el día en que los hipsters se afeiten la barba y vuelvan a buscar productos más futuristas?

Los talleres de Shinola ahora emplean a unas 650 personas. La marca comparte sus locales del Argonaut Building con un famoso establecimiento de diseño industrial, el College for Creative Studies, y no duda en utilizar a sus jóvenes talentos. No contenta con volver a dar vida a la imagen de Detroit, Shinola se está colocando ahora en el papel de apoyo moral a los inmigrantes, con su nueva línea Statue of Liberty, una extensión de su serie Great Americans y, ante todo, una referencia al tenso contexto político sobre este tema en los Estados Unidos.

¿Qué sabemos de Shinola en realidad?

El desafío que enfrentará Shinola será resistir la prueba del tiempo, cuando la predilección actual por las líneas vintage ultra-clásicas empiece a decaer. ¿Qué pasará el día en que los hipsters se afeiten la barba y comiencen a mirar hacia productos más futuristas una vez más? Ese día, Shinola todavía podrá contar con su elegancia natural...