10. time-business


Europa Star Europa Star Europa Star

Van Cleef & Arpels: un logro envidiable

English Français Pусский
agosto 2018


Van Cleef & Arpels: un logro envidiable

Van Cleef & Arpels fue uno de los pioneros de las complicaciones del reloj con un toque poético y floral, dirigido a las mujeres. El camino trazado por este joyero de París, más que centenario y descaradamente exitoso, ha engendrado muchos emuladores, por no decir copistas. Entrevistamos a su presidente y CEO, Nicolas Bos, quien también posee las riendas artísticas de una marca que es extremadamente consistente tanto estética como estratégicamente, y que ha evitado los remolinos que han sacudido la «nave» de Richemont en los últimos tres años.

Van Cleef & Arpels es una marca aparte dentro del Grupo Richemont. Al igual que el «buque insignia» de Cartier, no está bajo la supervisión directa del jefe relojero del grupo, Jérôme Lambert. Su CEO, Nicolas Bos, tiene la particularidad de asumir tanto la gestión operativa como artística de la marca. Y sus muchos años en el negocio de la joyería significan que ha sido escandalosamente exitoso, mientras que el negocio de relojería de Richemont se ha visto severamente afectado durante los últimos tres años por la crisis China. Además, su estabilidad gerencial se destaca en un grupo que está en plena reestructuración.

Fundada en 1906 y adquirida por Richemont en 1999, la compañía con sede en París se especializó temprano en un nicho de mercado que ha sido muy copiado desde entonces: el de las complicaciones poéticas, principalmente para las mujeres. También tiene la característica única de vender sus joyas y diseños relojeros solo en sus propias boutiques (de las cuales tiene más de 120). Según las estimaciones del banco Vontobel, la facturación de Van Cleef & Arpels se acerca a los mil millones de francos Suizos, lo que la convertiría en la segunda marca más rentable después de Cartier.

Lady Arpels Planetarium
Lady Arpels Planetarium

Desde el punto de vista de la producción, su colección principal es incontestablemente la Alhambra. Pero lo más destacado del show de relojería en el último SIHH fue, por supuesto, el nuevo Lady Arpels Planetarium, una pieza desarrollada en colaboración con la marca independiente, Christiaan van der Klaauw. Y ese es otro punto que lo distingue de sus compañeras en Richemont, que son muy reacias a revelar los nombres de sus socios: ya sea van der Klaauw, Jean-Marc Wiederrecht o François Junod, Van Cleef & Arpels no hace ningún misterio sobre sus colaboradores, ¡aunque no se puede decir lo mismo de sus resultados comerciales!

«Durante más de un siglo, la compañía se ha expresado ante todo a través de sus joyas, con una gran abundancia de diseños creativos. La joyería nos dio la oportunidad de explorar una gran cantidad de campos de expresión, como la naturaleza, la danza, la poesía y el teatro. De estos campos sacamos la filosofía que nos corresponde, centrada en valores positivos, como la infancia, la ingenuidad, la inocencia. Hoy, eso corresponde tanto a nuestras joyas como a las creaciones relojeras», resume un sereno Nicolas Bos. Europa Star fue a su encuentro.

Varias compañías de joyería han hecho incursiones en la relojería, pero no se han quedado, o simplemente mantienen ese negocio como mínimo. Como joyero, ¿cómo se establece en el negocio de la relojería a largo plazo?

La relojería sigue siendo un mundo bastante técnico, más bien masculino. Primero es el mundo de un ingeniero. Nuestra visión del tiempo es bastante inusual. Es más narrativo, más femenino, está orientado al ritmo de la naturaleza y no a la medición del rendimiento, siendo los cronógrafos el ejemplo más extremo de eso. ¡Nuestros colegas lo hacen muy bien ya!

A través de relojes de joyería de lujo hemos desarrollado una filosofía que explota el potencial de los movimientos mecánicos para diseñar complicaciones poéticas. La relojería es para la joyería lo que el cine es para la fotografía: ¡la pone en movimiento! Nuestra visión es muy simple: no comenzamos con el lado técnico o mecánico, sino con la narrativa. Por ejemplo, mostramos sin vergüenza el lado muy «demostrativo» del autómata. Es poesía, pero no es restrictiva.

«La relojería es para la joyería lo que el cine es para la fotografía: ¡la pone en movimiento!»

Las marcas del Grupo Richemont han integrado verticalmente su producción en gran medida en los últimos años. Pero en su negocio de relojería ha hecho todo lo contrario y ha forjado numerosas asociaciones con otras compañías...

Es cierto que, dado que la nuestra es esencialmente una cultura de manufactura de joyas, no hemos integrado sistemáticamente el know-how de la relojería. En cambio, reunimos a las figuras más competentes del mundo de la relojería y conseguimos que trabajaran con nuestros joyeros con sede en París. La idea era en primer lugar diseñar las cajas alrededor de movimientos existentes.

Pero, de hecho, Van Cleef & Arpels a menudo ha coproducido relojes en el pasado. Con Universal, por ejemplo. Nuestra compañía siempre ha buscado los mejores movimientos para afiliarlos con nuestra experiencia en diseño. Eso también explica nuestra filosofía de promover a los relojeros que trabajan con nosotros, ya sean de otras marcas como Jaeger-LeCoultre o Piaget, o relojeros independientes como Jean-Marc Wiedderrecht. Para nuestros clientes, es tranquilizador.

Lady Arpels Jour Féerique
Lady Arpels Jour Féerique

Por otro lado, está 100% integrada verticalmente en lo que a la distribuciónse refiere, ya que ha decidido trabajar únicamente a través de sus propias boutiques. ¿No podrían los socios minoristas ser clave para ganar ciertas regiones o coleccionistas?

Hicimos esta elección estratégica porque nuestros productos relojeros son parte de nuestra oferta de joyería. Además, nuestros relojes son productos altamente específicos, que no son necesariamente fáciles de explicar. Seguimos siendo una marca atípica. Por ejemplo, probamos un experimento interesante un día con la boutique Chronopassion en París. Está más orientada a los aspectos técnicos que nosotros, pero al final los clientes vinieron a comprarnos nuestros productos... No creo que nuestra gama de relojes sea lo suficientemente tradicional como para hacer «al por mayor».

Midnight heure d'ici & heure d'ailleurs
Midnight heure d’ici & heure d’ailleurs

¿Qué feedback obtuvieron del último SIHH?

El programa de este año no fue ni histéricamente optimista ni pesimista. En lo que a nosotros respecta, nos beneficiamos del buen desempeño de la joyería y, además, sufrimos menos que otras marcas por los caprichos de la distribución mayorista. No experimentamos los efectos exacerbadores de acumulación y liquidación de inventario.

Estoy viendo un resurgimiento del crecimiento en Asia. Japón se está recuperando. El mercado Estadounidense sigue siendo fuerte si ya está bien establecido. Por otro lado, Europa está sometida debido a problemas de seguridad y un euro fuerte. La caída en el número de turistas ha llevado a una desaceleración de los negocios en Europa.

Hemos visto una proliferación de complicaciones poéticas, femeninas y «orgánicas» en el mercado de relojes. ¿Han abierto un nuevo territorio aquí?

¡Es el precio del éxito! Hasta que llegamos a la escena, las complicaciones para las mujeres eran un área subdesarrollada de la relojería. Hemos desarrollado códigos estéticos muy originales. Pero han despertado el apetito de otros jugadores.

Hoy, estamos viendo productos que se parecen increíblemente a nuestros diseños, nuestras flores, nuestras mariposas. Ok, no tenemos el monopolio de las mariposas... Pero uno de los desafíos que enfrentamos es la proliferación de copias. Cuando tenemos que hacerlo, tomamos medidas legales contra falsificaciones y copias.

Van Cleef & Arpels: un logro envidiable

«Uno de los desafíos que enfrentamos es la proliferación de copias. Cuando tenemos que hacerlo, tomamos medidas legales contra falsificaciones y copias.»

La competencia parece estar aumentando en el frente de la joyería, donde hay menos concentración de mercado que en la relojería.

El mercado de joyería continúa creciendo. Hace veinte años, solo el cinco por ciento de los artículos de joyería llevaban la firma de una marca internacional. Nuestra participación en el mercado, como la de otras compañías históricas, está creciendo. Hoy en día, la joyería de marca representa quizás 15-20%, pero nunca representará a todo el mercado.

Van Cleef & Arpels: un logro envidiable

Otro tópico que está en boca de todos hoy es la «personalización». ¿Cuál es el grado efectivo de personalización, o incluso a medida, en Van Cleef & Arpels?

Ofrecemos una gran variedad de personalización de joyería para nuestros relojes, pero también ofrecemos modificaciones a la esfera a través de nuestros talleres de esmaltado. Con el modelo Pont des Amoureux, podemos cambiar la decoración y las agujas, por ejemplo. Producimos una gran cantidad de artículos únicos, con esferas a medida. Y puede suceder que modifiquemos el movimiento. Trabajar a medida siempre ha sido una parte bastante importante de nuestro negocio, pero es estable. Los clientes quieren seguir confiando en nosotros en lo que se refiere al diseño artístico, no necesariamente quieren desempeñar un papel en él.